Intemperie, de Jesús Carrasco

19.2.13


"Cruzaban la llanura bajo una luna que todavía no aclaraba el suelo que pisaban. El muchacho, agarrado a los arreos del burro, sentía el balanceo del animal como una letanía tan monótona como el territorio que atravesaban. Negro en las alturas, en el horizonte y en los eriales. Guiado por el viejo y sostenido por el asno, se abandonó a los recuerdos del lugar del que procedía."

No tardé en decidirme por esta novela. Las múltiples reseñas positivas y la publicidad que la editorial ha hecho de ella lo precedían y, cargado de expectativas, no me he sabido resistir mucho tiempo a su sencilla portada en la que una nívea cabra nos observa de reojo invitándonos a descubrir los secretos que esconde.

Y descubrimos incertidumbre. Tierras áridas y dejadas de la mano de Dios. Y soledad, mucha soledad. El autor no se molesta a situarnos ni en el tiempo ni en el espacio de forma voluntaria para que el lector experimente el desamparo y el desvalimiento que siente el protagonista de la novela. La historia arranca con un chico que huye desesperadamente de la aldea que le ha visto crecer. Sin saber la causa de dicha fuga el lector seguirá la odisea del pobre muchacho viviendo a flor de piel y con todo lujo de detalles -no es el autor de los que censura fragmentos duros de la narración- el hambre, la muerte, la soledad y su pasado que lo persiguen sin amainar en ningún momento. El único balón de oxígeno que conede Jesús Carrasco al protagonista y al lector es la aparición de un viejo cabrero que es tan taciturno en apariencia como benigno y humanitario de corazón. Es por eso que, mediante escasos diálogos, se convierte en guía y guardián del joven protagonista y le ayuda a huir de sus incansables perseguidores.

Comentarios como el de Elena Ramírez (Seix Barral) también contribuyeron a que me atreviera con Intemperie: "Si tuviera que describirlo diría que estamos ante la riqueza de Miguel Delibes y la fuerza de Cormac McCarthy fundidas en una voz propia. No consigo quitármela de la cabeza; es uno de esos libros que te cambian al leerlos". Desgraciadamente no he tenido la oportunidad de leer nada del primer autor que nombra, aunque soy conocedor del amor que sentía por la geografía castellana y la calidad de sus descripciones sobre esas baldías tierras de la Península Ibérica. Quien sí que conozco es a Cormac McCarthy y aunque, confieso, no es mi autor preferido, su estilo me agradó mucho y, al igual que Elena Ramírez, identifico su fuerza con la de Jesús Carrasco. Sin embargo, este dota a su narración de un estilo más poético y sensible a los sentimientos de sus personajes mientras que el autor americano  suele centrarse más en los hechos.

Intemperie es una historia diferente que transmite un silencio desasosegado a través de sus extensas
descripciones y su falta de diálogos. Un relato duro y no apto para lectores sensibleros. No hay más de cuatro personajes y ninguno goza de nombre, lo que hace, si cabe, aun más desolador el entorno de la trama. De hecho no hay ningún nombre propio en todo el relato. Un guiño más a McCarthy. En una entrevista en el programa Página 2 el autor no dudó en considerar al paisaje como el quinto personaje de la historia. Su ritmo lineal -aunque no monótono- encaja completamente con el estilo descriptivo e imperturbable del autor.

Jesús Carrasco y yo - Sant Jordi 2013, Barcelona
También he visto en Intemperie algo de Hemingway. De este autor solamente he leído El viejo y el mar que, al igual que en esta novela, a partir de detalles nos interna en el alma del protagonista y hace que la obsesión del protagonista sea la obsesión del lector. Así, en el primero no deseamos nada más que conseguir hacerse con el pez gigante mientras que en el segundo nuestro mayor anhelo es escapar de las garras de nuestro perseguidor sin rostro. Los dos libros comparten, además, los paisajes insólitos y la dependencia que sufren sus protagonistas de la azarosa naturaleza.

Una cosa que me llamó especialmente la atención es que los personajes no recitan su situación para que el lector entienda sus idas y venidas sino que tendremos que intuirlo a través de las pistas que van cayendo a cuentagotas de ciertos diálogos y pensamientos. No hallaréis en este libro ninguna explicación sino que es deber del lector entrever la raíz de la historia a partir de esporádicas menciones.

En conclusión, esta breve novela (221 páginas) es como un paréntesis. Una narración diferente para una historia singular. Un relato duro y sensible a la vez que nos hará viajar muy lejos de nuestro ambiente, hacia un mundo hostil para los débiles. Sus páginas están impregnadas de soledad, temor, desolación, sequía, hambre y muerte. Una lectura que solamente recomendaría a quien busque una lectura diferente. Este puede ser un libro soporífero o inmortal, todo depende del lector.


Título: Intemperie. Autor/a: Jesús Carrasco.
Editorial: Seix Barral. Nº páginas: 224. Precio16,50€

33 comentarios

  1. Una buena reseña, aunque no esté de acuerdo con todo lo que señalas. Primero he de decir que en mi texto he escrito que la novela es de lectura ágil y destinada a un amplio público. Creo sinceramente que resulta mucho más fácil leer a Carrasco que a McCarthy (y con esto me refiero a los potenciales "lectores sensibles" y a las preguntas que uno y otro dejan en manos de sus lectores). Por otra parte, pienso de el autor tarda demasiado en meterse en la historia. En las primeras páginas, todo es paisaje.

    Eso sí, el libro está bien escrito y el tema de fondo me ha producido cierta inquietud. Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por tu visita, Offuscatio!
      Estoy de acuerdo contigo en que es una novela abierta a un público mucho más amplio que McCarthy (no digo lo contrario) pero lo que sí que es cierto es que hay muchas similitudes entre Carrasco y el autor americano y que el primero se centra mucho más en el interior y los sentimientos de su joven protagonista. No me atrevería a decir que es ágil del todo, aunque tampoco es denso. Y, aunque te doy la razón de que va dirigido a un público más amplio que McCarthy, esto no significa que vaya dirigido a un público amplio, pues el estilo es muy peculiar y está alejada de las estructuras y estilos típicos de las novelas. No niego que los libros de McCarthy sean más duros y más exigentes con el lector en cuanto a completar la narración pero piensa en un lector que nunca haya leído nada de McCarthy. Sería falso decir que Carrasco se censura pues han habido momentos de la novela muy duros -al menos para mí-. Si de mi reseña has interpretado que las características de esta novela son más intensas que en las novelas de McCarthy no me he expresado bien.
      Lo que no comparto contigo es que tarda en meterse en la historia. En mi opinión este es un libro que desde el primer momento empieza con los nervios a flor de piel y en seguida se encuentra al pastor. Lo que sí que estarás de acuerdo conmigo es que es una novela que crea debate.
      Besos y gracias por tu comentario,

      Eliminar
    2. Es más, me parece un buen libro para una lectura conjunta. Tal como tú, yo tampoco he leído a Delibes, así que mi eje de comparación fue McCarthy. El año pasado además he podido profundizar en su obra y quizá me haya dejado llevar por los buenos recuerdos.

      Eso sí, por primera vez, he experimentado una cierta alegría al constatar que el autor no se iba a detener en ciertos detalles de la trama. Gracias por tu extensa respuesta. Un abrazo,

      Eliminar
    3. Lo de la portada es una oveja, no una cabra ...

      Eliminar
  2. Lo he visto en Página 2 y lo cierto es que me ha parecido una lectura interesante. Dices que tiene cierta similitud con El viejo y el mar, lectura que no me entusiasmó mucho.
    Veo que es de esos libros que o te gustan o no pueden con ellos, que no hay término medio.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Me he hecho con este titulo hace escasamente dos dias,me llamó mucho al descubrirlo y no habia leido ninguna reseña sobre él,la tuya es la primera.Creo que me gustará ya iré contando...
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Demasiado arduo para mí y desesperanzador, con el telediario ya tengo bastante. Besos

    ResponderEliminar
  5. Yo he sido de los que se han lanzado a leerlo a poco tiempo de salir. Coincido en Delibes y McCarthy, pos supuesto que sí. Me ha parecido un libro bueno, muy bueno... pero artificial en sus formas, como si se tratara de un ejercicio mas que de una creación. Y esa sensación ha empañado la historia.
    Lo que más me ha dejado es curiosidad, saber qué será lo próximo para Carrasco.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Es un libro que espero pase por mis manos en algún momento, estaba a la espera de reseñas para ir sabiendo algo más. La conclusión final es retadora y me deja en un dilema. Besos

    ResponderEliminar
  7. Poquito a poquito este libro me está llamando la atención. Y tu buena reseña me anima mucho a darle una oportunidad.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. yo es que soy de este tipo de libros ;) yo si que lo leeria

    ResponderEliminar
  9. Mmm me has dejado preguntándome si sería un libro adecuado para mí.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Me llama la atención y por otro lado algo me tira para atrás. No se que haré finalmente.

    ResponderEliminar
  11. No hay semana que no salga de aquí con un libro apuntado, al menos. Y este lo pongo en la lista.
    Como bien sabes, el estilo de McCarthy me llamó mucho la atención, de forma positiva, y en este caso también has conseguido que me atraiga de buenas a primeras. También estoy intrigada por esas descripciones de la Península y ante el hecho de que los personajes no reciten su situación.
    Más que el libro en sí, es el estilo el que me ha despertado las ganas de ponerme con el libro. Y además cortita... Cae seguro.
    ¡Un beso, Trotalibros!

    ResponderEliminar
  12. Trota yo no sé si este libro me iba a gustar.. Yo formo parte de ese público sensiblero y ahora mismo no está el patio para penas y tristezas y más si son tan áridas. Mejor lo dejo pasar pero te agradezco mucho tu bonita reseña. Besos.

    ResponderEliminar
  13. Lo veo muy triste y... NO. Soy de fácil depresión post-libro jajaja.
    Pero me alegro de que te gustara, igual en otro momento le doy una oportunidad.
    ¡Besos, y gracias por la reseña! :)

    ResponderEliminar
  14. Acabo de llegir la ressenya d'Offuscatio i recullo opinions :-)

    ResponderEliminar
  15. Bueno, Trotalibros. Ayer no leí tu reseña porque estab justo acabando el libro. Soy más de la opinión de Offuscatio, ni McCarthy ni Delibes, me parece incluso una pequeña estrategia de marketing. A pesar de esto, creo que es un muy buen libro, yo no creo que tarde en arrancar, es necesario un comienzo lento para ir viendo como se desarrolla la transformación de la víctima en el verdugo. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  16. Pues me que la duda de si para ti ha sido soporífero o inmortal... Estoy con él y me por ahora me decantaría más por inmortal.
    Besos,

    ResponderEliminar
  17. la verdad que creo que a mí me gustará bastante, o esa es la impresión que tengo!!!jejeje
    Apuntado está en mi lista!!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Pues no me importaría probar con ella... me parece bastante interesante eso que cuentas: tiene originalidad y si además dices que hay guiños a McCarthy (aunque sea solo en lo de los nombres) creo que puede merecer la pena.

    Besos

    ResponderEliminar
  19. Demasiada carga emotiva para momentos de angustia, lo dejare en stand by

    ResponderEliminar
  20. Ya son varias las reseñas positivas de esta novela que he tenido ocasión de leer, y ya puedo decir que tengo claro que es de las que tienen que caer en mis manos. El nombre de McCarthy, que a mí si que me encanta, aunque sea como influencia y no como comparación, pese bastante.

    'Un abrazo!

    ResponderEliminar
  21. Está claro que tendré que leerlo, y eso que no es lo que tenía en mente. Había leído sobre las comparaciones con McCarthy, pero no con Hemingway. Anotado queda. Un beso.

    ResponderEliminar
  22. ya he leído estos días varias reseñas de este libro pero tiene algo que no me termina de llamar, por lo que de momento no creo que me anime con él aunque nunca se sabe
    besos

    ResponderEliminar
  23. Vaya, la segunda reseña que leo hoy de esta novela! No tenía ni idea de que estuviese de moda y recibiendo tantos elogios, pero lo que he leído hasta ahora no me termina de convencer. Creo que ahora mismo me apetecen lecturas más trepidantes y menos arduas. 1beso!

    ResponderEliminar
  24. La verdad es que la portada choca jajaja flipé cuando la vi la primera vez, lo tengo fichado desde entonces ;)

    Besotes

    ResponderEliminar
  25. No nos llama mucho, pero nos alegra que publiquen a noveles.

    ResponderEliminar
  26. ¡Hola, Trotalibros! Nos gusta mucho la reseña, la enlazamos en el perfil del autor en Letras de Encuentro.

    http://www.letrasdeencuentro.es/detalles.php?resenia=587&fuente=Trotalibros

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  27. Pues fijaros que a mí me ha parecido una novela muy pobre a pesar de la riqueza léxica que atesora su autor. Coincido con offuscatio en que tarda demasiado en meterte en la supuesta trama --que por otro lado es algo previsible--, y que a esas alturas ya te has cansado de quitar envoltorios al caramelo, sobre todo por la profusión de palabra del campo. Yo he leído a ambos, a Delibes y a McCarthy, y comprendo que se le compare con ellos, pues en Los santos inocentes Delibes describe muy bien la aridez de Extremadura y McCarthy es un genio en situar sus novelas en lugares inclementes. Pero lo que en ellos resulta enriquecedor, es decir, hacer de la naturaleza un personaje, en Carrasco es decepcionante, porque el paisaje acaba comiéndose al crío,al alguacil, al cabrero etc.. En fin, que no me ha gustado tener tantas expectativas para esto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ES LO MAS APROXIMADO ALO KE SIENTO YO.

      Eliminar
  28. Lo primero que me ha puesto en guardia sobre la novela ha sido el bombardeo mediático, no en vano está editada por el grupo Planeta, y el acuerdo unánime de todas las críticas "oficiales" sobre lo magnífico que es el libro.
    Aun no sé si lo compraré y si lo hago no lo leeré hasta dentro de un año al menos, cuando el "ruido mediático" sea solamente un run- run; ello me limita, lógico, a un "no estar en la onda".
    Por otra parte, ¿cómo es posible que una novela primeriza ya esté traducida a tropecientos idiomas con solamente su valía literaria? ¿es candidata al Nóbel quizá?
    Parece haber una coincidencia general en que es una narración en donde la descripción del paisaje junto al abuso del "argot campesino" le da un tono "naturalista" muy de agradecer para el otoño invierno de lluvias.
    Conste que no es ganas de fastidiar, son preguntas que me hago y que hago a quienes lo habéis leído.
    Gracias por dejarme participar.
    Salu2

    ResponderEliminar