El amor en los tiempos del cólera, de Gabriel García Márquez

martes, 25 de junio de 2013

"Sabía que cualquier descuido convencional, la menor ligereza nostálgica podía remover en su corazón los resabios del pasado, y aunque tenía previsto que ella le devolviera cien cartas antes de atreverse a abrir la primera, prefería que no ocurriera ni una vez. Así que planeó hasta el último detalle como una guerra final: todo tenía que ser diferente para suscitar nuevas curiosidades, nuevas intrigas, nuevas esperanzas, en una mujer que ya había vivido a plenitud una vida completa. Tenía que ser una ilusión desatinada, capaz de darle el coraje que haría falta para tirar a la basura los prejuicios de una clase que no había sido la suya original, pero que había terminado por serlo más que otra cualquiera. Tenía que enseñarle a pensar en el amor como un estado de gracia que no era un medio para nada, sino un origen y un fin en sí mismo."


Uno de mis libros favoritos es, sin lugar a dudas, la obra maestra de Gabriel García Márquez: Cien Años de Soledad. Fue una lectura que me conquistó por completo, con la que aprendí y en la que descubrí nuevos y fascinantes horizontes en el mundo literario. Cien Años de Soledad me cambió como lector pero también como persona. Ahora, que ya ha pasado un tiempo desde su lectura y puedo hablar de las consecuencias de su lectura con una perspectiva más amplia percibo la maestría con la que fue escrita esta obra de arte y que quizás no supe apreciar durante e inmediatamente después de su lectura. Lo que sí sabía era que volvería a leer algo de él, y acabé por elegir la obra que os llevo hoy: El amor en los tiempos del cólera.

Esta vez García Márquez nos lleva a un pueblo caribeño llamado La Manga y nos presenta a una pareja de ancianos: el famoso y reputado doctor Juvenal Urbino y su mujer Fermina Daza. El mismo día en el que Juvenal pierde a su paciente más querido, Jeremiah de Saint-Amour, muere él al caer de una escalera mientras intentaba alcanzar a su travieso loro de un árbol de su jardín. El día de su funeral acude un hombre mayor llamado Florentino Ariza y le repite a Fermina Daza el juramento de su fidelidad eterna y su amor para siempre. Fermina, indignada, lo echa de su casa pero cuando se va a dormir, sin dejar de sentir la soledad de la media cama vacía, se sorprende pensando más en Ariza que en su difunto esposo y, sin darse cuenta, rememora su pasado con Florentino Ariza, la historia de un amor difícil y fiel a la vez.

Aunque en Cien Años de Soledad García Márquez tocaba mucho el tema del amor, no era el tema principal del libro. En cambio, en esta obra el amor y la fidelidad son el alma del relato. A los trece años Fermina Daza conoce a Florentino Ariza, un chico que le escribe ardientes cartas de amor y vive por y para ella. Pronto ambos se enamoran y empiezan a intercambiar cartas clandestinas que, cuando son descubiertas,  hacen que expulsen a Fermina del colegio y que su padre, Lorenzo Daza, se la lleve lejos de La Manga para acabar con la relación. Sin embargo, ambos siguen escribiéndose con un ardor adolescente lleno de amor y promesas. Finalmente Fermina y su padre vuelven a La Manga y cuando esa tiene la oportunidad de ver a Florentino Daza después de los años separados se desengaña y corta la relación de forma súbita.

La novela está dividida en seis extensos capítulos sin título ni enumeración, tal y como nos tiene acostumbrados García Márquez. El lector será testigo de las vidas de ambos protagonistas -tanto de la de Fermina Daza como de la de Florentino Ariza-, aunque al ser el narrador omnisciente también sabremos de personajes secundarios como Juvenal Urbino o las múltiples amantes ocasionales de Florentino. Lo que me gustó más del libro, sin duda alguna, fue el estilo de García Márquez, su técnica para enlazar la narración y contar una historia como si de un cuento  convertido en leyenda se tratara. Lleva los sentimientos a extremos y, al igual que en su obra mestra, el lector percibe el paso de los años reflejados en los protagonistas. De hecho, El amor en los tiempos del cólera transcurre en 53 años, 7 meses y 11 días. 

García Márquez es directo y, sin eludir detalles y descripciones, hace que si el lector se olvida de leer un párrafo difícilmente se sitúe en el hilo argumental. Con esto quiero decir que sus páginas están cargadas de datos esenciales para entender a todos sus personajes y el autor puede relatar cinco años en una página y un día en cinco páginas. El ritmo es irregular, como lo sería la narración de una anécdota. No se centra en las sucesivas guerras ni en la política, ni siquiera en ningún acontecimiento histórico, sino que enfoca toda su atención en las vidas de Florentino Ariza y Fermina Daza para desembocar en el escenario que arranca la novela, la muerte de Juvenal Urbino. Esto me encantó porque aunque al principio no entendía el señor que se presenta en un funeral y declara su amor incondicional a la viuda, con la gran historia que es relatada a posteriori acabas por entender la escena a la perfección y sentirte ávido de saber qué pasa después de eso. En efecto, esta es una novela que engancha.

Como punto negativo, como supongo que les ha sucedido a todos los que han leído este libro después de Cien años de soledad, es que no llega a su nivel. Aunque el estilo pulcro de García Márquez permanece intacto en las páginas de El amor en los tiempos del cólera, la historia, aunque buena, no alcanza la magnitud de Cien años de soledad. Recomiendo a todos los que no se hayan estrenado con García Márquez a estrenarse con esta novela y después leer su obra maestrea porque así disfrutaréis mucho más de esta joya que brilla, pero no tanto como su otra novela.

Además, y aunque el final es muy bueno y ocupa la bella portada de la edición Debolsillo, me pareció incompleto. Después de haber leído toda la historia de Florentino Ariza y Fermina Daza, en mi opinión, el lector se merece un final más extenso y explícito, es decir, un final que deje más claro el futuro de ambos.

Una curiosidad. El libro no solo cuenta con una adaptación cinematográfica que no he visto pero que no tardaré en hacerlo sino que también apareció en la película -que recomiendo también- de Serendipity. En dicho film se conocen en el día Navidad Jonathan y Sarah y conectan desde el primer momento. Sin embargo, a la hora de darse los números de teléfono a Sarah le entran dudas y decide apuntar su número de teléfono en un ejemplar de El amor en los tiempos del cólera y dejarlo en una tienda de libros de segunda mano. Si el libro llega a manos de Jonathan significa que sus destinos están unidos, sino no. 

En general, El amor en los tiempos del cólera es una muy buena historia de amor que merece ser leída por la maestría de García Márquez. El lector experimentará una verdadera historia de amor lleno de obstáculos cuyo elemento esencial es la fidelidad y la persistencia. Aunque no llega al nivel de Cien años de soledad es una muy buena historia que, si habéis leído algo de García Márquez y os gusta, sin duda os encantará.

Ya he leído Cien años de soledad y El amor en los tiempos del cólera
¿me recomendáis alguna otra novela de Gabriel García Márquez?



Título: El amor en los tiempos del cólera. Autor/a: Gabriel García Márquez.
Editorial: Debolsillo. Nº páginas: 495. Precio9,95€

Inferno, de Dan Brown

jueves, 20 de junio de 2013

Editorial Planeta

"A Elizabeth se le cayó la bolsa de las manos. "¿Está aquí? ¡¿Cómo?!" Se dio la vuelta y miró los rostros de los demás pasajeros. 
- Ya se ha ido- dijo la empleada-, pero nos ha pedido que le diéramos esto.- Y le entregó a Elizabeth un papel de carta doblado.
Temblando, Elizabeth desdobló el papel y leyó la nota manuscrita. 
Era una famosa cita inspirada en la obra de Dante Alighieri. 
"Los lugares más oscuros del infierno 
están reservados para aquellos 
que mantienen su neutralidad 
en épocas de crisis moral""


Me considero un auténtico fan de Dan Brown. Mucho antes de crear este blog ya me maravillaba con algunas de sus novelas como su más famosa obra, El código Da Vinci, o, mi favorita, Ángeles y demonios. Los que seguís la página de Trotalibros en Facebook o Twitter seguramente ya lo habíais notado por el seguimiento que realicé de las noticias que iban saliendo a la luz a lo largo de la larga espera para poder leer su nueva novela. Hoy os traigo Inferno, de Dan Brown.

Robert Langdon, el prestigioso profesor de iconografía y simbología religiosa de la Universidad de Harvard, se despierta completamente desorientado y confundido en un céntrico hospital de Florencia. No recuerda cómo ha llegado allí ni por qué. Sin embargo, no tarda en verse involucrado en una carrera vertiginosa para detener el sombrío objetivo de un individuo que se hace llamar La Sombra siguiendo varias pistas repartidas por la ciudad italiana que parecen girar alrededor de la primera parte de La Divina Comedia, Inferno, obra maestra del poeta italiano Dante Alighieri. En esta aventura lo acompaña una inteligente y guapa joven, Sienna Brooks

Me encanta leer clásicos y libros que invitan a la reflexión en cada una de sus páginas pero, supongo que como todo el mundo, tengo mis puntos débiles. Dan Brown es el paradigma de ellos. Sus novelas, aunque en el fondo resultan ser simples, superficiales y repetitivas, me hipnotizan y creo que ninguna de sus novelas me ha durado más de una semana. Si tuviera que señalar los elementos que más me cautivan de sus libros se reducirían a dos:

En primer lugar, las novelas de Dan Brown enganchan. Y enganchan muchísimo. En exceso. E Inferno
Dante Alighieri
 no es para nada una excepción. En mi opinión deberían poner un sello en la portada de todos los libros de Dan Brown alertando de este peligro para las personas que no tienen demasiado tiempo para dedicarse a la lectura porque con Inferno lo dejarán todo con la archiconocida y pobre justificación de "un capítulo más y lo dejo por hoy". No te lo crees ni tú. Engancha extremadamente y se nota que éste es su objetivo; el libro se divide en pequeños capítulos que siempre dejan al lector ávido de más. Por si fuera poco, se van turnando los personajes de la historia, buenos y malos, en la narración en tercera persona. También es importante el hecho de que hay muchos enigmas y cada vez que se resuelve uno nacen muchos otros.
Y no solo engancha, sino que lo hace desde el principio. Sin lugar a dudas Inferno es la novela de Dan Brown cuya acción empieza más rápido y es que empieza directamente por el nudo de la historia. En todos sus demás libros, en cambio, suele respetar una breve introducción antes de introducirse de pleno en el misterio en cuestión.

El segundo elemento que me cautiva de sus obras es que aprendo con ellas. De hecho detrás de cada uno de los libros del autor estadounidense se esconde una ardua labor de investigación. En Inferno junto a Robert Langdon el lector conocerá las ciudades de Florencia, Venecia y Estambul -aunque especialmente la primera-. Pero no solo conocerá la historia y los importantes monumentos que se esconden en las antiguas calles de estas ciudades sino la vida de artistas como Dante que yo, hasta el momento, desconocía por completo. Por esta razón, en mi opinión, nunca se podrán criticar las obras de Dan Brown como negativas para la juventud, pues realmente es un museo hecho de palabras y escondido detrás de una palpitante aventura.

Inferno, de Sandro Botticelli
Dos cosas que también me han gustado de Inferno es, por un lado, el hecho de que esta vez el malo malísimo no es tan malo como en otras novelas del autor, sino que es más humano y el lector llega a entender sus motivaciones (aunque no las comparta). No recuerdo haber apreciado esto en ninguna de sus otras novelas y la verdad es que agradezco el cambio, hace más realista la historia. Por otro lado, como siempre el desenlace se presenta completamente inesperado para el lector. Yo ya esperaba un giro radical y me creía preparado para encajar el golpe, pero Dan Brown siempre sabe dónde dar.

Pero para nada Inferno está falto de aspectos negativos. Después de tantos libros con Robert Langdon de protagonista me duele reconocer que aún no lo conozco. Esta manía del autor de poner el contador a cero en cada nueva novela no me gusta nada. Esto hace que los diálogos, los pensamientos y el comportamiento de sus personajes se me presentaran superficiales, forzados y peliculeros. No conseguí sentir empatía por ninguno de sus personajes y en ningún momento me llegaron sus sentimientos. Los personajes no evolucionan y un servidor acabó centrando su atención en los enigmas que presentaba la novela puesto que eran más interesantes que sus cansinos personajes.

Otra cosa que no me ha gustado ha sido el desencaje que sufre este libro entre la historia y el arte, el campo en el que más brilla Robert Langdon, y el objetivo de La Sombra, más científico que otra cosa. La admiración que siente el misterioso enemigo por Dante no me acabó de convencer como elemento para juntar los dos mundos. Por esta razón nos encontramos con un protagonista mucho más confundido y perdido que en sus apariciones en otros libros del autor. 

En Inferno, aunque he apreciado ciertos cambios, en general no se modifica la estructura que comparten
Enigmático detalle de un fresco
de Vasari.
todas las novelas de Brown; se trata de una carrera a contrarreloj y con la presión añadida de ser hostigados por unos incansables y profesionales perseguidores. La policía, como es habitual, está del lado de los enemigos y Langdon tiene que resolver todos los enigmas recorriendo la ciudad corriendo de un lado para otro.

Ahí va mi humilde propuesta para Dan Brown; cambia de protagonista. Conocimos a Robert Langdon en El código Da Vinci, lo volvimos a encontrar en Ángeles y Demonios, en El símbolo perdido ya me empezaba a cansar de él y en Inferno ya me he hartado del profesor. Esto es como cuando los productores de una serie de televisión exitosa intentan alargarla tanto que la historia acaba por perder el sentido. En esta novela me he cansado de Robert Langdon. Un profesor, por famoso que sea, no puede vivir tantas aventuras en una vida. Además, Dan Brown no se molesta en conectar sus novelas y consecuencia de esto es que su protagonista vive cada una de sus aventuras como si fuera la primera. Y siempre acompañado por una atractiva mujer, a lo James Bond -que también aborrezco, sea dicho de paso-.

Vi la entrevista que ofreció Dan Brown en El Hormiguero y me pareció muy interesante. Su padre, por Navidad, solo dejaba debajo del árbol la primera pista de una cadena que llevarían al joven Dan a sus regalos. Tengo el honor de decir que mi padre siempre ha hecho esto también y no puedo describir con palabras la emoción que me embargaba mientras buscaba por la casa los regalos de los Reyes Magos.

En general, una novela más de Dan Brown que comparte muchas de sus características con sus precedentes. Aspectos positivos son, sobretodo, que la historia engancha muchísimo y el lector aprende y descubre mucha historia y arte. Aspectos negativos es que el autor no se arriesga a cambiar. Repite protagonista, estructura y muchos otros elementos. ¿Conclusión? Si habéis leído otras novelas de Dan Brown y os han gustado es imposible que no os agrade Inferno, aunque también debo decir que, en mi opinión, no es su mejor novela.

Título: InfernoAutor/a: Dan Brown.
Editorial: Planeta. Nº páginas: 633. Precio22,50€

Notre-Dame de París, de Victor Hugo

lunes, 17 de junio de 2013


Debolsillo
"La aclamación fue unánime. Todos se precipitaron hacia la capilla y sacaron a hombros al bienaventurado papa de los locos. Pero fue entonces cuando la sorpresa y la admiración llegaron a su cenit. La mueca era su rostro.
O más bien toda su persona era una mueca. Una voluminosa cabeza erizada de pelos rojos; entre los hombros, una joroba enorme que le deformaba también el pecho; un sistema de muslos y piernas tan extrañamente desviados que solo podían tocarse por las rodillas y, vistos de frente, parecían dos hoces unidas por el mango; unos pies anchísimos y unas manos monstruosas; y, con toda esa deformidad, cierto aspecto temible de vigor, de agilidad y de coraje. Una rara excepción de la regla eterna según la cual la fuerza, como la belleza, es resultado de la armonía. Así era el papa que acababan de elegir los locos."

Una de los mejores libros de los que he podido disfrutar en mi corta vida de lector ha sido, sin lugar a dudas, Los Miserables, de Victor Hugo. Aunque su longitud en un principio me intimidó, acabé por disfrutar de cada página, enamorarme de todos sus personajes y sentir que la historia permanecería siempre conmigo, y así ha sido. Sin duda releeré más de una vez esta obra magna del escritor francés. Al acabar la reseña me prometí que no me perdería su otra famosa novela, que en su momento inspiró la película de dibujos animados de Disney El Jorobado de Notre Dame. Finalmente lo he hecho y sus 639 páginas me han vuelto a enamorar. Hoy os traigo Notre-Dame de París.

Al igual que en Los Miserables se me hace difícil resumir esta historia pues no hay un protagonista propiamente, sino que la narración avanza a través de varios personajes cuyas vidas se cruzan y se alejan intermitentemente. Esto realmente me gusta del autor, pues en cierto modo hace protagonistas de su historia a todos sus personajes. Sin embargo, si Notre-Dame de París tuviera un personaje principal éste sería Esmeralda, una bella gitana que baila y toca la pandereta por las calles de la capital francesa junto a su cabra Djali para ganarse el pan. Sin pretenderlo, sus ojos oscuros y su belleza seducen al perverso y vil arcediano Claude Frollo, que hasta el momento había focalizado todas sus atenciones en el saber y su máxima ambición residía en la búsqueda de la piedra filosofal odiando a la vez a las mujeres y, especialmente, a las gitanas. Frollo tiempo atrás adoptó ante Notre-Dame -antes allí se dejaban los niños expósitos- a Quasimodo, un niño deforme que acabará siendo el campanero de dicho templo. Él también se enamorará de Esmeralda, aunque su amor resulta ser piadoso y servil, contrastando con la pasión sombría de su amo. La gitana, lejos de aceptar al arcediano y conocer los sentimientos del campanero, se enamora locamente del capitán Phoebus. Entre estos lazos de amor, desamor, odio, rencor y fidelidad Victor Hugo nos presenta a muchos otros grandes personajes como el divertido y desamparado Pierre Gringoire y asombrosos y legendarios escenarios como la terrible Corte de los Milagros.

Victor Hugo es sencillamente mítico. Todas sus historias son de una forma u otra inolvidables y, como he mencionado antes, no pretende hacer de ningún personaje el principal. A través de una prosa tan natural como cuidada y valiéndose de su posición de narrador omnisciente recorre el París del siglo XV
a través de distintos personajes que forman una fabulosa red de intrigas, intenciones morbosas y personalidades distantes. La especialidad de Victor Hugo es la descripción de sentimientos, conductas y situaciones que ponen de manifiesto el carácter de los actores que forman el hueso de sus novelas.

Y es que cada personaje tiene su vida, su personalidad y sus prioridades. Me gustaría destacaros algún personaje en particular para ilustrar esta afirmación pero Victor Hugo consigue hacerlo con todos. Me llamó especialmente la atención, pero, el amor que siente la ingenua y bella Esmeralda por el capitán Phoebus, que, a su vez, busca lo que busca en la gitana y está lejos de amarla de verdad. Sin embargo Esmeralda se cree sus falsas promesas cegada por ese amor salvaje y descontrolado. A su vez el arcediano se halla atrapado entre las rígidas creencias que han imperado a lo largo de su vida o esa sensación tan placentera que siente cada vez que observa a la gitana bailar. Quasimodo, enamorado de la compasión que le demuestra Esmeralda observa el mundo desde las altas torres de Notre-Dame, pensando en ella.

Muchas son las diferencias entre la versión original y la versión de dibujos animados que todos hemos conocido de pequeños o de no tan pequeños. Tanto que cabría decir que no estamos hablando de la misma historia. Victor Hugo, como siempre, nos presenta personajes humanos, con todos sus errores y virtudes. No hay en esta historia un malo malísimo. Claude Frollo salvó a su hermano -que, por cierto, no aparece en la versión de dibujos animados-, Jehan Frollo, de una muerte segura, lo cuida, lo quiere y lo educa, pese su alma rebelde. También salva a Quasimodo, voluntariamente y por piedad, mientras que en la versión de Disney lo salva porque se lo exige un obispo. Demasiadas son las diferencias para exponerlas aquí, pero la que me impactó más fue el trágico y romántico final del libro, que recuerda a la palabra que inspiró a Victor Hugo para escribir este libro: fatalidad.

En cuanto al estilo del autor es exactamente el mismo que os explicaba en la reseña de Los Miserables. Debido a la versión de Disney esperaba una historia cuyo protagonista fuera Quasimodo y versara todo sobre la superación de su fealdad y la aceptación del pueblo de su extravagante apariencia física. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Quasimodo es un personaje más y me sorprendió lo poco que apareció. La novela en sí es mucho más trágica y sombría que Los Miserables y su final nos dejará el corazón encogido. En Notre-Dame de París abunda mucho el uso del latín y el castellano. "¿Qué? ¿El castellano? ¿En qué lees tú, en esperanto o qué?". No, aunque lo haya leído en español, la edición de Debolsillo contiene notas de la traductora que te informa en todo momento de cuando se escribió en la versión original en nuestro idioma. Abunda en las canciones de la gitana, que sabemos que había vivido en Cataluña, y su mismo nombre, Esmeralda, es así en la versión original. 

También encontraremos en esta novela muy bien retratado el fenómeno social que imperó la Edad Media consistente en la creencia de la existencia de las brujas y cómo la sociedad, con esta excusa, se deshace de las minorías como los gitanos. Aprecié en esta obra crítica social, sobretodo en lo concerniente a la monarquía absoluta y el sistema judicial de aquellos tiempos. Paradigma de esta última característica es el escenario en el que Quasimodo, sordo, es sentenciado por un juez, también sordo.

El libro está se divide de once libros. Aunque, a diferencia de Los Miserables, la historia no tarda en arrancar con un fracaso total del poeta Pierre Gringoire, sí que el Libro Tercero, que se nos describe Notre-Dame y el París medieval en cuarenta páginas, puede aburrir un poco al lector impaciente. Sin embargo también es verdad que resulta muy interesante conocer cómo era la ciudad de las luces en aquella época. Por cierto, se agradece a Debolsillo que hayan respetado el título original de la obra y solamente hayan puesto el tilde en París. Cada vez que leía Nuestra Señora de París me daban ganas de sacarme los ojos. Notre-Dame es el nombre de un templo y, en mi opinión, no se debería traducir.

Cabe mencionar que Los Miserables tiene un total de 1.742 páginas mientras que esta novela tiene poco más de 600 páginas, por lo que no conecté tanto con Esmeralda, Quasimodo, Phoebus y Frollo como con Fantine, Jean Valjean, Marius y Cosette. Pero realmente Victor Hugo me ha vuelto a enamorar con esta obra que, en mi opinión, es su novela más romántica.

Victor Hugo escribió Notre-Dame de París tras separarse de su mujer Adèle y por encargo de un editor. Le llevó aproximadamente seis meses acabar con la obra y lo agotó físicamente. Sin embargo el esfuerzo se vio recompensado ya que fue bien valorada por los críticos y tuvo gran éxito entre los lectores, cosa que le supuso un alivio económico en su momento. Si queréis saber más del autor podéis encontrar su biografía relatada por mí mismo aquí.

En general, Victor Hugo se ha convertido, sin lugar a dudas, en uno de mis escritores favoritos. Sus historias, sus personajes y su modo de escribir me han cautivado una vez más con Notre-Dame de París, una historia compleja llena de amores imposibles, marginación y crítica social, muy distante de la versión de dibujos animados de Disney. Recomiendo su lectura a todos los lectores pacientes.

Otras entradas sobre Victor Hugo: Reseña de Los Miserables, Historia de una vida (biografía).


Título: Notre-Dame de ParísAutor/a: Victor Hugo. Título original: Notre-Dame de Paris
Editorial: Debolsillo. Nº páginas: 639. Precio11,95€

Cartas de la monja portuguesa, de Mariana Alcoforado

martes, 11 de junio de 2013

"No siento más que despecho contra mí misma cuando pienso en todo aquello que os he sacrificado. He perdido mi reputación, me he expuesto a la ira de mis padres, a la severidad de las leyes de este País contra las Religiosas, y a vuestra ingratitud, que se me presenta como el mayor mal de todos. Pero, sin embargo, presiento que mis remordimientos no son verdaderos, que por vuestro amor debería de haber corrido los mayores peligros, y que además albergo un placer funesto por haber arriesgado mi vida y mi felicidad. ¿Acaso debí eludir el poner a vuestra disposición todo lo que poseo de preciado? ¿Acaso no me encuentro satisfecha por haber actuado como lo hice? Mis sentimientos por vuestra persona llegan hasta tal extremo que no me siento lo suficientemente satisfecha ni con mis sufrimientos, ni con el exceso de amor, ya que no me permiten, ¡ay qué gran desgracia!, enorgullecerme adecuadamente para sentirme pagada de vos."

Me enteré de la existencia de este libro por la reseña de Carmen, como siempre irresistible. En seguida me picó la curiosidad por esas cartas que en su publicación habían tenido tanto éxito. Tal y como nos relata un breve nota sobre la edición fue un librero-editor de París, Claude Barbin, quien obtuvo el privilegio real para su impresión. La obra obtuvo tal popularidad que se llegaron a imprimir veintiuna ediciones en seis años. Hoy os traigo la edición de Zorro Rojo de Cartas de la monja portuguesa.

La obra consta de cinco apasionadas cartas firmadas por una monja portuguesa llamada Mariana Alcoforado que, desde el convento de Beja, le escribe a un oficial francés, el conde Noël Bouton de Chamily, famoso por ser un verdadero Don Juan, que la sedujo en su estancia en Portugal. En 1669 se publican bajo el título de Lettres portugaises traduites en français, es decir, se publicaron en francés -no se han encontrado las originales- pero dejando claro que se trata de una mera traducción. Sin embargo hoy se sabe que realmente fueron escritas por Gabriel-Joseph de Lavergne, vizconde de Guilleragues, periodista y diplomático francés. No es difícil suponer el motivo del ocultamiento de la autoría: en aquella época que un vizconde escribiera sobre una monja que se ha dejado seducir por un oficial y le escribe esas cartas llenas de frenesí y pasión no estava precisamente bien visto. Me encantan los libros llenos de incertidumbre histórica y con autores misteriosos.

Empecé a leer este libro sin saber adonde me metía. Nunca había leído ningún libro epistolar. Sin embargo, pronto la magia de las palabras acabaron por hipnotizarme y no supe dejar de leer. Es un libro impresionante que transmite una pasión y un amor sin límites. Pero no solo es esto, sino que lo escribe una monja que no duda en luchar contra el mundo por un amor que, además no es correspondido. Y con sus cartas sabe transmitir esa soledad y ese sentimiento de tristeza profunda y sombría. La verdad es que, aunque desde el principio el libro deja clara la autoría de los libros, no dejaba de dudar sobre si realmente esas cartas fueron verídicas y las escribió Mariana Alcoforado. Se me hacía imposible que alguien que no hubiera sufrido esa traición y su consecuente desamor pueda escribir esas cartas, que tan profundas, íntimas y naturales se me presentaron.

A través de las cinco cartas el lector observará la evolución de los sentimientos de la monja portuguesa que pasa de un amor lleno de esperanza a una resignación triste y rendida. Y es que el hecho de que solamente se nos presenten las cartas de sor Mariana y no las del oficial -solo sabemos de ellas las escasas referencias de las cartas de la monja- hace que su silencio nos deula y nos lo imaginemos en una taverna besando, con otras mujeres y riéndose de las cartas de la desamparada monja con otros soldados. Y aun así Mariana le sigue escribiendo cartas, con la esperanza que sus sentimientos desesperados despierten alguno en el corazón del conde Noël Bouton de Chamily.

El lector es testigo de las constantes dudas que sufre la monja. En una sola carta hay muchas contradicciones que demuestran el amor que siente sor Mariana por el conde pero a la vez la rabia que siente por haber sido engañada y no amada por él. Se trata de un libro corto. Un servidor no tardó más de un día en finalizarlo. 

La edición es simplemente inmejorable. De tapa cartoné con tela y papel de muy buena calidad. Antes
Ilustración de Milo Manara
de empezar con la lectura propiamente nos encontraremos con una nota sobre la edición que nos habla de su publicación, su autoría y su repercusión en el mundo literario. En esta misma nota encontraremos la portada de la primera edición de la novela epistolar. La Editorial Zorro Rojo incorpora en este libro las cinco cartas en español y en el idioma original, es decir, en francés. Las densas cartas están impresas con amplios márgenes para hacer más relajante su lectura. El libro está dotado de un fantástico epílogo de Rainer Maria Rilke y las ilustraciones eróticas de Milo Manara. Aunque en un principio no me gustaba su presencia, pues leía cartas románticas y llenas de pasión y, a su lado, ilustraciones llenas de lujuria y lascivia, a medida que avanzaba la lectura supe enlazar la desesperación, la nostalgia, el fervor, el delirio y la devoción que siente la monja con el erotismo de los dibujos de Milo Manara.

Una cosa que no entendí fue que si realmente se ha demostrado la verdadera autoría de las cinco cartas, tal y como asegura la nota de la edición, porqué en la portada se sigue poniendo como autora a Mariana Alcoforado. ¿Por qué no poner directamente al vizconde de Guilleragues? 

En general, un libro único que se compone de cinco cartas cuyas palabras llegarán al lector y sentirán piedad por el desesperado ruego de la monja enamorada. Un libro corto pero profundo que nos muestra el lado más sombrío y triste del amor; el no correspondido. Las cartas se complementan con las ilustraciones eróticas de Milo Manara, novedad de esta cuidada edición de la Editorial Zorro Rojo, que refuerzan el mensaje de las cartas, la soledad y la pasión de Mariana Alcoforado.


Agradecimientos a Libros del Zorro Rojo por el ejemplar.

Título:
 Cartas de la monja portuguesaAutor/a: Gabriel-Joseph de Lavergne.
Título original: Lettres portugaises traduites en français
Editorial: Zorro Rojo. Nº páginas: 105. Precio19,90€

Contra el viento, de Ángeles Caso

jueves, 6 de junio de 2013



"Aún no podía darse cuenta, pero ella, que había sido valiente y justa consigo misma, que había crecido llena de fortaleza y de solidez, estaba a punto de convertirse en una pobre mujer deshecha, con la mitad del alma arrancada a mordiscos por el hombre al que amaba, el hombre que juraba que la quería intensamente. ¿Pero cómo decirte a ti misma que ese hombre que has creído elegir entre todos sólo intenta destrozarte? ¿Cómo confesarte que tu amor no camina hacia la luz que debe iluminar a los seres que han decidido compartir un pedazo de sus vidas depositando la confianza de uno en el otro, sino que ha tomado el camino retorcido y peligroso que lleva al otro lado, allí donde los rayos se desintegran convirtiéndose en oscuridad y caos?"

Hace unos meses me di cuenta de que nunca había leído un Premio Planeta. Aunque siempre he seguido la ceremonia y me intereso tanto por el ganador como por el finalista nunca me había animado a leer ninguno. Decidí poner fin a eso. Iba a comprarme el último Premio Planeta (2012) -a saber, La marca del meridiano, de Lorenzo Silva- pero encontré en las estanterías de mi madre dos Premios Planeta: el ganador del año 2006, La fortuna de Matilda Turpin, de Álvaro Pombo, y la que hoy os traigo, ganador del año 2009: Contra el viento, de Ángeles Caso.

La historia arranca con unas reflexiones de la narradora (me gusta pensar que se trata de la misma autora). Nos habla de su vida, de lo insegura y extremadamente prudente que ha sido siempre y de la historia de sus padres. Finalmente nos cuenta que, inesperadamente, al conocer a São su vida cambió completamente. Dicho esto, la narradora nos empieza a relatar la vida de São desde su nacimiento. Nos cuenta desde su infancia en Queimada, una pobre aldea de Cabo Verde, y cómo la vieja Jovita se hace cargo de ella, hasta su firme propósito de convertirse algún día en médica para poder salvar las vidas de la gente que no tiene con qué pagarlos. Nos relata desde su llegada a Portugal hasta su huida a Madrid. En su viaje São sufrirá todo tipo de pesares pero demostrará que, con un corazón fuerte y persistente, uno puede ir contra el viento.

Como he dicho antes nunca había leído ningún Premio Planeta, pero sin duda alguna este libro se lo merece. Con una simpleza y una serenidad extraordinaria la autora nos relata una historia impresionante de superación constante. Seremos testigos de la evolución de la protagonista, São, a lo largo de toda su vida. La autora sabe cómo emocionar al lector y conseguir, cosa difícil, que quiera a la protagonista y empatice formidablemente con ella.

Sin dramatismos baratos la autora avanza la narración valiéndose de una pluma ágil y elegante. Centrándose en todo momento en los sentimientos de São seremos testigos de la pobreza y el machismo extremo que se viven en Cabo Verde actualmente. Pero no todos los males residen allí, la protagonista vive en Europa el abuso sexual, el racismo, la violencia de género y hasta la insuficiente respuesta de la Justicia para los inmigrantes. En definitiva, Contra el viento contiene una buena dosis de crítica social. En otro libro quizás me habría molestado, pero Ángeles Caso incorpora dicha crítica de una manera tan implícita y natural a la historia que se confunde con ella y acabó siendo una de las cosas que más me agradaron del libro.

El elemento que más me gustó de la narración fue, sin duda alguna, la protagonista y su evolución. Al principio de la novela conocemos a una São alegre, llena de sueños y ganas de cambiar el mundo,  valiente e inteligente. Poco a poco y a medida que se enfrenta con la realidad de nuestro mundo aprende a sacrificar sus sueños, a conformarse y a encajar los golpes constantes que la sociedad no se cansa de darle. Pero no todo es oscuro en la vida de São; aparecen muchas personas que la ayudarán y sabrán ver en ella la luz que guarda en su interior. Para que os hagáis una idea de su personalidad me gustaría resaltar un hecho que me sorprendió: su madre, que se despreocupó de ella desde el primer día de su existencia, le pide dinero y, aunque a São no le sobra precisamente, no duda ni un momento en mandárselo puntualmente cada mes.
Ángeles Caso con el Premio Planeta

Sin embargo, la parte que más llega al lector, en mi opinión, es la de la violencia de género, y es que con Bigador el lector también es testigo de la evolución de esta escoria social que desgraciadamente aún tiene una fuerte presencia en nuestro país. Vivimos con São la lenta pero imparable transición de un sueño amoroso a una pesadilla insoportable. En mi opinión este libro retrata a la perfección la violencia de género, y me llamó especialmente la atención el fragmento que os he dejado encima de la reseña.

Como era consciente de la altura que estaba tomando la impresionante narración ya me olía un final que no estaría a la altura del resto de la novela. No obstante, en ningún momento llegué a pensar que sería tan pésimo. Y no por cómo acaba propiamente, es decir, si acaba bien o mal, sino porque Ángeles Caso malmete esta novela que iba en camino de ser perfecta con un tipo de final que yo lo llamo final Reparo. Me explico, Reparo es el hechizo de Harry Potter por el cual, con un golpe de varita, se arregla cualquier cosa. Pues bien, los finales reparo son aquellos finales por los que a golpe de magia, por algún tipo de fórmula física que desconozco o por la mismísima mano invisible de Adam Smith, todo se arregla de repente y sin complicación alguna. Los finales Reparo abundan cuando el autor quiere acabar de una vez el libro, no tiene más tiempo para escribirlo o simplemente cundo su propia historia le queda grande. Una pena, la verdad.

La ceremonia de la entrega del Premio Planeta de Novela 2009 se vio interrumpida por el desmayo del escritor Pere Gimferrer quien formó parte del jurado de ese año junto con Alberto Blecua, Carmen Posadas, Rosa Regàs, Carlos Pujol y Álvaro Pombo. Cuando esto sucedió estaba justo delante de Caso, que agradecía en ese momento el galardón. El político de Convergència i Unió Xavier Trías, médico, fue el primero en atenderlo. Afortunadamente no pasó de un susto y el evento pudo proseguir.

En general, Contra el viento es una historia impresionante llena de superación y crítica social cuya protagonista amaréis desde la primera página. Una historia que llega al corazón del lector, sobre todo en lo concerniente a la violencia de género. Aunque con un final flojo -o más bien Reparo-, es una novela que no dudaré en recomendar a los amantes de Khaled Hosseini.

Título: Contra el viento. Autor/a: Ángeles Caso.
Editorial: Planeta. Nº páginas: 267. Precio12,95€

Y entonces sucedió algo maravilloso, de Sonia Laredo

lunes, 3 de junio de 2013

Editorial Destino
"Aún recuerdo el día en que, siendo muy niña, aprendí a leer. Fue un acontecimiento mágico. Todavía puedo revivir la emoción temblorosa que experimenté cuando las letras empezaron a cobrar significado delante de mis ojos. Un instante antes, tan sólo parecían animalillos que se ocultan bajo tierra y que nadie puede ver, y al siguiente estaban vivas y eran capaces de darle sentido al mundo, de ordenarlo".

De este libro me llamó mucho la atención tanto el título como la portada con las magníficas ilustraciones de Lizzy Stwart, que representan a Brianda, la protagonista de la novela, y a Tomás, un personaje. Con un solo vistazo a la portada ya supe que se trataba de una historia cándida, de amor, un renacimiento en toda regla y naturaleza, y encontré en su historia exactamente esto. Hoy os traigo la última novedad de editorial Destino, Y entonces sucedió algo maravilloso, de Sonia Laredo.

La historia arranca cuando Brianda Gonzaga, editora de éxito aunque muy insegura en su vida personal, es despedida sin demasiados miramientos de la editorial a la que ha dedicado la mayor parte de su vida. Sola, desorientada y aturdida se deja llevar por el destino y éste la lleva al Concejo de Nuba, un pequeño y hermoso pueblo perdido por el norte entre montañas, ríos y bosques. Allí conoce a Don Lorenzo, un viejo y sabio librero, que lo acoge a su casa a cambio de que trabaje para él en la librería con la promesa de que, si encuentra un tesoro, le traspasará el negocio -aunque tanto Brianda como Don Lorenzo me mirarían mal al llamar negocio a  la vieja librería-. En Nuba nuestra protagonista empezará su nueva vida, descubrirá los verdaderos placeres de la vida y, como no, se enamorará.

Cuando leí la sinopsis de esta novela encontré muy original la manera de hablar del despido, desgraciadamente muy común en la actualidad y en nuestro país, como una oportunidad de dar un giro a tu vida. Perder el empleo es una muy mala noticia, pero también puede llegar a ser una liberación y un cambio radical en tu vida. Estoy seguro de que si le preguntara a Brianda si hubiera preferido que la editorial en la que trabajaba no la hubiese despedido nunca se habría reído de mi ingenua pregunta. Y no, este libro no es de género fantástico.

Sonia Laredo -pseudónimo de la autora del libro- hace que a partir de la casual llegada de nuestra
Brianda
protagonista al Concejo de Nuba el lector sea testigo de una evolución progresiva de la desesperación, el desamparo, la soledad y la preocupación permanente a la libertad, el amor, la tranquilidad y la paz. Hace que el lector acabe amando Nuba, sus habitantes, Brianda y a -mi personaje favorito- Don Lorenzo.  Dota a cada personaje de una personalidad única y particular, aunque todos se nos mostrarán cercanos y "de pueblo", y es que la historia me transmitió esa paz y esa armonía que parece eterna en los pueblos alejados de todo.

La misma Brianda es la narradora del libro y empieza recordando cómo aprendió a leer. Ésta es una novela de las que muchos de nosotros nos referimos como "libros que hablan de libros". Cada página transmite un gran amor hacia la lectura. Se citan constantemente a autores y a sus obras. En un capítulo Don Lorenzo llega a decir a nuestra protagonista que no se siente solo porque tiene miles de amigos, los libros. A lo largo de la novela Brianda nos expondrá todas sus reflexiones en ese periodo de cambio brutal de su vida, y como nexo y modelo de todos sus pensamientos están también los libros.

Las reflexiones sobre el rumbo que escoge cada uno para su vida configuran pues una parte importante y esencial del libro, pero esto no evita que la protagonista no viva otro tipo de aventuras en Nuba. Brianda llega al pueblo como una verdadera pixapins, como se dice en mi tierra. Con esto quiero decir que es completamente de ciudad y no está demasiado acostumbrada al ritmo de vida de pueblo. Poco a poco irá conociendo a los vecinos y a Tomás, el Edward Cullen de esta novela, callado, guapo y casado. No tardará en  surgir el amor entre ambos -¿cinco minutos?-, una pasión que Brianda nunca había conocido hasta el momento. También aparece el Jacob de esta novela; se llama Lope y es el hombre apuesto, soltero, simpático y enamorado de la protagonista que, aunque es perfecto,  Brianda no siente por él lo que siente por Edw... Tomás. Auguro que el personaje favorito de la mayoría de mujeres será Tomás. La verdad es que la historia de amor, como habréis alcanzado a adivinar, me ha parecido muy comercial. Ha caído en todos los estereotipos en los que podía caer. Sin embargo, esto no desmerece el resto de la historia.
Tomás

Aunque al principio me costó un poco de engancharme por algunas reflexiones que, aunque buenas, pecaban de extensas, -no me consta que le haya pasado a nadie más- la segunda mitad me la pulí en un día, y es que, efectivamente, al final te acaba por enganchar pues las cosas se enredan para Brianda en Nuba. Además, en esta misma segunda mitad encontraremos unos cuantos capítulos en los que en cada uno conoceremos a un cliente habitual de la librería en la que trabajan Brianda y Don Lorenzo y de cada uno de ellos aprenderemos algo. De vez en cuando me gustaba imaginar que todo se trata de una historia real, Sonia Laredo es Brianda y ha utilizado pseudónimo para que nadie irrumpa en su apacible y nueva vida en un pueblo perdido que tampoco quiere que nadie sepa por la misma razón, y por eso lo llama Nuba. ¿Qué? Dejadme soñar, que es gratis (de momento).

El final, aunque previsible, me pareció muy adecuado y me dejó satisfecho. Lo que eché un poco de menos fue emotividad. Se acentúan mucho los sentimientos de Brianda en el momento en el que es despedida de la editorial. La crisis de identidad que siente consigue transmitirlo de una forma excepcional. Sin embargo, en algunos sucesos que vive en Nuba -no puedo nombrarlos porque sería un spoiler en toda regla- no transmite ninguna emoción y encontraba en la protagonista los mismos sentimientos que se podrían hallar en una piedra.

En conclusión, en las páginas de Y entonces sucedió algo maravilloso encontraréis la historia perfecta para este verano. Un relato sobre un cambio en una mujer que  transformó su vida de gris a todo color. Conoceréis a Don Lorenzo y Nuba, un pueblo único que, aunque sea ficticio, existe a partir de ahora en mi corazón. Las reflexiones no dejarán al lector indiferente, pues resultan ser lecciones de vida esenciales para no caer más en los mismos errores de siempre. Aunque en la historia de amor me falló un poco -demasiados paralelismos con el imperio Crepúsculo- el resto de la narración es impresionante y, sin lugar a dudas, es una lectura que recomiendo.



Título: Y entonces sucedió algo maravilloso. Autor/a: Sonia Laredo. 
Editorial: Editorial Destino. Nº páginas: 387. Precio18,90€

Agradecimientos a Editorial Destino por el ejemplar.

Ganador del sorteo "El sueño del otro"

sábado, 1 de junio de 2013


¡Buenas tardes! ¡Espero que estéis empezando el mes de junio como es debido! Finalmente se acaba el primer sorteo de Trotalibros y la verdad es que me ha encantado. Cada día iba a ver los reusltados y leía los sueños más extraños de la blogosfera literaria y la verdad es que os mandaría un ejemplar a todos y a cada uno de vosotros. Pero como mi economía no da para tanto y solamente tengo permiso de sortear un ejemplar, estoy muy contento de anunciar que...

...EL GANADOR O GANADORA 
DEL PRIMER SORTEO DE TROTALIBROS ES...


¡MARISA G., DE BOOKS & CO.!

¡MUCHÍSIMAS FELICIDADES! ¡Marisa G. sueña con mucha frecuencia con que nos invaden unos extraterrestres! ¡Cada pocos meses ha sido testigo de la progresiva aparición de naves espaciales en el cielo! A parte de recomendarte el libro "Mecanoscito del segundo origen", de Manuel de Pedrolo, te invito a enviarme un email a eltrotalibros.blogspot@gmail.com con tu nombre completo, tu número de teléfono y tu dirección postal. Y con esto ya solo te quedará esperar u nuevo sueño más extraño en forma de libro. ¡Espero que te guste!

Muchas gracias a todos los que habéis participado, espero que os lo pasárais bien leyendo los sueños de los otros. Si os hacía mucha ilusión tener el libro no dudéis en comprarlo, a mí me gustó mucho. Y a otros también:


"Una historia cercana, oscura y pesimista cuyos protagonistas atormentados buscan escapar el uno del otro. Habrá momentos a lo largo de la lectura en los que el que lo lee se sentirá aprisonado en el más famoso de los cuadros de Edvard Munch, El grito. Un libro que permanecerá en mí durante mucho tiempo. Un libro que no deja indiferente." - Trotalibros 

"‘El sueño del otro’ juega con nosotros, como lectores, como personas. Nos arroja sin remordimientos a un mundo turbio, asfixiante; a un juego de espejos en el que es difícil saber qué es la realidad y qué es el reflejo correspondiente. Un juego sutil de realidades encontradas que van diluyéndose y confundiéndose conforme pasamos las páginas." - Papel en blanco 

"Y con todo, entre dudas y búsquedas, destaca por su sencillez. no se pierde en filosofías inalcanzables ni explicaciones enrevesadas, sino que nos conduce a un final que a mi me dejó satisfecha y que da para una muy larga conversación. Pero eso, evidentemente, sería un spoiler. Y es un libro para descubrir paso a paso, giro a giro, sueño a sueño." - Entre montones de libros 

"El sueño del otro es una novela para la reflexión: la mente individual, el Yo, la alienación del individuo, la soledad, la masa manipulable, el sinsentido de la realidad,... son algunos de los temas tratados. Todo ello está narrado con una prosa ágil, sencilla y de fácil lectura, con un esquema narrativo muy atractivo, con planteamiento de thriller psicológico, que va ganando en tensión y suspense a medida que avanzamos en la historia, e incluso de novela fantástica o de ciencia-ficción aderezada con ciertos toques oníricos y elementos filosóficos y metafísicos . Pero recordemos, El sueño del otro no es un ensayo sino una novela. Y una novela, además, altamente recomendable." - Carmen y amig@s