Notre-Dame de París, de Victor Hugo


Debolsillo
"La aclamación fue unánime. Todos se precipitaron hacia la capilla y sacaron a hombros al bienaventurado papa de los locos. Pero fue entonces cuando la sorpresa y la admiración llegaron a su cenit. La mueca era su rostro.
O más bien toda su persona era una mueca. Una voluminosa cabeza erizada de pelos rojos; entre los hombros, una joroba enorme que le deformaba también el pecho; un sistema de muslos y piernas tan extrañamente desviados que solo podían tocarse por las rodillas y, vistos de frente, parecían dos hoces unidas por el mango; unos pies anchísimos y unas manos monstruosas; y, con toda esa deformidad, cierto aspecto temible de vigor, de agilidad y de coraje. Una rara excepción de la regla eterna según la cual la fuerza, como la belleza, es resultado de la armonía. Así era el papa que acababan de elegir los locos."

Una de los mejores libros de los que he podido disfrutar en mi corta vida de lector ha sido, sin lugar a dudas, Los Miserables, de Victor Hugo. Aunque su longitud en un principio me intimidó, acabé por disfrutar de cada página, enamorarme de todos sus personajes y sentir que la historia permanecería siempre conmigo, y así ha sido. Sin duda releeré más de una vez esta obra magna del escritor francés. Al acabar la reseña me prometí que no me perdería su otra famosa novela, que en su momento inspiró la película de dibujos animados de Disney El Jorobado de Notre Dame. Finalmente lo he hecho y sus 639 páginas me han vuelto a enamorar. Hoy os traigo Notre-Dame de París.

Al igual que en Los Miserables se me hace difícil resumir esta historia pues no hay un protagonista propiamente, sino que la narración avanza a través de varios personajes cuyas vidas se cruzan y se alejan intermitentemente. Esto realmente me gusta del autor, pues en cierto modo hace protagonistas de su historia a todos sus personajes. Sin embargo, si Notre-Dame de París tuviera un personaje principal éste sería Esmeralda, una bella gitana que baila y toca la pandereta por las calles de la capital francesa junto a su cabra Djali para ganarse el pan. Sin pretenderlo, sus ojos oscuros y su belleza seducen al perverso y vil arcediano Claude Frollo, que hasta el momento había focalizado todas sus atenciones en el saber y su máxima ambición residía en la búsqueda de la piedra filosofal odiando a la vez a las mujeres y, especialmente, a las gitanas. Frollo tiempo atrás adoptó ante Notre-Dame -antes allí se dejaban los niños expósitos- a Quasimodo, un niño deforme que acabará siendo el campanero de dicho templo. Él también se enamorará de Esmeralda, aunque su amor resulta ser piadoso y servil, contrastando con la pasión sombría de su amo. La gitana, lejos de aceptar al arcediano y conocer los sentimientos del campanero, se enamora locamente del capitán Phoebus. Entre estos lazos de amor, desamor, odio, rencor y fidelidad Victor Hugo nos presenta a muchos otros grandes personajes como el divertido y desamparado Pierre Gringoire y asombrosos y legendarios escenarios como la terrible Corte de los Milagros.

Victor Hugo es sencillamente mítico. Todas sus historias son de una forma u otra inolvidables y, como he mencionado antes, no pretende hacer de ningún personaje el principal. A través de una prosa tan natural como cuidada y valiéndose de su posición de narrador omnisciente recorre el París del siglo XV
a través de distintos personajes que forman una fabulosa red de intrigas, intenciones morbosas y personalidades distantes. La especialidad de Victor Hugo es la descripción de sentimientos, conductas y situaciones que ponen de manifiesto el carácter de los actores que forman el hueso de sus novelas.

Y es que cada personaje tiene su vida, su personalidad y sus prioridades. Me gustaría destacaros algún personaje en particular para ilustrar esta afirmación pero Victor Hugo consigue hacerlo con todos. Me llamó especialmente la atención, pero, el amor que siente la ingenua y bella Esmeralda por el capitán Phoebus, que, a su vez, busca lo que busca en la gitana y está lejos de amarla de verdad. Sin embargo Esmeralda se cree sus falsas promesas cegada por ese amor salvaje y descontrolado. A su vez el arcediano se halla atrapado entre las rígidas creencias que han imperado a lo largo de su vida o esa sensación tan placentera que siente cada vez que observa a la gitana bailar. Quasimodo, enamorado de la compasión que le demuestra Esmeralda observa el mundo desde las altas torres de Notre-Dame, pensando en ella.

Muchas son las diferencias entre la versión original y la versión de dibujos animados que todos hemos conocido de pequeños o de no tan pequeños. Tanto que cabría decir que no estamos hablando de la misma historia. Victor Hugo, como siempre, nos presenta personajes humanos, con todos sus errores y virtudes. No hay en esta historia un malo malísimo. Claude Frollo salvó a su hermano -que, por cierto, no aparece en la versión de dibujos animados-, Jehan Frollo, de una muerte segura, lo cuida, lo quiere y lo educa, pese su alma rebelde. También salva a Quasimodo, voluntariamente y por piedad, mientras que en la versión de Disney lo salva porque se lo exige un obispo. Demasiadas son las diferencias para exponerlas aquí, pero la que me impactó más fue el trágico y romántico final del libro, que recuerda a la palabra que inspiró a Victor Hugo para escribir este libro: fatalidad.

En cuanto al estilo del autor es exactamente el mismo que os explicaba en la reseña de Los Miserables. Debido a la versión de Disney esperaba una historia cuyo protagonista fuera Quasimodo y versara todo sobre la superación de su fealdad y la aceptación del pueblo de su extravagante apariencia física. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Quasimodo es un personaje más y me sorprendió lo poco que apareció. La novela en sí es mucho más trágica y sombría que Los Miserables y su final nos dejará el corazón encogido. En Notre-Dame de París abunda mucho el uso del latín y el castellano. "¿Qué? ¿El castellano? ¿En qué lees tú, en esperanto o qué?". No, aunque lo haya leído en español, la edición de Debolsillo contiene notas de la traductora que te informa en todo momento de cuando se escribió en la versión original en nuestro idioma. Abunda en las canciones de la gitana, que sabemos que había vivido en Cataluña, y su mismo nombre, Esmeralda, es así en la versión original. 

También encontraremos en esta novela muy bien retratado el fenómeno social que imperó la Edad Media consistente en la creencia de la existencia de las brujas y cómo la sociedad, con esta excusa, se deshace de las minorías como los gitanos. Aprecié en esta obra crítica social, sobretodo en lo concerniente a la monarquía absoluta y el sistema judicial de aquellos tiempos. Paradigma de esta última característica es el escenario en el que Quasimodo, sordo, es sentenciado por un juez, también sordo.

El libro está se divide de once libros. Aunque, a diferencia de Los Miserables, la historia no tarda en arrancar con un fracaso total del poeta Pierre Gringoire, sí que el Libro Tercero, que se nos describe Notre-Dame y el París medieval en cuarenta páginas, puede aburrir un poco al lector impaciente. Sin embargo también es verdad que resulta muy interesante conocer cómo era la ciudad de las luces en aquella época. Por cierto, se agradece a Debolsillo que hayan respetado el título original de la obra y solamente hayan puesto el tilde en París. Cada vez que leía Nuestra Señora de París me daban ganas de sacarme los ojos. Notre-Dame es el nombre de un templo y, en mi opinión, no se debería traducir.

Cabe mencionar que Los Miserables tiene un total de 1.742 páginas mientras que esta novela tiene poco más de 600 páginas, por lo que no conecté tanto con Esmeralda, Quasimodo, Phoebus y Frollo como con Fantine, Jean Valjean, Marius y Cosette. Pero realmente Victor Hugo me ha vuelto a enamorar con esta obra que, en mi opinión, es su novela más romántica.

Victor Hugo escribió Notre-Dame de París tras separarse de su mujer Adèle y por encargo de un editor. Le llevó aproximadamente seis meses acabar con la obra y lo agotó físicamente. Sin embargo el esfuerzo se vio recompensado ya que fue bien valorada por los críticos y tuvo gran éxito entre los lectores, cosa que le supuso un alivio económico en su momento. Si queréis saber más del autor podéis encontrar su biografía relatada por mí mismo aquí.

En general, Victor Hugo se ha convertido, sin lugar a dudas, en uno de mis escritores favoritos. Sus historias, sus personajes y su modo de escribir me han cautivado una vez más con Notre-Dame de París, una historia compleja llena de amores imposibles, marginación y crítica social, muy distante de la versión de dibujos animados de Disney. Recomiendo su lectura a todos los lectores pacientes.

Otras entradas sobre Victor Hugo: Reseña de Los Miserables, Historia de una vida (biografía).


Título: Notre-Dame de ParísAutor/a: Victor Hugo. Título original: Notre-Dame de Paris
Editorial: Debolsillo. Nº páginas: 639. Precio11,95€

Comentarios

  1. Leí Los miserables y me entuasiasmó pero algo me pasó con esta novela, quizás esperaba otra cosa, que me costó terminarla.

    ResponderEliminar
  2. Tengo pendiente a Victor Hugo y está muy arriba en mi lista de prioridades, tanto por Los miserables como por Notre Dame de París. Tengo que decir que me ha encantado lo que nos has contado del libro. Sencillamente, es lo que esperaba encontrar. Y tengo aún más ganas si cae de leerlo.
    Eso sí, me apunto conseguir una versión con anotaciones por lo que comentas. Llegas a saber leer en esperanto y te pongo un templo xDDD
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Y yo sin leer a este gran autor -todavía-. Prometo ponerme las pilas pronto. Que sí, de verdad, lo prometo.

    Un saludito y feliz lunes.

    ResponderEliminar
  4. Tengo pendiente muchos clásicos y Victor Hugo es uno de ellos...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Nuestra señora de París es mi eterno pendiente de Victor Hugo. Y eso que lo que he leido de él me ha gustado bastante, pero siempre me da pereza (y un poco de miedo) atreverme a empezarlo. A ver si ahora en verano...

    ResponderEliminar
  6. Es un gran libro sin duda, a mí me gusta casi tanto como Los miserables y con decir esto hay que tener cuidado, como dices, la gente cree que uno se refiere a la versión de dibujos animados :) Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Apuntado queda, sin duda. Victor Hugo es uno de los grandes que tengo que probar si o si.
    me ha resultado curioso que como dices, Quasimodo no sea el protagonista de la historia, sino que la historia oscile entre todos los personajes.
    Tengo que decir, que la película de Disney no me gustó xDD No se, siempre recordaré la escena en que a Quasimodo le tiraban cosas en la plaza, que lloré como una magdalena y no la he vuelto a ver.
    Traumas infantiles jaja

    Lo dicho, y me ha encantado tu reseña, completisima
    saludos ^^

    ResponderEliminar
  8. Algún día tendré que leer Los miserables, del mismo autor. Lo que pasa es que me echa para atrás que sea tan largo. Si me gusta, probaré con esta ya que la pones tan bien.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. ohh como la mayoria la conocimos por la pelicula xD de tdos modos quiero leerlo :)

    ResponderEliminar
  10. Tengo una deuda pendiente con este libro. Lo intenté empezar hace años, pero no pude pasar de las primeras páginas y lo dejé descansar. Y sigue descansando. Pero tengo que volver a intentarlo. Y tu reseña me deja con ganas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  11. Creo que para empezar debería leer "Los miserables", porque, pese a que me gustó su última adaptación cinematográfica, también es cierto que sabe a poco. En cualquier caso, tiene mucho mérito embarcarse así en la lectura, casi consecutiva, de dos clásicos de la literatura francesa. Un abrazo,

    ResponderEliminar
  12. Lo tengo pendiente desde hace tiempo. Lo compré porque de pequeña (y no tan pequeña) me encantaba la película de Disney, pero lo he ido postergando. Creo que antes leeré Los miserables, pero le tengo muchas ganas a Notre-Damme de París.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  13. Quiero leer Los Miserables, acepto que lo conocí por la película (que aún no veo), pero me alegra porque asi descubri un libro del cual hablan maravillas. Y ahora que mencionas este otro libro, también quiero leerlo! He visto la película obviamente, y no tenía idea que era de un libro, y menos que era de Victor Hugo. Pero siempre se aprende algo nuevo xD Gracias por tu reseña, me anima a leerlos. Besos!

    ResponderEliminar
  14. Sin duda, habrá que apuntarse Nôtre Dame de Paris. Los Miserables es una magna novela, no solo ya por la extensión de la misma, como bien dices, sino por la calidad que atesoran sus páginas. Una novela para degustar sin prisas y empaparte del París que nos relata con maestría. Jean Valjean es un personaje inolvidable, al igual que Cossette. Uno de los mejores autores clásicos, sin duda alguna. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Yo no he atrevido con este autor al que le tengo un profundo respeto. Me llama la atención lo que cuentas de sus obras, que te han resultado tan cautivadoras, sin embargo, creo que aún no estoy preparada para leerlas. Besos.

    ResponderEliminar
  16. Otro libro con el que me gustaría ponerme, aunque he de reconocer que impone. Qué bien que lo hayas disfrutado. Un besote!!

    ResponderEliminar
  17. Holaaa, pues mira el otro día me compré los miserables porque encontré una edición en tapa dura muy bien de precio, lo malo es que la letra es un poco pequeña, no lo voy a leer proximamente pero pensé que era una buena ocasión de ponerme con él, a ver cuando me despeje un poco de lecturas pendientes... En cuanto al que nos traes, se supone que me lo tiene que enviar Edelvives ilustrado por Lacombe, una auténtica joya a ver si es verdad y si no me lo compraré. Besos

    ResponderEliminar
  18. Me encanta este libro. Menuda tontería voy a decir pero fue un descubrimiento, yo sólo conocía la historia Disney...
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Lo tengo en casa, pendiente desde hace mil, tanto libro como autor.

    Besotes

    ResponderEliminar
  20. Me apetece este clásico desde hace tanto tiempo que ni recuerdo pero siempre le ganan puestos otras novedades. Pero en la lista está.
    Besos,

    ResponderEliminar
  21. Muy buena reseña, como siempre. Este libro lo leeré seguro, pero quiero hacerme con la edición del mismo ilustrada por Benjamin Lacombe, para no sólo disfrutar de una historia que ha trascendido al libro para convertirse en parte de nuestra cultura, sino también del precioso trabajo de un artista de nuestro tiempo. 1beso!

    ResponderEliminar
  22. Tengo pendiente Los Miserables, por lo que cuentas debo añadir este a mis deseos xD
    ¡Gracias por la reseña!
    Besitos<3

    ResponderEliminar
  23. Victor Hugo es uno de mis eternos pendientes, y eso que tengo Los Miserables desde hace más de cinco años en la estanteria, pero veo el volumen y me da muchísimo respeto jejeje.
    Pero algún día los leeré ambos, prometido.
    Saludos

    ResponderEliminar
  24. La película de Disney me encantó y desde que supe que había un libro, y que ese libro estaba escrito por el autor de Los Miserables, supe que tendría que ser mío.
    Lo que pasa es que yo me quiero leer el original, no la adaptación para niños, que es lo único que las editoriales saben hacer. Sólo adaptar clásicos para niños en vez de publicar el original...
    Bueno, esta edición me llama la atención, por eso, como te lo has leído, me gustaría saber si es el original y no una mera adaptación.
    Mientras, me paso por tu blog que tiene muy buena pinta ^^.
    ¡¡Byeeeee!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te confirmo que es el original traducido. Hay otras ediciones originales, como una de Alianza editorial.
      Disculpa la brevedad de la respuesta. Estoy en clase!
      Besos

      Eliminar
  25. Romanticismo exacto reflejado en letras! Obra genial! Muy bueno tu post,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario