Pasos, de Jerzy Kosinski

jueves, 27 de diciembre de 2012

"Su voz se volvió áspera y ronca mientras se retorcía en la cama, agitándose de lado a lado. Le agarré los brazos y la sacudí, penetrándola con todo mi peso. Como una yegua jubilosa en su cuadra solitaria, gritó una y otra vez, como si intentara dar forma oral a lo que se había fundido con su carne. En susurros dijo  que viraba hacia el sol, que la derretiría con su calor. Sus frases se derramaban y rompían, y musitó que el sol dejaba únicamente el resplandor de las estrellas rozándose entre sí. Poco a poco se le secaron los labios: se durmió."
Descubrí a Jerzy Kosinski con su obra maestra, El pájaro pintado. Esta fue una novela que me llegó al corazón. La osadía del autor descoloca al lector de un modo que admiré y su estilo cuidado, elegante, frío y directo conectó mucho conmigo. Una peculiaridad del autor es que evita los diálogos. Los pocos que hay los encaja entre descripción y descripción integrándolo en la narración en sí. Es esta la razón por la cual cuando hallé este libro en mi librería no dudé en adquirirlo. Se publicó cuatro años después de The printed bird (El pájaro pintado), en 1969.
No sé muy bien como resumir esta novela. Navidad es tiempo de solidaridad, generosidad, amor y gratitud. Bien, pues en este libro encontraréis todos los antónimos a esto. Se compone de narraciones cortas (de una a cuatro páginas), inconexas pero a la vez compartiendo su esencia: la crueldad, el descontrol, la lujuria, el oportunismo egoísta, la lascivia, el frenesí y la bestia salvaje que todo hombre lleva dentro. Kosinski nos sitúa en una situación diferente a cada relato corto. Todo esto, además, nos es narrado de una forma fría y objetiva, casi anecdótica. 
En este contexto, el estilo osado y detallista de Kosinski adquiere una fuerza estremecedora. La violencia y los impulsos menos éticos, inherentes en nuestra persona, se hacen realidad de un modo tan natural que aterra al lector. El sexo se nos presente en su vertiente más indómita, lejos del amor, la moral u otra concepción civilizada. Este libro relata los momentos, deseos y pensamientos más íntimos y recónditos de sus protagonistas sin nombre.
Es un libro que me ha gustado por la valentía que demuestra su autor, que no se detiene ante situaciones que otros autores se acobardarían. Aún así debo reconocer que me habría agradado mucho más si no hubiera empezado a leerlo cargado de expectativas por la primera obra de este autor. Además, nunca he acabado de conectar con los relatos cortos. Tengo la sensación de que cuando empiezo a situarme en la narración esta acaba repentinamente. En mi humilde opinión, Jerzy Kosinski habría mejorado mucho este libro juntando los relatos en una historia uniforme con un indecente como único protagonista, cual Lester Ballard.
En general, Jerzy Kosinski es un autor con la habilidad de llevar este tipo de insólitas narraciones donde, por ejemplo, McCarthy nunca consiguió con su Hijo de Dios. Admiro como un triunfo esta obra, pero no cumple las expectativas con un libro como El Pájaro Pintado de antecedente. Aún así, Kosinski se ha vuelto uno de mis escritores favoritos y es uno de esos autores al que me habría encantado conocer. Por esto, si eres un lector valiente y con ganas de experimentar libros osados y diferentes te animo a que te atrevas con este que, sin duda, no te dejará indiferente.
Una curiosidad, esta novela ganó el National Book Award el mismo año de su publicación. Seis años después (1975) un crítico de Los Ángeles cogió 21 páginas de la novela y las envió a cuatro grandes editoriales bajo seudónimo. Todos rechazaron publicar la obra. Persuadido por el mismo Kosinski, el mismo crítico repitió dos años más tarde (1977) enviando el texto completo a 14 editoriales y a 13 agentes. Fue rechazado nuevamente por todos, incluida Random House, que publicó la novela de Kosinski en 1969. En mi opinión, el resultado de este experimento no demuestra la arbitrariedad de las editoriales, como piensan otros bloggers literarios, sino la importancia que tiene el nombre del autor a la hora de decidir si publicar o no una obra. Recordemos que Kosinski era ya un autor de reconocido prestigio por su primera obra.
Antes de empezar con la narración el autor cita a Bhagavad Gita: "Para el incontrolado, no hay sabiduría, ni hay para el incontrolado capacidad de concentración; y para aquel que carece de concentración no hay paz. Y para el que no tiene paz, ¿cómo puede haber felicidad?" ¿Qué os parece?

Título: Pasos. Autor/a: Jerzy Kosinski. Título original: Steps
Editorial: Debolsillo. Nº páginas: 160. Precio9,95€

Canción de Navidad, de Charles Dickens

domingo, 23 de diciembre de 2012



"En realidad, para tratarse de un hombre que no había practicado la risa durante muchos años, fue una carcajada espléndida, una carcajada de lo más ilustre: progenitura de una larga, larga serie de brillantes carcajadas."

Ya desde pequeño era de los que montaba el árbol de navidad a mediados de noviembre. Y es que me encanta pasear por las calles llenas de gente con las luces navideñas y comprar regalos a mis seres queridos. Navidad ha sido siempre, para mí, una época en la que la magia salía de los libros para recorrer las calles y visitar todos los hogares. En mi opinión, los valores de la navidad tendrían que permanecer todo el año y, estoy seguro, viviríamos en un mundo mucho mejor. Fue por todo esto que quise estrenarme con Charles Dickens con su obra Canción de Navidad y celebrar esta entrañable fecha por primera vez en este blog compartiendo mi experiencia con esta lectura.

Canción de Navidad nos cuenta la inquietante noche que pasa el miserable y tacaño Ebenzer Scrooge en la víspera de Navidad a consecuencia de la visita del espectro de su difunto socio, Jacob Marley. Este, que cumple penitencia por sus malas acciones en vida arrastrando gruesas cadenas, anuncia a Scrooge que aún puede evitar su funesto destino. Para hacerlo, lo visitarán a lo largo de esa misma noche tres espíritus: el de las Navidades pasadas, el de las Navidades presentes y, finalmente, el de las Navidades futuras. Los tres hacen desfilar ante el amargado viejo visiones con el fin de obrar en su existencia una feliz transformación.

Esta será una reseña corta porque corto también es el libro. Simplemente me ha parecido una aventura increíble, un cuento de navidad como deberían ser todos los cuentos de navidad, y digo esto porque resalta la bondad, la generosidad y la alegría. Valores tradicionales, en mi opinión, de las festividades navideñas. Además de ser un cuento que se lee en un solo día, el lector tampoco podrá dejar de leer; todo el rato se preguntará qué le sucederá al mezquino Scrooge en la siguiente página.

Pero no es solo el contenido lo que hace que lo considere como un libro diez, sino también por el estilo. Charles Dickens sabe combinar perfectamente acción con descripción sin aburrir ni un momento al lector a partir de descripciones breves y elegantes. Además, el narrador, que obra como un cuentacuentos, interactúa directamente con el lector en varias ocasiones. Este fenómeno aún hace más original la narración y dota a la historia de una atmósfera informal entre el lector y el autor. El final es imposible que no os haga sonreír u os transmita ganas de abrir la ventana de la habitación y desear una feliz navidad a todo el mundo. 

En general, Cuento de Navidad es un corto libro que debería ser considerado un himno de esta festividad. Dickens deja gravado en sus páginas todos sus valores dejando su firma en el elemento de la pobreza, presente al largo de toda la historia. En mi opinión este es un libro imprescindible que todo el mundo debería leer al menos una vez en la vida, os cambiará la percepción que tenéis de la navidad. Por eso, ahora más que nunca...

... ¡Os deseo una feliz Navidad a todos. 
"Y así, como dijo Tiny Tim, ¡que Dios nos bendiga a todos!"


Título: Canción de Navidad. Autor/a: Charles Dickens. Título original: A Christmas carol
Editorial: Alianza. Nº páginas: 160. Precio12,95€


Choque de Reyes, de George R. R. Martin

viernes, 21 de diciembre de 2012






"—Por lo que veo el florecimiento no te ha hecho más avispada —dijo Cersei—. Permíteme que comparta contigo, en este día tan especial, un poco de sabiduría femenina, Sansa. El amor es un veneno. Un veneno dulce, sí, pero un veneno que mata."


Estos días no he podido ir actualizando el blog tanto como habría querido porque estaba leyendo esta extraordinaria y larga joya de la literatura fantástica de nuestros tiempos. Sí, se trata de la segunda parte de "Canción de Hielo y Fuego", continuación de su primera parte: Juego de Tronos.

¿Y qué puedo decir que no haya dicho en la reseña del primer libro? George R.R. Martin me sigue fascinando con su forma impoluta, elegante y detallista de narrar una historia que ya de por sí es difícil de relatar por su intensa complicidad argumental. Martin es un Tolkien killer, que si bien aún no he leído El Señor de los Anillos, sí lo he hecho con El Hobbit y los Hijos de Hurín. 

Seguimos con el mismo juego de traiciones y conspiraciones para conseguir el dominio de los Siete Reinos de Poniente pero, a diferencia de Juego de Tronos, en esta segunda parte se juega a través de sus casi mil páginas en el campo de batalla, con soldados y ejércitos por lo que la acción incrementa.

El rey Robert, aunque fuera un borracho y ya no luchara como el guerrero que antaño fue, mantenía la paz en el reino. A su muerte, todo se desmorona y se alzan varios candidatos a ser reyes. Por un lado, su hermano menor, siempre cortés y sonriente, el rey Renly con todo el poder de Altojardín y un temible ejército. Por otro su hermano mayor, el rey Stannis, que empleando oscuros poderes de la misteriosa Mujer Roja avanza desde Rocadragón con su flota. Por otro Robb Stark, que se ha coronado Rey del Norte y está decidido en vengar la muerte de su padre. Y por último el ahora Rey Joffrey Lannister, el cruel hijo de la Reina Cersei y su hermano Jaime reina desde el Trono de Hierro, con el astuto Gnomo como Mano. 
Y además de estos cuatro reyes, que pugnan por el poder, hay otros como Dany Targaryen o "Madre de Dragones" sigue buscando un ejército en el otro lado del Mar Angosto para recuperar los Siete Reinos y la oportunista familia Greyjoy, desde las Islas del Hierro, que planean una venganza.

Todos los personajes tienen su personalidad y acabas cogiendo cariño a todos los narradores, pues todos tienen sus objetivos y ninguno es todo bondad ni todo maldad. Además, los terrores de la guerra harán que los personajes pasen por experiencias desastrosas que harán que cambien. Sobretodo he observado esto en los personajes de Sansa y Bran.

Como ya leí en otra reseña, la muerte de Eddard Stark se nos hizo dura e inesperada a todo el mundo pero en este libro comprendes que era necesaria para que la mayoría de personajes crecieran. El principio es lento, pero no se hace aburrido en ningún momento.

En este libro perdemos como narradores a Robb y Eddard Stark pero aparecen de nuevos: Darvos, un antiguo contrabandista pero ahora fiel súbdito de Stannis, y Theon Greyjoy, el antiguo pupilo de Eddard. Cuando abrí el libro por vez primera me encantó verlo como narrador en el índice de capítulos, pues tenía muchas ganas de saber los pensamientos de este mujeriego arquero de noble cuna.

Cuando ya has leído un cuarto de este increíble libro empieza el ritmo trepidante y los finales de capítulo que te dejan sin aliento, típico ya de Martin. Quizás el punto débil de este libro ha sido la historia de Daenerys Targaryen, cuyos capítulos encuentro muy planos y hasta prescindibles en este segundo tomo. También a Martin se le ha olvidado mucho el personaje de Robb Stark: todo el mundo habla de él pero no aparece en ningún momento. Pero estoy seguro que en el siguiente libro la Madre de Dragones nos sorprenderá y Robb reaparecerá.

En general, me gustaría deciros que si os gustó la primera parte de esta impresionante saga esta  segunda es imprescindible, pero soy consciente de que si os gustó de verdad Juego de Tronos, no habéis podido resistiros a Choque de Reyes y por lo tanto mi consejo es inútil. 
Ambición, traición, fidelidad, amor, odio y muerte se entrelazarán en esta trama que lleva al lector a través de una trepidante montaña rusa cuyo descenso extremo espera en un final tan inesperado como brillante.



Título: Choque de Reyes. Autor/a: George R.R. Martin. Título original: A Clash of Kings
Editorial: Gigamesh. Nº páginas: 928. Precio30€

La lección de August, de R.J. Palacio

jueves, 20 de diciembre de 2012



"Mamá recuerda exactamente lo que la enfermera le susurró al oído cuando el médico le dijo que era probable que muriera esa misma noche: "Todo aquel nacido de Dios vence al mundo". Y al día siguiente, como había sobrevivido, la enfermera le dio la mano a mi madre cuando me llevaron para que me viese por primera vez.Pero entonces ya se lo habían contado todo y ella ya se había preparado para verme. Dice que cuando vio mi carita deforme por primera vez, solo se fijó en lo bonitos que tenía los ojos."

Con este ya he leído tres de los cuatro libros publicados por la editorial Nube de Tinta, y la verdad es que todos tienen un elemento en común: la infancia y el anhelo de querer ser aceptado por una sociedad injusta y excluyente. La lección de August no baja el listón y nos iluminará con los valores que se esconden entre líneas.

Conocemos, como ya habréis adivinado, a August, un niño de diez años que nació con la cara deforme debido a una serie de mutaciones desconocidas que sufrió durante el embarazo y sus consecuentes operaciones para conseguir hacerlo vivir. Si bien podemos decir que un niño de diez años aún vive las tiernas aventuras de la infancia, también es verdad que muchas cosas cambian en esta decisiva edad. Así lo sienten los padres de August que, tan protectores como cariñosos, han mantenido alejado a su hijo de la escuela por miedo a que no fuera aceptado por los alumnos. A pesar de este temor racional deciden llevar a August al colegio para que sea educado como todos los demás chicos de su edad. Las reacciones de toda la gente al ver a nuestro protagonista me llegaron a recordar a los de la familia de aquel desorientado Gregor en el momento que salió de su habitación.*

El libro consta de ocho partes, cada uno con su narrador propio -exceptuando a August que repite una vez de narrador siendo el primero y el último del libro-. Los capítulos en sí son muy cortos y aunque el libro es de casi cuatrocientas páginas se lee a una velocidad que da vértigo. Mentiría si os dijera que no engancha, porque engancha y mucho. Al ser los capítulos tan cortos aparece el famoso síndrome leo-un-capítulo-más-y-me-voy-a-dormir cuya consecuencia es no dormir en toda la noche. Sin embargo, tampoco os puedo decir que es un libro perfecto porque, como en Bajo la misma estrella, me supo a poco.

Dotando a cada parte de un narrador diferente R.J. Palacio consigue que el lector conozca todos los puntos de vista de la problemática cuyo centro neurálgico es la cara de August. Aunque todo el libro gire entorno de él también aparecen otros problemas derivados como la escasa atención que sus padres dedican a su hermana mayor, Olivia

El estilo de la autora es sencillo y, atendiendo a la edad de sus protagonistas, es lógico que sea así. Sin embargo, para mí gusto a veces se pasa de sencillo. En una de las ocho partes (a saber: la de Justin) carece de todo signo de puntuación. Quizás es que ya no me va la novela juvenil como antes pero para mí un texto largo sin signos de puntuación es como un jeroglífico. Además, tendría que existir una ley que prohibiera a los traductores traducir "cool" a "guai". Entiendo que significan lo mismo objetivamente, pero allí se dicen "cool" a cada momento y hasta los adultos lo utilizan. En cambio aquí no -o al menos yo, si es así propongo que la ley lleve mi nombre-. A cada momento el protagonista contesta con esta expresión y no lo soportaba porque, no nos olvidemos, tiene diez años. A parte de estos incisos que no son más que detalles que se clavaban como agujas en la piel de un servidor mientras leía, el estilo está bien. Es próximo y hace sencilla la tarea de que el lector se meta en el papel del narrador. 

Como dijo un sabio, el que cree que no existe el niño cruel no ha tenido infancia. En mi opinión este libro resalta unos valores que deberían imperar en esta edad. Este libro me ha ido como anillo al dedo porque últimamente me he encontrado con más de un caso de gente que no soporta los que son diferentes, ya sea por su físico, por su sexualidad, por la raza y un largo y grave etcétera. Desde aquí les mando un saludo y todo mi pesar por ser tan cerrados e ignorantes.
Otro detalle que no me ha convencido demasiado es la cantidad de publicidad que impregna la novela. Aunque el autor no haya cobrado ni un céntimo (a saber) es algo que me molesta mucho en una lectura. Creo que este libro podría ser una gran película, pero como libro, se ha quedado corto. No me malinterpretéis, me ha encantado esta lectura pero la idea que da origen a la trama de este libro se podría haber explotado mucho más y mejor.

En general, si una lección tengo que extraer de este libro es que todos somos iguales y realmente lo que no se ve es lo más importante en una persona. Este libro choca y hará que el lector sienta la soledad y la incomprensión que sufre el protagonista. Sin embargo, en mi humilde opinión, si el narrador hubiera sido omnisciente y nos hubiera relatado los hechos de una forma más detallada y menos superficial y directa este libro podría ser una obra maestra, porque la idea es muy buena. Aún así, debería ser lectura obligatoria en todos los colegios. Como dijo Mario Benedetti: "La infancia es a veces un paraíso perdido. Pero otras veces es un infierno de mierda". Luchemos para evitarlo.



Muchas gracias Ithil.
* La Metamorfosis, de Franz Kafka.

Título: La lección de August. Autor/a: R.J. Palacio. Título original: Wonder
Editorial: Nube de tinta. Nº páginas: 416. Precio14,95€

Los Cretinos, de Roald Dahl

viernes, 14 de diciembre de 2012


"El señor Cretino era uno de estos hombres barbudos. Toda su cara, a excepción de la frente, los ojos y la nariz, estaba cubierta por un espeso cabello. El pelo le salía en repulsivos matojos incluso de los agujeros de la nariz y de las orejas.  
El señor Cretino creía que esta pelambrera le daba un aspecto de gran sabiduría y majestuosidad. En realidad no tenía ninguna de las dos cosas. El señor Cretino era un cretino. Había nacido cretino. Y ahora, a los sesenta años, era más cretino que nunca."

¿Como os marcha a todos el reto Roald Dahl? ¡Estoy entusiasmado! De momento treinta blogs participan en el reto aportando antes del 2 de febrero una reseña de algún libro del gran escritor Roald Dahl. Dicho reto no tiene más límite para apuntarse que el 1 de febrero pues el objetivo es revivir este autor entre los adultos y dar a conocer sus libros antes del segundo día del segundo mes del 2013 que ya se acerca. Como habréis visto de momento voy reseñando los libros cortos que tengo del autor, el próximo ya será de los "largos". Hoy os invito a leer Los Cretinos.

Conocemos al señor y señora Cretino, una pareja que, a sus sesenta años de edad, son detestables con todo el mundo. Y cuando digo con todo el mundo me refiero a todo el mundo, incluido entre ellos mismos. No tienen consciencia y llevan a cabo actos crueles por simple diversión. Viven en una casa sin ventanas con un jardín lleno de cardos y ortigas urticantes. Al señor Cretino le encanta cazar pájaros en su jardín para hacer su plato favorito: pastel de pájaros. También tiene a unos monos encerrados en una jaula y los entrena a base de bastonazos para que hagan cosas ridículas cabeza abajo. Es por esto que la llegada de un gran pájaro africano, el Pájaro Gordinflón, pone en marcha una serie de sucesos cuya única ambición es salvar a los pájaros, liberar a la familia de monos y darles una buena lección a los Cretinos.

Este es un cuento, en mi opinión, muy paralelo a La Maravillosa Medicina de Jorge. Los Cretinos son despreciables y disfrutan realizando actos crueles. Son sucios y malvados y, como un buen cuento infantil debe ser, son ridiculizados por el narrador como moraleja camuflada. Hay en este cuento, además, muchas invenciones "científicas" que se vinculan directamente con el mensaje del libro: el hecho de que cuando una persona durante mucho tiempo lleva a cabo actos frívolos y maliciosos se va volviendo más y más feo o el llamado "espantoso encogimiento". Esto hace que reflexione sobre la osadía de Roald Dahl en el momento de romper los marcos lógicos de la realidad dando rienda suelta a su fantasía realista. Hoy en día es difícil -si no imposible- encontrar este elemento en los libros infantiles.

La primera mitad del libro se dedica exclusivamente a introducirnos en la rutina de los Cretinos y a relatarnos varias bromas maliciosas que se gastan entre ellos. A su vez, la mitad restante se dedica a la aventura del mono Chimpa, su familia, el Pájaro Gordinflón y demás pájaros para conseguir la libertad y, a partir de un plan descabellado, como nos tiene acostumbrados Roald Dahl, vengarse de tan despreciable pareja. Todo esto acompañado, claro está, de las magníficas ilustraciones de Quentin Blake cuyo estilo refleja muy bien el perfil de los protagonistas.

En general, un fábula -ya que, aunque los protagonistas son humanos, los buenos son los animales- que entretendrá por una tarde a quien lo lea. En su relectura he recordado muchas bromas originales de las que salen en el libro que se me habían quedado grabadas en mi cabeza. El final dejará al niño que lo lea -u os escuche relatarlo- boquiabierto.



Título: Los Cretinos. Autor/a: Roald Dahl. Título original: The twits
Editorial: Alfaguara. Nº páginas: 113. Precio10,95€


Persuasión, de Jane Austen

martes, 11 de diciembre de 2012


"A los dieciséis años, Elizabeth había heredado, hasta donde era posible, los derechos y el rango de su madre; además, al ser muy hermosa y parecerse mucho a su padre influía mucho sobre él, de modo que se habían llevado siempre bien. Sus otras dos hermanas no podían compararse con ella. Mary había adquirido cierta importancia artificial al convertirse en Mrs. Charles Musgrove mientras que Anne, a pesar de su elegancia de espíritu y dulzura de carácter, méritos que la habrían colocado muy alto si hubiera estado rodeada de personas realmente inteligentes, no era nadie para su padre o su hermana: su parecer no contaba, su mejor estrategia era siempre ceder. No era más que Anne."


El reto Jane Austen, organizado por el blog literario Carmen y amig@s, fue la mejor excusa para volver a las exquisitas narraciones de la primera mujer en el canon de la literatura inglesa. Iba a elegir El parque Mansfield ya que encontré una vieja edición impresa en 1943 de mi abuela -un tesoro, lo sé-. Sin embargo, encontré también Persuasión (impreso más recientemente, en 2003) y que, curiosamente, es la misma edición que el que encontró Carmen (administradora de Carmen y amig@s) en una excursión a las torres de Altamira. Esto sí, el que encontré yo estaba en mejor estado.

Conocemos a Anne Elliot, hija mediana de Sir Walter Elliot y su difunta esposa. Anne se nos presenta como una mujer de carácter dulce y sensible, de ojos negros, delicados rasgos, delgada y melancólica. Le cautivan el fervor y el entusiasmo y estima la franqueza, la sinceridad y la espontaneidad. Esto hace que diste mucho del resto de su familia. Aunque es menospreciada por su padre es la predilecta de Lady Russell, vecina y antigua amiga de su madre. Es por esto que cuando a sus diecinueve años mantuvo una relación con Frederick Wentoworth -alias Don Nadie, según Sir Walter Elliot por aquel entonces- y Lady Russell le persuade para que deshaga la relación cede. No obstante, la fuerza del destino hace que ocho años después coincidan cuando su familia, arruinada, se ve obligada a alquilar la casa y mudarse a Bath. El nuevo inquilino resulta ser Mr Croft, cuya mujer es la hermana del ahora rico capitán Wentworth, dolido aún por el rechazo de Anne. En el reencuentro aflorarán sentimientos que se creían enterrados en el pasado.

Esta es una reseña, sin lugar a dudas, difícil, pues compleja es también, a mi modo de ver, esta obra. Jane Austen nos descubre una historia de amor tierna y de fuego lento, elemento común en todas sus novelas. De esta escritora inglesa he leído dos libros: Orgullo y prejuicio, que me gustó, y Sentido y Sensibilidad, que no fui capaz de terminarlo. Por esta segunda obra archivé sin querer a la autora. No obstante el reto me animó a darle otra oportunidad por aquellas páginas de Orgullo y prejuicio con las que tanto disfruté. Y acerté, pues Persuasión me ha gustado mucho más que mis anteriores lecturas de Jane Austen.

No se equivoca la contraportada de esta edición al decir que "Persuasión es la única novela de Jane Austen de la que se puede decir que es básicamente una historia de amor". Me explico. En todas sus obras existe un enamoramiento y acaba con la boda de los protagonistas, no os alarméis. Sin embargo, en esta historia la narración se centra en los sentimientos y en la interioridad de Anne y Frederick mientras que en sus precedentes no. Esto hace que el contenido de esta obra sea mucho más próximo al lector que las demás. Y es que estamos ante el libro más maduro de Jane Austen, pues fue la última de sus obras completas, publicada póstumamente en 1818.

Su estilo narrativo cuidado y elegante refleja las formas de esa época, en la que el enamoramiento era totalmente diferente al de ahora. La historia está dividida en dos partes, cada una con sus doce capítulos, y el narrador, omnisciente, habla en pasado. El vocabulario, aunque no es para nada difícil, es muy formal.

He leído reseñas de esta novela en la que dicen que la crítica social en este libro es muy sutil y tenue. Yo opino que es, de las tres que he leído, la novela que contiene más crítica social. En primer lugar, la relación entre la protagonista y Ms Smith relacionándola con la incomprensión de dicha amistad de su padre. En segundo lugar, Anne parece una Cenicienta cuya bondad y generosidad contrasta con el egoísmo, terquedad y frivolidad cómica del resto de su familia. Su padre es clasista y no soporta ver a gente fea, al igual que su bella Elizabeth, hija mayor y predilecta de este, que se describe como huraña y poco afectiva. La hermana menor de Anne, Mary, está casada y es un incordio constante para su marido. Siempre se queja de que está enferma -aunque no lo esté-, es caprichosa y cuando no consigue lo que quiere se pone histérica. Tanto Mary como Elizabeth son egoístas mientras que Sir Walter es superficial, terco y, si se me permite, no demasiado inteligente. <spoiler>En último lugar, resaltar el personaje de Mister Elliot cuya  ambición e intereses egoístas lo empujan a actuar cruelmente.</spoiler>

En esta novela, como percibió Virginia Woolf en su momento, Jane Austen se detiene  con frecuencia en la belleza y la melancolía de la naturaleza en otoño cuando antes solía hacerlo en primavera. Otra diferencia con todas las novelas anteriores de la autora es en la edad de protagonista, Anne Elliot, que tiene veintisiete años mientras que la mayoría de protagonistas de sus otras obras rondan los diecisiete años. En la época de Jane Austen los veintisiete años de una mujer sin haberse casarse suponían la creciente amenaza de convertirse en solterona pues se consideraba que la belleza femenina empezaba su declive. Todos los biógrafos de la escritora inglesa coinciden en que a esta edad conoció a su primer amor. Es tentador vincular la historia con una autobiografía.

En general (disculpadme si me he extendido demasiado esta vez), Persuasión es una novela muy diferente a las otras que he leído de la autora. Aunque es posible que a veces demasiados personajes desorienten al lector y dificulte la inmersión en la historia, cuando uno ya se ha situado no podrá parar de leer. Estamos ante un romance en mayúsculas y, en mi opinión, mucho más profundo que sus precedentes. Os recomiendo a todos su lectura si esta reseña os ha persuadido.

Título: Persuasión. Autor/a: Jane Austen. Título original: Persuasion
Editorial: Catedra. Nº páginas: 336. Precio15,30€

La maravillosa medicina de Jorge, de Roald Dahl

viernes, 7 de diciembre de 2012


"- ¿Ya es la hora de mi medicina?
- No, abuela, es dentro de media hora.
- Bien, que no se te olvide.
- No, abuela- contestó Jorge-. Te prometo que no."


Esta es el segundo libro que leo para el reto Roald Dahl, organizado por este mismo blog. Y la verdad es que he vuelto a disfrutar como cuando tenía ocho años y lo leí en el colegio. Antes de empezar con la reseña mencionar que organicé este reto teniendo presente que yo mismo no me apunto a muchos retos e iniciativas por el poco tiempo que tengo. Por esto, me pareció que Roald Dahl era un autor que según qué libro se eligiera podía ocupar de unos días a una hora, como es el caso del libro que me dispongo a reseñar a continuación.


La abuela de Jorge, un niño de ocho años, no es como acostumbran a ser las abuelas. Es una vieja amargada, una bruja que disfruta despreciando a su nieto, dándole órdenes constantemente y mentirle para que le tenga miedo. Es por esto que Jorge, un día que su madre va a comprar al pueblo y su padre está trabajando en la granja, aprovecha para hacer él mismo una poción maravillosa, cuyos ingredientes serán totalmente improvisados y aleatorios, para que cure a su abuela de su carácter agrio dándoselo a la hora de su medicina diaria. El resultado, os aseguro, es impresionante.

Roald Dahl me asombra a los diecinueve años de edad. Domina el cuento infantil de un modo que hace de la sencillez un elemento mágico. Tiene un estilo único que se basa en relatar historias que apasionen llenos de magia invisible. Yo mismo me he reído más de una vez con este brevísimo cuento que, aunque parezca tener un hilo argumental lineal es, en realidad, una montaña rusa. 

No sería justo publicar una reseña de una de las obras de Roald Dahl sin mencionar a su magnífico ilustrador Quentin Blake, que no solo tiene un papel de colaborador en el libro, sino también de cooperador ya que sus ilustraciones se complementan con el texto en más de una ocasión a lo largo de este breve relato.

En general, una lectura fresca, muy divertida y totalmente imprevisible. Roald Dahl demuestra en cuentos sencillos como este los recursos argumentales que posee y el dominio que tiene en todo momento de su narración, ya que en ningún momento parece quedarse atrapado en un cul-de-sac argumental. No solo os recomiendo a todos los lectores este libro para reír como niños -que de vez en cuando va bien- sino que también encarezco a todas las madres de niños de ocho años (aprox.) a que se alejen de lecturas modernas que no consiguen atraer la atención de sus hijos y vuelvan a clásicos como este que os presento hoy.



Título: La maravillosa medicina de Jorge. Autor/a: Roald Dahl. Título original: George's maravillous medicine
Editorial: Alfaguara. Nº páginas: 120. Precio10,95€

El viejo y el mar, de Ernest Hemingway

jueves, 6 de diciembre de 2012

"- Pez- dijo en voz alta-. Seguiré contigo hasta la muerte.
Supongo que él también lo hará, pensó el viejo y esperó a que se hiciera de día. Hacía frío ahora que estaba a punto de amanecer, y se acurrucó contra la madera del bote para calentarse. Puedo resistir tanto como él, pensó. Al despuntar el día, vio el sedal que se alejaba y se hundía en el agua. El bote seguía moviéndose y el primer rayo de sol cayó sobre el hombro derecho del viejo."


Me animé a leer este libro gracias a la excelente reseña de Mientrasleo, administradora de Entre montones de libros, que lo valoró como uno de sus imprescindibles. 

En esta historia- que más que historia es un cuento- conocemos a Santiago, un viejo y pobre pescador que vive en una vila costera y de tradición marinera. Conocemos también a Manolín, un muchacho que adora al viejo, lo acompaña a pescar y le lleva la comida y el diario con los resultados del béisbol, afición compartida por los dos. Sin embargo, después de cuarenta días sin pescar, los padres de este le ordenan que acompañe a otro pescador con mejor fortuna. Sin embargo, aún después de ochenta y cuatro días sin pescar ni un solo pez, Manolín sigue ayudando al viejo en todo lo que puede sin desobedecer a sus padres. El día ochenta y cinco Santiago sale a pescar y se topa con un gran pez. El viejo, lejos de dejarlo escapar, iniciará una lucha con el vigoroso pez avanzando mar adentro con el objetivo de pescarlo y llevarlo a puerto.
En un principio la trama me atrajo mucho, me pareció interesante leer este cuento de manos de Hemingway, autor con el que aún no me había estrenado. Además, el reducido número de páginas (150) y la letra grande de la edición Debol!llo se relacionaban directamente con el tiempo que tengo estos días para leer. Así, cargado de expectativas y ganas empecé con la lectura.

El valor, la paciencia y la fuerza adquieren una importancia primordial a lo largo del cuento, convirtiéndose en los tres elementos que protagonizan el cuerpo de la historia. El viejo está decidido en matar al pez y no duda en alejarse de la costa. Su objetivo llega a ser, en mi opinión, su obsesión: ni siquiera descansa por no correr el riesgo de perder su preciada presa. Echa de menos a Manolín, que es su luz y su esperanza en todo momento. 
Sin embargo y aunque el libro es cortísimo -lo leí en apenas dos días-, las páginas que relatan la odisea que pasa el viejo en su lucha para matar al extraordinario pez se me hizo bastante pesada. No obstante, conseguí hacer la lectura de tal detallismo e inmutabilidad en la historia al largo de numerosas páginas basándome en la voluntad de Hemingway de hacer que la paciencia del pescador fuera la paciencia del lector y la lucha del primero fuera la lucha del segundo también. 

Me llamó mucho la atención el aprecio que sentía el joven Manolín hacia el viejo y viceversa. Los dos se ayudan mútuamente: el muchacho cuida al viejo y este le lee el diario donde aparecen los resultados del béisbol y le enseña todo lo que sabe sobe la pesca.

En conclusión, como dice el prólogo de Juan Villoro "la conclusión moral depende totalmente del lector". La mía fue que si se lleva un objetivo, por muy preciado que sea, hasta sus últimas consecuencias puede resultar inútil. El viejo y el mar es una parábola sobre el coraje y el combate contra la invencible naturaleza que, si bien no me arrepiento de haberlo leído, aguardaré un tiempo a repetir con Ernest Hemingway.

Animo a todos los que no os eche atrás los puntos que he señalado en esta reseña a embarcar con Santiago y luchar con él para conseguir el enorme pez. Y como siempre, mis sinceros agradecimientos a Mientrasleo por animarme a mí con este cuento que, si bien no me gustó tanto como a ella, retuve la sabia moraleja que lleva implícito el final.



Título: El viejo y el mar. Autor/a: Ernest Hemingway. Título original: The Old Man and the Sea
Editorial: Debolsillo. Nº páginas: 160. Precio9,95€