Platero y yo, de Juan Ramón Jiménez

martes, 24 de mayo de 2016


"Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro.
Lo dejo suelto, y se va al prado, y acaricia tibiamente con su hocico, rozándolas apenas, las florecillas rosas, celestes y gualdas... Lo llamo dulcemente: "¿Platero?", y viene a mí con un trotecillo alegre que parece que se ríe, en no sé qué cascabeleo ideal..."

Llevaba mucho tiempo rondando este libro, observándolo desde la distancia. Al contrario de lo que normalmente me sucede, sus pocas páginas y su aparente sencillez, en contraste con la fama que tiene, me atemorizaba. Sin embargo, cuando, después de ver el programa Léeme sobre este libro, vi esta hermosa edición conmemorativa en una librería de segunda mano, me decidí por abordarlo. Hoy os traigo Platero y yo, de Juan Ramón Jiménez.

La niña perdida, de Elena Ferrante

jueves, 19 de mayo de 2016


"—¿Qué significa que Nino es una inteligencia sin tradiciones?
Ella me miró irónica.
—Que no es nadie. Y que para el que no es nadie convertirse en alguien es más importante que cualquier otra cosa. La consecuencia es que el señor Sarratore es una persona de poco fiar.
—Yo también soy una inteligencia sin tradiciones.
Sonrió.
—Sí, tú también, y por eso no eres de fiar."

Finalmente ha llegado el momento que tanto temía: he acabado la tetralogía Dos amigas. No me puedo creer que haya llegado el final de esta inolvidable historia de la amistad entre dos niñas que nacieron en un barrio pobre de la ciudad italiana de Nápoles. En La amiga estupenda se relata su infancia, en Un mal nombre vivimos el éxtasis y los enamoramientos apasionados de su juventud y en Las deudas del cuerpo sufrimos con la llegada de la adultez las consecuencias de las decisiones tomadas bajo aquel ímpetu. Ahora, en el final del camino, llega la madurez y la vejez. Hoy os traigo La niña perdida, de Elena Ferrante.

Instrumental, de James Rhodes

lunes, 16 de mayo de 2016


"La música clásica me la pone dura.
Ya sé que para algunas personas ésta no será una frase muy prometedora. Pero si quitáis la palabra "clásica", a lo mejor ya no está tan mal. Puede incluso que entonces pase a ser comprensible. Porque entonces, gracias a la palabra "música", tendremos algo universal, algo emocionante, algo intangible e inmortal".

Es bien sabido que la mayoría de veces que se empieza un libro con unas expectativas muy altas acaba en decepción. Incluso aunque sea bueno, pocas veces alcanza -o supera- lo que te habían llevado a imaginar las recomendaciones apasionadas de otros lectores. Sin embargo, hay veces -pocas- en que las conclusiones coinciden con las expectativas y uno no tiene más remedio que sumarse a las muchas voces que insisten en recomendar esta lectura. Esto es lo que me ha sucedido con el libro que os traigo hoy, Instrumental, de James Rhodes.

El tambor de hojalata, de Günter Grass

jueves, 12 de mayo de 2016


"Lo reconozco: estoy internado en un establecimiento psiquiátrico y mi enfermero me observa, casi no me quita el ojo de encima; porque en la puerta hay una mirilla, y el ojo de mi enfermero es de ese color castaño que a mí, que soy de ojos azules, no es capaz de calarme."

Hacía tiempo que quería leer a Günter Grass, uno de los escritores más importantes de la literatura alemana. También se convirtió en uno de los más polémicos cuando confesó en una entrevista que había formado parte de las SS hitlerianas. Por aquel entonces ya era un reputado escritor y la noticia impactó mucho en Alemania. Grass nos dejaba el año pasado con una extensa obra, aunque su libro más aclamado y el que le valió la fama mundial fue el que os traigo hoy; El tambor de hojalata.

Cenicienta y La Bella Durmiente
ilustrados por Arthur Rackham

domingo, 8 de mayo de 2016


Estaba en Canadá hablando por videoconferencia con mi familia cuando, de repente, apareció mi hermano Quim junto a su mujer Stephi con unos chupete en la boca a grito de "¡Jan, vas a ser tío!". En aquel momento no supe cómo reaccionar, cómo expresar toda la felicidad que me transmitía la noticia. ¡Sería tío! ¡Cuántos cuentos le contaría! ¡Yo seré el tío de los cuentos, el que le hará vivir mil aventuras a través de los libros! Precisamente por esos días, indagando por el hermoso catálogo de Libros del Zorro Rojo encontré la joya que os traigo hoy, un pack de dos cuentos muy conocidos por todos y con unas ediciones excelsas. Hoy os traigo Cenicienta y La Bella Durmiente ilustrados por Arthur Rackham.