Los papeles de Aspern, de Henry James

sábado, 25 de junio de 2016


"Había llegado yo a tener confianza con la señora Prest; en realidad, bien poco habría avanzado yo sin ella, pues la idea fructífera, en todo el asunto, cayó de sus amistosos labios. Fue ella quien inventó el atajo, quien cortó el nudo gordiano. No se supone que sea propio de la naturaleza de las mujeres el elevarse, por lo general, al punto de vista más amplio y más liberal, quiero decir, en un proyecto práctico; pero algunas veces me ha impresionado que lancen con singular serenidad una idea atrevida, a la que no se habría elevado ningún hombre. «Sencillamente, pídales que le acepten a usted en plan de huésped.»"

Este 2016 se cumplen cien años de la muerte del escritor americano más europeo, Henry James. Y la mejor manera de recordar al autor de obras tan importantes como Retrato de una dama, Las bostonianas o el terrorífico relato de Otra vuelta de tuerca es, efectivamente, leyendo algún libro suyo. Por esto, cuando vi que Navona había incluido en su colección de ineludibles una obra de James no lo dudé ni un segundo. Hoy os traigo Los papeles de Aspern, de Henry James.

El cazador de historias, de Eduardo Galeano

lunes, 13 de junio de 2016


"El viento borra las huellas de las gaviotas.
Las lluvias borran las huellas de los pasos humanos.
El sol borra las huellas del tiempo.
Los cuentacuentos buscan las huellas de la memoria perdida, el amor y el dolor, que no se ven, pero no se borran."

El 13 de abril del pasado año hizo la vuelta al mundo la triste noticia de la muerte del escritor uruguayo Eduardo Galeano. Precisamente en aquel momento me hallaba inmerso en la lectura de El libro de los abrazos, que me dejó realmente impresionado. Galeano se hizo célebre con su libro Las venas abiertas de América Latina que se convirtió en la Biblia de la izquierda latinoamericana hasta el punto de que llegó a ser el regalo que le hizo Hugo Chávez a Barack Obama. Aunque Galeano defendió más tarde que ni uno ni otro entendieron el texto del libro, e incluso más tarde llegó a decir que, aunque no se arrepentía de haberlo escrito, lo concibió en una etapa "ya superada", lo cierto es que después de él siguió escribiendo libros realmente formidables, siendo constantemente citado por grandes pensadores. Hoy os traigo la última obra de este gran escritor, sociólogo y filósofo, El cazador de historias, de Eduardo Galeano.

Departamento de especulaciones, de Jenny Offill

miércoles, 8 de junio de 2016


"Tres cosas que nadie ha dicho nunca de mí:
Haces que todo parezca fácil.
Eres muy misteriosa.
Tienes que tomarte más en serio."

De las últimas novedades de Libros de Asteroide me llamó especialmente la atención el que os traigo hoy por su sinopsis ambigua, sin una línea clara. Venía de la lectura rápida e hilarante de Eduardo Mendoza y me apetecía una pausa para reflexionar, una lectura profunda, para degustar lentamente. Así, hoy os traigo Departamento de especulaciones, de Jenny Offill.

El laberinto de las aceitunas, de Eduardo Mendoza

martes, 31 de mayo de 2016


«-No se me pasa por alto –peroré, pues- que ha sonado la hora fatídica de mirar hacia atrás con la serena lucidez del que sabe que va a caer el telón y que, a poco que remolonee, no tendrá que hacer balance. No diré que dejo este mundo sin pena; entre los muchos sentimientos contradictorios e inoportunos que en mi ánimo luchan con resultados generalmente nefastos no están el estoicismo preclaro ni la elegante resignación. Es triste constatar, al levar anclas, que jamás he poseído las virtudes más excelsas de la hombría: soy egoísta, timorato, mudable y embustero. De mis errores y pecados no he salido ni sabio ni cínico, ni arrepentido ni escarmentado. Dejo mil cosas por hacer y otras mil por conocer, de entre las que citaré, a título de ejemplo, las siguientes: ¿por qué ponen huevos las gallinas?, ¿por qué el pelo de la cabeza y el de la barba, estando tan juntos, son tas distintos?, ¿por qué nunca he conocido a una mujer tartamuda?, ¿por qué los submarinos no tienen ventanas para ver el fondo del mar?, ¿por qué los programas de televisión no son un poco mejores? Ídem creo que la vida podría ser más agradable de lo que es, pero es probable que esté equivocado, o que no sea tan mala, sino sólo una pizca banal. Tonto, indolente y desinformado he llegado a ser lo que soy; tal vez si hubiera sido más cerril habría llegado más lejos. Nadie elige su carácter y sólo Dios sabe quién y cómo juzga nuestros méritos. Si tuviera estudios lo entendería todo. Como soy un asno, todo es un enigma. No sé si me pierdo gran cosa.»

El mes pasado os contaba que este año me he propuesto conocer bien a este célebre escritor barcelonés y, para empezar, he decidido leer su única saga, que mezcla novela negra y cómica. Si en abril le tocó a la primera de las aventuras del detective loco y sin nombre que protagoniza esta saga, El misterio de la cripta embrujada, este mes os traigo la segunda de ellas, El laberinto de las aceitunas, de Eduardo Mendoza.

Una forma de vida, de Amélie Nothomb

domingo, 29 de mayo de 2016


"Un artista que no duda es un individuo tan agobiante como un seductor que se cree en tierra conquistada. Detrás de toda obra se esconde una pretensión enorme, la de exponer tu visión del mundo. Si semejante arrogancia no se compensa con la angustia de la duda, el resultado es un monstruo que es al arte lo que el fanático es a la fe."

Hacía ya tiempo que leía el nombre de Amélie Nothomb por todos lados, no daba crédito de que una sola escritora pudiera sacar novedades tan a menudo, y me sorprendía el hecho de que en muchas de las portadas de sus libros aparecía ella misma y ella misma era la protagonista de sus tramas. La curiosidad por ella fue creciendo, y finalmente elegí aleatoriamente uno de sus libros. Mientras lo leía, me informé mejor sobre esta escritora belga y me enteré de que tenía por tradición publicar un libro al año, que lo hacía desde 1992 y que, de hecho, escribía cuatro al año y enviaba la que más le gustaba a la editorial. Curiosa figura, ¿no? Hoy os traigo Una forma de vida, de Amélie Nothomb.