Cartas de la monja portuguesa, de Mariana Alcoforado

"No siento más que despecho contra mí misma cuando pienso en todo aquello que os he sacrificado. He perdido mi reputación, me he expuesto a la ira de mis padres, a la severidad de las leyes de este País contra las Religiosas, y a vuestra ingratitud, que se me presenta como el mayor mal de todos. Pero, sin embargo, presiento que mis remordimientos no son verdaderos, que por vuestro amor debería de haber corrido los mayores peligros, y que además albergo un placer funesto por haber arriesgado mi vida y mi felicidad. ¿Acaso debí eludir el poner a vuestra disposición todo lo que poseo de preciado? ¿Acaso no me encuentro satisfecha por haber actuado como lo hice? Mis sentimientos por vuestra persona llegan hasta tal extremo que no me siento lo suficientemente satisfecha ni con mis sufrimientos, ni con el exceso de amor, ya que no me permiten, ¡ay qué gran desgracia!, enorgullecerme adecuadamente para sentirme pagada de vos."

Me enteré de la existencia de este libro por la reseña de Carmen, como siempre irresistible. En seguida me picó la curiosidad por esas cartas que en su publicación habían tenido tanto éxito. Tal y como nos relata un breve nota sobre la edición fue un librero-editor de París, Claude Barbin, quien obtuvo el privilegio real para su impresión. La obra obtuvo tal popularidad que se llegaron a imprimir veintiuna ediciones en seis años. Hoy os traigo la edición de Zorro Rojo de Cartas de la monja portuguesa.

La obra consta de cinco apasionadas cartas firmadas por una monja portuguesa llamada Mariana Alcoforado que, desde el convento de Beja, le escribe a un oficial francés, el conde Noël Bouton de Chamily, famoso por ser un verdadero Don Juan, que la sedujo en su estancia en Portugal. En 1669 se publican bajo el título de Lettres portugaises traduites en français, es decir, se publicaron en francés -no se han encontrado las originales- pero dejando claro que se trata de una mera traducción. Sin embargo hoy se sabe que realmente fueron escritas por Gabriel-Joseph de Lavergne, vizconde de Guilleragues, periodista y diplomático francés. No es difícil suponer el motivo del ocultamiento de la autoría: en aquella época que un vizconde escribiera sobre una monja que se ha dejado seducir por un oficial y le escribe esas cartas llenas de frenesí y pasión no estava precisamente bien visto. Me encantan los libros llenos de incertidumbre histórica y con autores misteriosos.

Empecé a leer este libro sin saber adonde me metía. Nunca había leído ningún libro epistolar. Sin embargo, pronto la magia de las palabras acabaron por hipnotizarme y no supe dejar de leer. Es un libro impresionante que transmite una pasión y un amor sin límites. Pero no solo es esto, sino que lo escribe una monja que no duda en luchar contra el mundo por un amor que, además no es correspondido. Y con sus cartas sabe transmitir esa soledad y ese sentimiento de tristeza profunda y sombría. La verdad es que, aunque desde el principio el libro deja clara la autoría de los libros, no dejaba de dudar sobre si realmente esas cartas fueron verídicas y las escribió Mariana Alcoforado. Se me hacía imposible que alguien que no hubiera sufrido esa traición y su consecuente desamor pueda escribir esas cartas, que tan profundas, íntimas y naturales se me presentaron.

A través de las cinco cartas el lector observará la evolución de los sentimientos de la monja portuguesa que pasa de un amor lleno de esperanza a una resignación triste y rendida. Y es que el hecho de que solamente se nos presenten las cartas de sor Mariana y no las del oficial -solo sabemos de ellas las escasas referencias de las cartas de la monja- hace que su silencio nos deula y nos lo imaginemos en una taverna besando, con otras mujeres y riéndose de las cartas de la desamparada monja con otros soldados. Y aun así Mariana le sigue escribiendo cartas, con la esperanza que sus sentimientos desesperados despierten alguno en el corazón del conde Noël Bouton de Chamily.

El lector es testigo de las constantes dudas que sufre la monja. En una sola carta hay muchas contradicciones que demuestran el amor que siente sor Mariana por el conde pero a la vez la rabia que siente por haber sido engañada y no amada por él. Se trata de un libro corto. Un servidor no tardó más de un día en finalizarlo. 

La edición es simplemente inmejorable. De tapa cartoné con tela y papel de muy buena calidad. Antes
Ilustración de Milo Manara
de empezar con la lectura propiamente nos encontraremos con una nota sobre la edición que nos habla de su publicación, su autoría y su repercusión en el mundo literario. En esta misma nota encontraremos la portada de la primera edición de la novela epistolar. La Editorial Zorro Rojo incorpora en este libro las cinco cartas en español y en el idioma original, es decir, en francés. Las densas cartas están impresas con amplios márgenes para hacer más relajante su lectura. El libro está dotado de un fantástico epílogo de Rainer Maria Rilke y las ilustraciones eróticas de Milo Manara. Aunque en un principio no me gustaba su presencia, pues leía cartas románticas y llenas de pasión y, a su lado, ilustraciones llenas de lujuria y lascivia, a medida que avanzaba la lectura supe enlazar la desesperación, la nostalgia, el fervor, el delirio y la devoción que siente la monja con el erotismo de los dibujos de Milo Manara.

Una cosa que no entendí fue que si realmente se ha demostrado la verdadera autoría de las cinco cartas, tal y como asegura la nota de la edición, porqué en la portada se sigue poniendo como autora a Mariana Alcoforado. ¿Por qué no poner directamente al vizconde de Guilleragues? 

En general, un libro único que se compone de cinco cartas cuyas palabras llegarán al lector y sentirán piedad por el desesperado ruego de la monja enamorada. Un libro corto pero profundo que nos muestra el lado más sombrío y triste del amor; el no correspondido. Las cartas se complementan con las ilustraciones eróticas de Milo Manara, novedad de esta cuidada edición de la Editorial Zorro Rojo, que refuerzan el mensaje de las cartas, la soledad y la pasión de Mariana Alcoforado.


Agradecimientos a Libros del Zorro Rojo por el ejemplar.

Título:
 Cartas de la monja portuguesaAutor/a: Gabriel-Joseph de Lavergne.
Título original: Lettres portugaises traduites en français
Editorial: Zorro Rojo. Nº páginas: 105. Precio19,90€

Comentarios

  1. No conocía el libro, tomo nota de tu reseña, aunque creo que no sea una lectura que me atraiga mucho de momento. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Qué curiosa...creo que la reseña de Carmen me la salté...
    De todas formas no me atrae demasiado....la dejo pasar.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Cuando nos traes reseñas de este tipo me pones en una gran encrucijada. ¿Por qué? Pues bien, el libro inicialmente no me hubiera llamado nada la atención; ni por título, ni por sinopsis, ni por temática. Pero hablas de él, de una forma que hace imposible quedar indiferente después de leer tu reseña. Me hace pensar eso de, bueno, al menos debería darle una oportunidad.
    Este lo voy a dejar en la categoría de libros de biblioteca, ya que, a pesar de tu reseña, sigo teniendo mis dudas. Pero por contra, también tengo muchísima curiosidad por saber más.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Tropecé con este libro en mi librería de cabecera y caí enamorada: una edición preciosa y una historia llena de frenesí que me apetecía conoqcer. Luego busqué información en internet sobre el libro y encontré la reseña de Carmen que me convenció de que tenía que leerlo en algún momento. Espero poder hacerme con esta cuidada impresión pronto y conocer a fondo a esta monja portuguesa, cuyas cartas, sean suyas o no, parecen dejar huella imborrable en quien las lee. 1beso!

    ResponderEliminar
  5. Aunque soy una lectora apasionada por el género epistolar, nunca he leído un libro compuesto por una corespondencia que se remonte a siglos pasados. Quizá ha llegado la hora de probarlo, porque parece que a ti te ha encantado. Me lo llevo. Gracias.

    ResponderEliminar
  6. Me apunto el libro. Me llama sobre todo la atención la cantidad de ediciones que tuvo al inicio de su publicación y también el género epistolar del que soy una enamorada. Intentaré conseguir la edición que nos traes.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Me estaba quedando a cuadritos con lo de la monja enamorada hasta que has dicho que es ficción xDDDDDDDDD. Pues igual lo saco de la biblio, a ver qué me parece a mí :3

    ResponderEliminar
  8. El género epistolar no me ha reportado demasiadas alegrías. Creo que es bastante especial y hay lectores a los que les funciona y a otros, no tanto. Soy del segundo grupo así que dudo que me planteé leer esta novela algún día, sin descartarla del todo.

    ResponderEliminar
  9. Yo lo conocí porque lo leía el personaje de Tim Robbins en La vida secreta de las palabras, recuerdo que lo busqué después de verla y no lo encontré, estaba descatalogado de aquella. Ahora puedo hacerme con él.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Parece muy interesante, aunque, como a tí, las ilustraciones eróticas no me gustan y no me cuadran mucho si la novela no es erótica en sí.
    Me parece un punto de vista muy original el de la monja perdida de amor.

    Saludos ^^

    ResponderEliminar
  11. Pues no había oído hablar de este libro hasta ahora. Interesante la reseña.
    Besos!

    ResponderEliminar
  12. Pufff no se que decirte, no soy yo mucho de amores... me cuesta conectar con este tipo de historias.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. auqneu em gusta el género epistolar, no tengo claro si me gustará, de momento no me la apunto. Gracias por la reseña. Besos

    ResponderEliminar
  14. La reseña de Carmen también me tentó, que el género epistolar hasta ahora lo he disfrutado. Y por lo que señalas, creo que con este libro volveré a hacerlo. A ver si logro hacerle hueco pronto.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  15. La de libros que me habré apuntado por culpa de Carmen! jejejeje

    Besotes

    ResponderEliminar
  16. Este libro lo tengo apuntado desde hace tiempo. Me llamaba mucho la curiosidad lo que leí de él y tu reseña reafirma mi interés. Voy a ver si lo pillo de la biblioteca. Por cierto, la ilustración muy impactante ¿eh? Besos.

    ResponderEliminar
  17. Holaa :) No lo conocía, pero parece interesante. ¡Gracias por la reseña!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Poes me llama mucho, aunque es verdad que la ilustración que has seleccionado no se corresnponde nada con el contenido que al parecer tiene el libro. Un beso!

    ResponderEliminar
  19. Hola!

    Pues no me llama la verdad y tampoco que esté escrito en cartas

    un beso!

    ResponderEliminar
  20. Vaya... no conocía el libro. Pero me pica la curiosidad, puede que le dé una oportunidad. Apuntado queda!

    BESOTES

    ResponderEliminar
  21. Qué ilusión que te hayas animado a leerlo y además animado por mi reseña. Genial!! Y genial reseña!! Lo que no me acaba de cuadrar, si te soy sincera, son esas ilustraciones eróticas que, en mi opinión, desvirtúan el espíritu del libro. Mi edición es la más austera de Magoria.
    Besos y, de verdad, muchas gracias por la mención.

    ResponderEliminar
  22. Normalmente suele gustarme el género epistolar, pero este libro en concreto no acaba de convencerme y con todo lo que tengo pendiente cada vez voy seleccionando más.

    Besos

    ResponderEliminar
  23. Me interesa tanto por el contexto como por su argumento, a ver si me la pillo y la leo. Por cierto, me anoto tu sugerencia del Círculo, ya lo haré.

    ResponderEliminar
  24. Creo que no he leído la reseña de Carmen, me la habré saltado sin querer...
    Curioso libro, yo tampoco lo conocía hasta hoy. No he leído nunca un libro epistolar, pero en principio no me llama demasiado, así que, al menos de momento, creo que lo dejaré pasar.
    Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada