Quedaos en la trinchera y luego corred, de John Boyne

"Aunque era decepcionante tener tan pocos invitados en su fiesta de cumpleaños, Alfie intentó no darle demasiada importancia. Sabía que algo estaba ocurriendo en el mundo real, algo de lo que siempre hablaban los adultos, pero parecía aburrido y, además, no le interesaba demasiado. Corrían rumores desde hacía meses; los adultos no se cansaban de repetir que algo importante estaba a punto de suceder, algo que iba a afectarles a todos. A veces Georgie decía a Margie que empezaría de un momento a otro y que debían estar preparados. Y a veces, cuando ella se disgustaba, le decía que no tenía de qué preocuparse, que la sangre no llegaría al río, porque Europa era demasiada civilizada para empezar una disputa que nadie podía esperar ganar."


La Primera Guerra Mundial es de las etapas históricas de las que más se escribe, a pesar de que es frecuentemente eclipsada por el horror de la segunda. Muchos escritores han aprovechado esa oscura época para revivir el sufrimiento, el dolor, la pérdida y la muerte que se vivió en esta sangrienta guerra, aunque unos con más buen resultado que otros. El otro día os hablaba en el blog de 14, de Jean Echenoz, que, en mi opinión, había perfilado la guerra con una precisión y frialdad escalofriantes en menos de cien páginas. El autor del libro que os traigo hoy se ha reservado una posición de honor en este grupo de escritores con una novela cuya sinopsis nunca he podido olvidar y cuyo final ha hecho que siempre haya tenido presente a aquel misterioso niño con el pijama de rayas. Hoy os traigo Quedaos en la trinchera y luego corred, de John Boyne.

Londres, 1914. El día en el que Alfie cumple cinco años empieza la que más tarde llamarían la Gran Guerra. Su padre, Georgie, no tarda en alistarse voluntariamente al Ejército y nuestro protagonista se queda viviendo con su madre, Margie, que empieza a trabajar día y noche para no quedar en la indigencia. Las cartas de su padre empiezan siendo alegres pero cuando es enviado al frente en Francia su correspondencia adquieren un tono más oscuro y acaban sin tener mucho sentido. Aunque su madre dice que se encuentra en una misión secreta Alfie está convencido de que ha muerto. Después de año y medio desde la última carta recibida Alfie trabaja ejerciendo de limpiabotas en la estación de King's Cross sin que su madre lo sepa para ayudar a la economía de su hogar. Un día, por casualidad, descubre que su padre está vivo cuando a un médico al que le estaba limpiando los zapatos se le caen los documentos por el suelo y le ayuda a recogerlo. Confundido pero lleno de esperanza se propone encontrarlo.

John Boyne escribió el que, estoy seguro, será un clásico juvenil de este siglo. Aunque sus obras posteriores no me han decepcionado también es verdad que no ha conseguido igualar la calidad de su primera novela: El niño con el pijama de rayas. Aunque ha escrito varias novelas para adultos solo ha conseguido destacar, a mi parecer, con sus libros de género juvenil y esta vez ha decidido centrarse en una Londres apesadumbrada por la Primera Guerra Mundial. Con un lenguaje sencillo y un ritmo cinematográfico la historia va avanzando a través de la experiencia de Alfie, un chico sensible y lleno de bondad que acepta las circunstancias que le acontecen.

En mi opinión el personaje que más interés despierta y cuya personalidad impresiona más al lector es Joe Patience, un vecino de Alfie y el mejor amigo de su padre, que es objetor de conciencia y al que el negarse a ir a la guerra cuando el alistamiento deja de ser voluntario le hace sufrir severas consecuencias. Los demás personajes no despertaron especialmente mi interés pero cumplen lo que se espera de ellos. El final está a la altura y la última frase del libro sacará una sonrisa al lector.

Creo que no es necesario que os hable de las ediciones de Nube de tinta, que siempre logran convencernos con sus magníficas portadas. Esta, en mi opinión, es la mejor de todas. Sin embargo, también me molestó el hecho de que no hallé concordancia entre el contenido de la novela y la imagen que ocupa su portada. El título también me ha parecido elegido con fines comerciales pues, aunque se repite mucho en la novela, a mi parecer no adquiere suficiente relevancia. Esto, claro está, es una opinión personal y todo escritor tiene derecho a titular su libro como le venga en gana.

El único punto negativo que le he visto a la novela es que John Boyne podría haber aprovechado el momento histórico y las circunstancias en la que Inglaterra se encontraba para describir lo que sucede alrededor de Alfie, y no centrarse tanto en su caso concreto. Aún así debemos tener en cuenta que se trata de literatura juvenil y es comprensible que el autor haya decidido ir directo al grano, sin andarse con demasiadas florituras, y de este modo centrarse en lo que le sucede al protagonista.

En conclusión, Quedaos en la trinchera y luego corred es un libro que se lee rápido y es ágil. Se trata de una novela crítica con la guerra y sus consecuencias (como la muerte, la indigencia, la xenofobia, los prejuicios, los rencores, los traumas...) situándose en la Primera Guerra Mundial pero sin explotar demasiado el momento histórico ni entrar en detalles, apuntando el foco directamente a la experiencia de Alfie, el protagonista de la historia. Un libro juvenil que engancha y en ningún momento decae la acción.

Editorial: Nube de tinta. Nº páginas: 256. Precio papel: 15,95€


Notas.
  1. John Boyne (Dublín, Irlanda, 1971) es un escritor irlandés. Se formó en Trinity College, y en la universidad de East Anglia, Norwich, Inglaterra. Es autor de The boy in the striped pyjamas (El niño con el pijama de rayas), novela que se convirtió en un éxito en todos los países en los que se publicó. En Irlanda se mantuvo en primer lugar durante un año entero. Ha sido traducida ya a treinta y cuatro idiomas incluyendo braile y ha supuesto un extraordinario éxito de ventas en diversos países. Ganadora de dos Irish Book Awards y finalista del British Book Award, ha sido recientemente llevada al cine por Miramax/Disney por la dirección de Mark Herman. En España ha sido galardonada con el Premio de los Lectores 2007 de la revista Qué Leer y ha permanecido más de un año en todas las listas de libros más vendidos. En Francia ocasionó una expectación tan aclamada por los lectores que Le Gaccete D'Irgoer publicó una oda a John Boyne por relatar la historia a la perfección. Más información en Wikipedia. Página web del autor: aquí.
  2. Agradecimientos a Nube de tinta (PHM) por el ejemplar. Twitter del sello: @nubedetinta.
  3. Otras reseñas de libros del autor en el blog: El increíble caso de Barnaby Brocket.
  4. Otras reseñas de Quedaos en la trinchera y luego corred: Perdida en un mundo desconocido, A doble altura.

Comentarios

  1. No sé yo si El niño... será considerada un clásico, el tiempo lo dirá pero yo creo que hay obras que pueden hacerle la competencia. Esta, por lo que cuentas, me ha llamado la atención, y eso que tiendo a cerrarme en banda ante este escritor.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Creo que lo bueno que tienen las novelas bélicas es su punto histórico. Si en este caso la novela carece de él, debe estar algo "coja". No la he leído, no puedo opinar, pero no sé si me lanzaré a leerla.
    Gracias por acercarnos este título y por tu trabajo con la reseña.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  3. A mí me decepcionó la ópera prima del autor, y no sé si volveré a darle una oportunidad. Dudo que sea con esta, porque La caída de los gigantes, de Follett, seguro que le hace sombra, al tratar la misma época.

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que no es comparable a La caída de los gigantes. Pero es que no deben compararse. La caída de los gigantes nos narra toda la guerra. Esto es una novela juvenil más centrada en un personaje y dirigida a otro tipo de lector, por lo menos desde mi punto de vista.

      Eliminar
  4. ¡Buf! Le tengo muchas ganas, El niño con el pijama de rayas me gustó mucho y creo que este me va a gustar más ;)

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. A mi me gusto el niño con la pijama de rayas :D y me gustaria leer este

    ResponderEliminar
  6. Me encanta este estilo de libros. Es un autor que consigue que te encante la historia que cuenta.
    Apuntaré este libro. Aunque como bien dices, la Segunda Guerra Mundial suele eclipsar a la primera, a mí me gusta más la segunda, pero me gusta saber igualmente de otros hechos del pasado.
    Gracias por la reseña (:

    ResponderEliminar
  7. No me leí El niño con el pijama a rayas, la segunda guerra mundial y los nazis no están entre mis lecturas preferidas. En cambio la primera guerra mundial si guarda cierto interés. Aunque no te haya parecido tan buena, no pierdo nada por probar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que acabé tan sumamente aburrida de ver El niño en todos lados, que no lo leí... Y eso que la ambientación (al igual que con este) me pirra...
    Veremos.

    Besotes

    ResponderEliminar
  9. Ni me gustan las novelas bélicas ni las juveniles,n así que no creo que esta tenga muchos puntos para anotármela. Besos.

    ResponderEliminar
  10. El autor me gustó con El niño con el pijama de rayas así que espero poder leer este
    Gracias por la reseña^^
    besos

    ResponderEliminar
  11. Me gusta el estilo de este autor, así que no me importaría leer este libro, a pesar de esos peritos que señalas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  12. Aún no leí nada de Nube de tinta y coincido contigo en que sus portadas y el corte y de su historias me gustan. como dice Margari, no me importaría nada leer este libro. Besos

    ResponderEliminar
  13. El niño... no me entusiasmó mucho y como dices que esa es mejor que la que reseñas, no creo que me convenza. Es un autor con el que creo que no conecto.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  14. Me llama bastante la atención así que seguro que le daré una oportunidad.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  15. Como dices que no esta mal pero que El niño con el pijama a rayas es mejor pues creo que si tengo que leer algo de este autor me leeria ese libro primero, un beso

    ResponderEliminar
  16. Lo leería sin dudar, pese a sus matices, es una época que me atrae y la edición también tira lo suyo. Un besote!!

    ResponderEliminar
  17. Me gustan mucho libros libros que tratan sobre la Primera Guerra Mundial, conflicto eclipsado, como bien dices, por el horror de la Segunda. Si a esto le sumo que Nube de Tinta me parece una editorial la mar de interesante, pues está claro que este libro lo leeré, a pesar de los peros que señalas. Gracias por presentármelo; no conocía esta novedad. 1beso!

    ResponderEliminar
  18. No suelo leer novela juvenil, Jan, pero sé de alguien cercano a quien le podría gustar...
    Besos,

    ResponderEliminar
  19. Me he leído dos libros de este autor (El niño del pijama a rayas y La casa del propósito especial) y ambos me gustaron muchísimo. No sabía que había sacado uno libro hasta ver tu reseña. Así que gracias! y espero leerlo pronto y compartir también mis impresiones

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. No se que tienen los libros de Nube de Tinta que me llaman todos muchísimos, aunque leer solo he leído uno xD. pero me esperan varios en casita.

    Este llevo poquito tiempo viéndolo por la blogosfera, y aunque no me entusiasme la temática d ela guerra, al ser juvenil aparecerá suavizada, y si tiene buen ritmo y es ágil seguro que me gusta.
    Me lo apunto a la lista, gracias por la reseña ^^

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  21. Es bien cierto lo que dices en cuanto a las novelas de la Gran Guerra, que quedan eclipsadas por la barbarie cometida por los nazis en la 2GM. De hecho, entono el mea culpa porque solo leí Sin novedad en el frente, una grandísima novela sobre esta contienda. La que hoy reseñas me la llevo apuntada porque veo que es el autor de El niño con el pijama de rayas, aunque de esta solo vi la película. Un abrazo. Paco.

    ResponderEliminar
  22. Hola! Sabia del libro pero lo que no conocía es que pertenecía al sello Nube de tinta. Es curioso que menciones la no concordancia entre el contenido de la novela y la imagen de portada, ya que fue lo primero que me pregunte cuando la vi. Descontando los pequeños detalles negativos que mencionas, la verdad que es un libro que me llama la atención y me gustaría leer, esperemos llegue también a Argentina.
    Besos!

    ResponderEliminar
  23. Hola.
    Acabo de descubrir tu blog y creo que he hecho un buen descubrimiento. Me quedo por aquí. Te invito a visitar mi blog. Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Es un libro que por su título ya te gana y eso tiene mucho conseguido a la hora de abrazarlo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada