La lección de August, de R.J. Palacio



"Mamá recuerda exactamente lo que la enfermera le susurró al oído cuando el médico le dijo que era probable que muriera esa misma noche: "Todo aquel nacido de Dios vence al mundo". Y al día siguiente, como había sobrevivido, la enfermera le dio la mano a mi madre cuando me llevaron para que me viese por primera vez.Pero entonces ya se lo habían contado todo y ella ya se había preparado para verme. Dice que cuando vio mi carita deforme por primera vez, solo se fijó en lo bonitos que tenía los ojos."

Con este ya he leído tres de los cuatro libros publicados por la editorial Nube de Tinta, y la verdad es que todos tienen un elemento en común: la infancia y el anhelo de querer ser aceptado por una sociedad injusta y excluyente. La lección de August no baja el listón y nos iluminará con los valores que se esconden entre líneas.

Conocemos, como ya habréis adivinado, a August, un niño de diez años que nació con la cara deforme debido a una serie de mutaciones desconocidas que sufrió durante el embarazo y sus consecuentes operaciones para conseguir hacerlo vivir. Si bien podemos decir que un niño de diez años aún vive las tiernas aventuras de la infancia, también es verdad que muchas cosas cambian en esta decisiva edad. Así lo sienten los padres de August que, tan protectores como cariñosos, han mantenido alejado a su hijo de la escuela por miedo a que no fuera aceptado por los alumnos. A pesar de este temor racional deciden llevar a August al colegio para que sea educado como todos los demás chicos de su edad. Las reacciones de toda la gente al ver a nuestro protagonista me llegaron a recordar a los de la familia de aquel desorientado Gregor en el momento que salió de su habitación.*

El libro consta de ocho partes, cada uno con su narrador propio -exceptuando a August que repite una vez de narrador siendo el primero y el último del libro-. Los capítulos en sí son muy cortos y aunque el libro es de casi cuatrocientas páginas se lee a una velocidad que da vértigo. Mentiría si os dijera que no engancha, porque engancha y mucho. Al ser los capítulos tan cortos aparece el famoso síndrome leo-un-capítulo-más-y-me-voy-a-dormir cuya consecuencia es no dormir en toda la noche. Sin embargo, tampoco os puedo decir que es un libro perfecto porque, como en Bajo la misma estrella, me supo a poco.

Dotando a cada parte de un narrador diferente R.J. Palacio consigue que el lector conozca todos los puntos de vista de la problemática cuyo centro neurálgico es la cara de August. Aunque todo el libro gire entorno de él también aparecen otros problemas derivados como la escasa atención que sus padres dedican a su hermana mayor, Olivia

El estilo de la autora es sencillo y, atendiendo a la edad de sus protagonistas, es lógico que sea así. Sin embargo, para mí gusto a veces se pasa de sencillo. En una de las ocho partes (a saber: la de Justin) carece de todo signo de puntuación. Quizás es que ya no me va la novela juvenil como antes pero para mí un texto largo sin signos de puntuación es como un jeroglífico. Además, tendría que existir una ley que prohibiera a los traductores traducir "cool" a "guai". Entiendo que significan lo mismo objetivamente, pero allí se dicen "cool" a cada momento y hasta los adultos lo utilizan. En cambio aquí no -o al menos yo, si es así propongo que la ley lleve mi nombre-. A cada momento el protagonista contesta con esta expresión y no lo soportaba porque, no nos olvidemos, tiene diez años. A parte de estos incisos que no son más que detalles que se clavaban como agujas en la piel de un servidor mientras leía, el estilo está bien. Es próximo y hace sencilla la tarea de que el lector se meta en el papel del narrador. 

Como dijo un sabio, el que cree que no existe el niño cruel no ha tenido infancia. En mi opinión este libro resalta unos valores que deberían imperar en esta edad. Este libro me ha ido como anillo al dedo porque últimamente me he encontrado con más de un caso de gente que no soporta los que son diferentes, ya sea por su físico, por su sexualidad, por la raza y un largo y grave etcétera. Desde aquí les mando un saludo y todo mi pesar por ser tan cerrados e ignorantes.
Otro detalle que no me ha convencido demasiado es la cantidad de publicidad que impregna la novela. Aunque el autor no haya cobrado ni un céntimo (a saber) es algo que me molesta mucho en una lectura. Creo que este libro podría ser una gran película, pero como libro, se ha quedado corto. No me malinterpretéis, me ha encantado esta lectura pero la idea que da origen a la trama de este libro se podría haber explotado mucho más y mejor.

En general, si una lección tengo que extraer de este libro es que todos somos iguales y realmente lo que no se ve es lo más importante en una persona. Este libro choca y hará que el lector sienta la soledad y la incomprensión que sufre el protagonista. Sin embargo, en mi humilde opinión, si el narrador hubiera sido omnisciente y nos hubiera relatado los hechos de una forma más detallada y menos superficial y directa este libro podría ser una obra maestra, porque la idea es muy buena. Aún así, debería ser lectura obligatoria en todos los colegios. Como dijo Mario Benedetti: "La infancia es a veces un paraíso perdido. Pero otras veces es un infierno de mierda". Luchemos para evitarlo.



Muchas gracias Ithil.
* La Metamorfosis, de Franz Kafka.

Título: La lección de August. Autor/a: R.J. Palacio. Título original: Wonder
Editorial: Nube de tinta. Nº páginas: 416. Precio14,95€

Comentarios

  1. Es nuestra actual lectura y nos está gustando mucho! Muchas gracias por tu reseña :D Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  2. Opino igual, creo que el recurso de primer persona es para la lagrima facil xD no sé si me explico :P

    ResponderEliminar
  3. Por lo menos te ha gustado aunque te supiera a poco, yo estoy deseando leer alguno de nube de tinta y creo que si tuviera que elegir uno seria este :)
    Buena reseña ^^

    ResponderEliminar
  4. ¡Lo tengo en la estantería! Así que caerá, caerá xD
    la verdad es que parece genial, como todo lo de Nube de Tinta. Algún me me pondré al día con sus libros.

    Pero he visto lo de la publicidad y he pensado "que horror". Como los libros que les da por mencionar marcas de ropa, comida. Pero señores autores, ¿y a mi que me importa? Es un aspecto muy molesto, totalmente de acuerdo contigo.

    Y lo de cool. Odio esa palabra. Prefiero guay, sinceramente. Es que cool suena tan "moderno" jaja.
    nada, a ver si saco un hueco para leerla, que eso de los capítulos cortos suena realmente bien.

    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  5. Tengo mucha curiosidad por los libros de Nube de tinta, a ver si me esteno con alguno. Tomo buena nota de este, me parece conmovedor y muy tierno, aunque a veces te den ganas de matar al traductor.

    ResponderEliminar
  6. He vist el llibre en algun blog però aquesta és la primera ressenya que llegeixo. M'ha agradat, el llibre i la ressenya. Espero poder estrenar-me l'any que bé amb algun dels llibres de l'editorial, semblen tots interessants.

    ResponderEliminar
  7. Apoyo incondicionalmente la ley Trotalibros, estoy de acuerdo contigo. Y mira, las dos pegas que le has puesto me ha hecho descartar el libro. Lo del lenguaje de andar por casa es algo que no aguanto, en serio, ni aunque sea literatura juvenil. Es que a veces son más simples que los cuentos infantiles y no puede ser. Leer no tiene por qué no exigir un esfuerzo.
    Muchísimas gracias por la reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Aún no he leído ningún libro de esta editorial, pero hay varios libros suyos que me apetece mucho leer. Este es uno de ellos ^^

    Una lástima lo de la publicidad, que a veces mencionen alguna marca no pasa nada pero si las mencionan mucho eso sí que molesta. Y en cuando a lo de 'guay', lo prefiero a la palabra 'cool' xD A ver si consigo pronto el libro, que me apetece mucho leerlo!

    Gracias por hablarnos del libro, un saludo!

    ResponderEliminar
  9. Pues sí, este tipo de libros deberían leerse cuando se es pequeño, antes de que los prejuicios nos oculten la realidad.
    Interesante lectura!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Yo también sufrí ese maldito síndrome. ¡Incluso se me pegaba a las manos sin poder soltarlo! Jajaja. Es horrible porque por un lado estás enganchado y entretenido, pero por otro tu conciencia te grita que eres un insensato por seguir leyendo.

    Por lo que leo el guai te ha dejado traumatizado. A decir verdad yo no le presté demasiada atención mientras leía, si no lo hubieras mencionado ni me habría dado cuenta. También un aplauso por tu cuña contra ese tipo de gente, cerrada e ignorante, que termina provocando este tipo de situaciones. En fin...

    Concuerdo en la idea de hacer del libro lectura obligatoria en los colegios. Creo que sería algo muy positivo y que al estar el libro escrito de forma tan sencilla y cercana para ellos nos tendrían ningún problema. Eso sí, el usar un narrador omnisciente y otro estilo de narración hubiera podido dar mucho más de si en tanto a calidad literaria. Pero creo que eso la alejaría más del público infantil y juvenil. Supongo que depende mucho del fin que pensara para la novela el autor.
    En cualquier caso, me alegra mucho que te haya gustado. Viendo que está de moda hacer adaptaciones literarias, a lo mejor dentro de poco tenemos película.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  11. Lleva un par de meses en la estantería mirándome con ojitos que dicen leeme!
    Pero no tengo tiempo, a ver si cae pronto que le tengo muchas ganas
    un besazo!

    ResponderEliminar
  12. Pues has conseguido despertar mi curiosidad con este libro. Tendré que hacerle hueco...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  13. No lo conocía, pero me lo has vendido! Me dieron muchas ganas de conocer la historia de este niño especial.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Lo tengo pendiente en la estantería ya =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  15. No lo conocía, pero me parece una maravilla y espero poder leerlo antes o después. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  16. Hola! A mi este libro me llama muchísimo la atención, la trama me parece novedosa. La verdad no estaba al tanto de de la publicidad que se le hizo al libro, pero debe ser porque acá todavía no salio a la venta. Gracias por la reseña.
    Besos!

    ResponderEliminar
  17. Le tengo el ojo echado. De esta editorial leí Memorias de un amigo imaginario, me encantó...Un besote!!

    ResponderEliminar
  18. Es el libro de Nube de tinta que más me apetece leer, espero conseguirlo pronto.

    ResponderEliminar
  19. También tengo ganas de probar con esta editorial y su Nube de tinta, me ha encantado la frase de Benedetti y las reflexiones que haces. Siempre se asocia la infancia a una vida fácil y sencilla pero para muchos niños no es tanto así, pueden llegar ciertas criaturas a ser muy crueles, sobre todo con todo lo "diferente" esto debería de concienciar a más de uno y de dos. Espero que reciban tus saludos. Por cierto identificada totalmente con: "síndrome leo-un-capítulo-más-y-me-voy-a-dormir cuya consecuencia es no dormir en toda la noche. " Jajaja. Besos

    ResponderEliminar
  20. Es un libro que tengo ganas de leer desde hace tiempo porque he visto muy buenas críticas de él, no me llamaba mucho al principio pero ahora tengo curiosidad
    besos

    ResponderEliminar
  21. Gracias por presentarme la frase de Benedetti; no la conocía, pero me la quedo como una sentencia a tener en cuenta. Nube de Tinta me encandiló con Bajo la misma estrella, y tengo Memorias de un amigo imaginario en la estantería y espero que me guste mucho. Este creo que, en general no termina de convencer, pero me gustaría darle una oportunidad. 1beso!

    ResponderEliminar
  22. Yo lo leí y me gustó mucho, lo único que me pareció insoportable es que no se marcan bien los diferentes estilos narrativos ni las voces. Parece que todo el rato lo narre la misma persona.
    Además me pareció bonito y me hizo reflexionar, eso me encanta de una lectura.
    ¡Besos! :)

    ResponderEliminar
  23. Lo acabo de leer y es magnífico. Lo elegimos para el club de lectura de enero.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario