La mala hora, de Gabriel García Márquez

"Un burro sin dueño se protegió de la lluvia bajo el alero de la casa cural, y estuvo toda la noche dando coces contra la pared del dormitorio. Fue una noche sin sosiego. Después de haber logrado un sueño abrupto al amanecer, el padre Ángel despertó con la impresión de estar cubierto de polvo. Los nardos dormidos bajo la llovizna, el olor del excusado y luego el interior lúgubre de la iglesia después que se desvanecieran las campanadas de las cinco, todo parcia confabulado para hacer de aquella una madrugada difícil."


Al leer tantas obras de Gabriel García Márquez seguidas me ha pasado que me he encariñado del pueblo de Macondo. Tengo la sensación de que me conozco cada calle y recoveco, me siento acostumbrado a sus silencios nostálgicos de unos tiempos más prósperos y brillantes. La última obra de Gabo que he leído ha sido La aventura de Miguel Littín clandestino en Chile, crónica periodística en la que, evidentemente, no aparece el ficticio escenario de Macondo y sentía una añoranza que me sorprendió de un pueblo que he conocido desde diversas perspectivas. Por eso me alegré tanto de empezar a leer este libro, en él pude oler una vez más el olor a polvo y madera de Macondo. Hoy os traigo La mala hora, de Gabriel García Márquez.



En este libro Gabriel García Márquez nos lleva a un pueblo en el que, después de muchos años de guerra civil, se ha llegado a una paz relativamente estable que, ahora, entra en peligro por culpa de unos pasquines anónimos que aparecen pintados en los muros cada amanecer. A pesar de que lo que anuncian ya es conocido de sobras por todo el pueblo, esos carteles que anuncian abortos, adulterios y crímenes vuelve a los habitantes maliciosos y violentos. El corrupto alcalde del pueblo, que intenta acabar con los pasquines, me recordó mucho al que conocí en el cuento Un día de estos.

Estamos ante una de las novelas más cortas de Gabo y, una vez más, nos presenta un pueblo pequeño, pobre y desolado en el que las tradiciones imperan sobre las leyes que intentan imponer orden. En uno de sus discursos García Márquez dijo que este libro es "una reflexión sobre la utilización de los militares para una causa política". Para mí es mucho más que esto, es una reflexión de la rigidez de los pueblos en algunos aspectos, de la importancia que se le da a los pasquines, a la desconexión entre el pueblo y su representante... Como historia es buena, pero como reflexión es mucho mejor.

En conclusión, un libro del que emana el polvo, la humedad, la melancolía y la pobreza de La hojarasca. Los personajes, a pesar de ser completamente diferentes enamoran al lector por su complejidad, el escenario me pareció inmejorable y el mensaje de fondo corta como un cuchillo. Un libro de apenas 200 páginas con una profundidad que libros de miles de páginas no han sabido alcanzar. Más que una novela, se trata de un cuento para ser leído a fuego lento.

Queda menos de un mes para que llegue la primavera, 
¿qué os está pareciendo que el blog se haya centrado este invierno especialmente en Gabriel García Márquez
¿cuál os gustaría que fuera el autor de primavera?


https://www.facebook.com/trotalibrosblog

Comentarios

  1. Pues no he leído nada del autor y eso que me gustaría leer alguno de sus títulos

    ResponderEliminar
  2. A mi lo que me pasa es que, cuando leo obras seguidas de un mismo autor, me canse temporalmente. Me pasó un poco con Camilla Läckberg, si la has leído, no estaría mal que fuese tu autor de primavera jejeje.

    Sólo una preguntita, ¿tiene la trama que ver con cierta parte culminante de 100 años? Y después de tu estación temática me han dado ganas de leer 100 años de nuevo xD.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. No me extraña que tengas nostalgia de Macondo cada vez que sostengas un libro entre tus manos, ¿cuántas van del gran García Márquez? Un autor que no cansa. Esta mala hora está entre mis preferidas, sin duda. Bss

    ResponderEliminar
  4. Me estoy dando cuenta que estaba equivocada. Pensaba que había leído mucho de Gabriel y con tu estación de invierno, me doy cuenta que me quedan muchos por leer.
    Un saudo.

    ResponderEliminar
  5. Me ha parecido muy buena iniciativa porque me ha permitido seleccionar títulos y acercarme a un autor de cuya obra me queda mucho por conocer. En cuanto a la primavera, soy incapaz e darte consejo, es muy personal, te tiene que llamar mínimamente la atención :-) Un besote!

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que me cansaría de leer tanto seguido del mismo autor. Pero ya que lo preguntas, te propongo Ana María Matute, que también es española y personalmente me encanta como escribe; aunque, de las dos novelas suyas que he leído, una (que será mi próxima reseña) me ha decepcionado un poquillo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. A mí me encanta Gabriel G. Márquez (es más, me tiene conquistado), y me gusta muchísimo que el blog se haya centrado en él. Este libro no lo he leído, pero ahora tengo muchísimas ganas.

    ¡Un beso!
    HTR.

    ResponderEliminar
  8. Lo leí hace años y ahora con tu reseña me dejas con ganas de volverlo a leer.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  9. Hola, ayer terminé de leer un libro de G. G. Márquez, me acordé de vos, me encanta esta iniciativa, porque es muy interesante conocer la obra de un autor, no sé si con todos los escritores podemos hacer lo mismo pero sin dudas este no aburre a nadie.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. yo ando leyendo a mi querido gabo "los doce cuentos peregrinos" y estan geniales

    ResponderEliminar
  11. Otra que me falta: no le daré prioridad porque otros títulos me llaman más, pero leeré esta novela con interés. 1beso!

    ResponderEliminar
  12. Tengo que ponerme al día con el autor, que solo he leído una novela suya y fue hace muchísimo =)

    Besotes

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada