Los funerales de la Mamá Grande, de Gabriel García Márquez


"Ésta es, incrédulos del mundo entero, la verídica historia de la Mamá Grande, soberana absoluta del reino de Macondo, que vivió en función de dominio durante 92 años y murió en olor de santidad un martes de septiembre pasado, y a cuyos funerales vino el Sumo Pontífice."


Tuve la oportunidad de conocer los inicios en el género literario del cuento del Nobel colombiano y autor de invierno del blog con Ojos de perro azul, libro que recopila los cuentos publicados por García Márquez de 1947 a 1955. Hoy os traigo, pues, su segundo libro de cuentos, Los funerales de la Mamá Grande, publicado en 1962. Situémonos: Gabriel García Márquez tiene treinta y cinco años, faltan cinco años para que publique Cien años de soledad y veinte para recibir el Premio Nobel de Literatura. Sin embargo, es en esos ocho cuentos que componen este libro donde se consolida uno de los escenarios más famosos de la literatura mundial: Macondo.

En La siesta del martes conocemos a una mujer que, junto a una niña, viajan en tren a un pueblo triste, donde interrumpe la siesta del padre para pedirle las llaves del cementerio y visitar así la tumba de su hijo, un ladrón que intentaba entrar en la casa de una anciana cuando esta le dio muerte con un balazo en la sien. Lejos queda este cuento de otros como La tercera resignación, es decir, de los primeros cuentos de García Márquez. Este cuento, de estructura clara, llena de acción y realista absorbe por completo al lector, es como un fragmento perdido de una película. Me encantó la sensación de no saber nada de sus personajes, esto te obliga al lector a completar la historia.

Un día de éstos es un cuento cargado de crítica social. Su protagonista es Aurelio Escobar, un dentista sin título, que se encuentra completamente concentrado en su trabajo cuando irrumpe el alcalde, impaciente para que le saque una muela. El dentista, indiferente a su sufrimiento, lo hace esperar, con lo que el alcalde lo amenaza. Aunque la amenaza no parece afectar a Escobar finalmente cede y le saca una muela sin anestesia. A pesar de que no sucede nada extraordinario en este cuento, el escueto diálogo final viene a denunciar el mal uso que le dan las autoridades y los representantes del pueblo al dinero que la gente se gana con su sudor y paga en impuestos, pensando que trabajan para el bien común. Este cuento me gustó mucho.

En este pueblo no hay ladrones es, sin duda, el cuento más largo de todo el libro, ocupando treinta páginas justas (en el recopilatorio de Debolsillo Todos los cuentos). Conocemos a Dámaso cuando vuelve en casa y su mujer embarazada lo espera angustiada. Pretendía robar dinero pero al entrar en la sala de juego del pueblo se encuentra la caja con unos pocos céntimos, por lo que, para no irse con las manos vacías, hurta dos bolas de billar. El día siguiente el pueblo se conmociona por el robo ya que el billar era su único entretenimiento, como nunca nadie ha robado en ese pueblo se culpa a un negro que, pobre, es incapaz de decir dónde se hallan las bolas de billar. Dámaso se va sintiendo cada día más culpable hasta que los remordimientos son insoportables. En este cuento pues se toca el acto del robo desde una perspectiva muy humana y social, Dámaso nos transmitirá su preocupación cada día más desesperada a través de sus actos y escuetas palabras. Este cuento me gustó mucho, y el final está muy a la altura, uno de esos cuentos cuya moraleja queda gravada en el lector.

En el próximo cuento el lector será testigo de La prodigiosa tarde de Baltazar. Aquella tarde Baltazar, carpintero, termina una jaula hermosa que rápidamente se convierte en la admiración de todo el pueblo. A pesar de que un doctor se encapricha de la jaula Baltazar defiende que ya está vendida, que desde el principio la hizo por el hijo de doce años de edad del adinerado pero tacaño José Montiel -cuya historia conoceremos en el cuento siguiente-. Sin embargo, cuando llega a su casa para entregársela José Montiel lo anima, por encima de los lloriqueos del niño, a irse con su jaula y a, otra vez que un menor le encargue algo, consultarlo antes con sus padres. Baltazar, afligido por la pena del niño, le regala la anhelada jaula. Aunque a este cuento le falta algo y justamente cuando le sacaba una moraleja el final me la mató, me encantó como se trató la alegría del protagonista por el trabajo bien hecho.

En La viuda de Montiel nos volvemos a situar en la familia cuya cabeza despedía tiempo atrás al carpintero con rabia y grosería. Asistimos junto a su viuda al entierro de José Montiel y, a través de sus recuerdos, conocemos la tacañería y la crueldad que convirtieron a José en el hombre más odiado y temido del pueblo. Me encantó reencontrarme con estos personajes, pues en el cuento anterior me habían parecido incompletos, pensé "esta familia aún puede dar mucho de sí". No obstante, lo mejor del cuento es la injusta soledad con la que es castigada la viuda por parte del pueblo, resentido con la familia por los crímenes de José. Este muerto y los hijos dispersos por el mundo, la viuda se va aislando cada vez más de la sociedad. En el final de este cuento aparecerá de una manera misteriosa y fugaz el personaje de la Mamá Grande.

Un día después del sábado los pájaros de Macondo empiezan a caer muertos del cielo. Aunque el cuento empieza desde el punto de vista de una amargada viuda pero en seguida seguimos los pasos del padre de la iglésia de Macondo, que nadie lo cree desde que dice que vio en tres ocasiones al demonio. Este cuento es el que menos me ha gustado del libro, realmente empieza siendo interesante por la evidente pregunta que se hace el lector sobre la razón por la cual se mueren los pájaros, pero el final no lo acabé de comprender y, aunque he buscado interpretaciones por internet no he encontrado ninguna que me acabe de convencer.

Uno de los cuentos más cortos -si no el que más- de este libro es Rosas artificiales en el que conocemos a Mina cuando parte a Misa y vuelve en quince minutos a casa, enojándose por cualquier excusa con su abuela ciega y sabia.  Este cuento me llegó especialmente, y es que a mí me aflige que los ancianos sean olvidados y hasta despreciados por la sociedad. La moraleja que saqué de este corto pero intenso cuento es que la abuela ciega es la que está menos ciega de la casa.

Y por fin llegamos al último y, en mi opinión, el mejor de los cuentos, el que da nombre al libro: Los funerales de la Mamá Grande. No tengo palabras para expresar lo bien escrito que está este cuento. Se nota que García Márquez ha cuidado cada frase, cada línea, cada página de este cuento, mimando el vocabulario, cuidando el más mínimo detalle para que cada palabra contribuya a realzar más y más la magnífica conmoción que causa la muerte de la Mamá Grande, la columna vertebral del país. Sin embargo, su muerte da paso a un cambio, un cambio necesario y libertador. Sencillamente sublime, es impresionante con qué maestría y genialidad García Márquez relata este funeral, que rebosa legendaria magnificencia.

En conclusión, la verdad es que he disfrutado y mucho con los cuentos que integran este libro. Todos se desarrollan en Macondo y, aunque unos aspiran más que otros, todos me conquistaron de alguna manera. El plato fuerte es el último cuento pero todo el libro es 100% recomendable. Estoy impaciente por leer más cuentos del autor y seguir su evolución in crescendo.


Los funerales de la Mamá Grande - Editorial: Debolsillo. Precio papel: 6,95€
Todos los cuentos - Editorial: Debolsillo. Precio papel: 9,95€


Comentarios

  1. Al final vas a conseguir que le dé otra oportunidad al autor; pero es que ya le he dado varias... Seguiré leyendo tus reseñas a ver si me decido.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Este libro lo comencé, pero por cuestiones escolares tuve que detener la lectura, espero terminarlo pronto.
    me ha gustado mucho tu reseña, sobretodo la parte del cuento de la jaula, que se convirtió en uno de mis favoritos de este autor.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Mas cuentos yay esto lo tengo que conseguir pronto

    ResponderEliminar
  4. Tuve un período en el que leía a García Márquez a todas horas. Y prueba de ello son los libros que tengo de este autor; entre ellos, este que nos traes. No lo he leído, pero sí que lo tengo como una futura lectura. Besos

    ResponderEliminar
  5. Pues reitero lo que te dije en el anterior, Ojos de perro azul...
    Eso sí, al final vas a conseguir picarme y que yo me aventure este año con alguna otra obra del autor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Pues lo tengo en casa, que di con él de segunda mano a muy buen precio... =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  7. No he leído aún los cuentos del autor. Le tengo que poner remedio...
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  8. No me he estrenado todavía con el autor, pero sí que lo tengo pendiente. A ver si este año le pongo remedio, y puede que con el libro que hoy reseñas.
    Un besito y Felices Lecturas! =)

    ResponderEliminar
  9. No he leído cuentos de García Márquez y espero remediarlo pronto, especialmente porque fue leer lo de Macondo y recordar Cien años de soledad que es uno de mis libros favoritos.

    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Yo es que soy bastante fan de García Márquez, aunque tiene libros desiguales siempre todos tienen un poso de calidad y de diferencia. Este lo lei hace muchos años, y por ser cuentos no lo recuerdo especialmente salvo por lo que comentas, Macondo da sus primeros pasos :)

    Besos

    ResponderEliminar
  11. No es mi libro favorito del autor pero también me gustó mucho.

    ResponderEliminar
  12. Me gusta mucho García Márquez pero los cuentos se me resisten, no me atraen mucho, tengo otras obras de él pendientes que me apetecen más. Pero no descarto nada, si me los encuentro seguro que caen.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Éste sí lo he leído y recuerdo que me gustó mucho el cuento que da título al libro. Me voy a hacer con esa edición de Todos los cuentos, lo tengo claro! 1beso!

    ResponderEliminar
  14. Verdadera devoción la tuya. Sigo tomando nota :-) Un besote!

    ResponderEliminar
  15. Me encanta este autor pero como no soy mucho ni de cuentos ni de relatos no sé si con este libro me animaré
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Me ha encantado tu blog!
    Ya pertenezco a tu familia de seguidores!
    Yo el príncipe te deseo le mejor :)
    Saludos desde: http://aishhiiteru.blogspot.com.ar/
    Mi blog es nuevo.

    ResponderEliminar
  17. Hola :)
    Desde que leí Cien años de soledad quedé enamorada de la pluma de García Márquez, me encanta, por lo que espero leer pronto este ^^
    Me alegra que lo hayas disfrutado.
    Besoss

    ResponderEliminar
  18. Este lo tengo esperando a ser leído, aunque parece ser que no leí la sinopsis bien y creí que era un relato corto, no una serie de ellos.

    ResponderEliminar
  19. Aunque con este autor me estrené en mi época de instituto, tengo que decir que no lo pude disfrutar como se merece por ser lecturas obligatorias, así que espero sacar hueco para poder leerlo con calma :)

    Un besiño

    ResponderEliminar
  20. Pues mira, siendo un autor que me gusta has ido a traer uno de los títulos que me faltan
    Le pondré remedio, a ver si no tardo
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Esta novela es otra de mis decepciones con el autor y por lo que no me atrae nada su lectura, me pareció que no tenía ni pies ni cabeza,
    saludos

    ResponderEliminar
  22. estamos en fase, yo también he estado leyendo a Gabo esta semana pasada, que bien escribe... este en concreto que reseñas no me lo he leido

    ResponderEliminar
  23. Yo desde que lei cien años de soledad me enamore de la pluma de gabriel garcia marquez espero que lo haihan disfrutado un beso y abrazo para todos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada