El atlas de las nubes, de David Mitchell


"- Ah, estupendo, Adam… ¡Sentimientos liberales! ¡Pero a mí no me vengas con monsergas de justicia! ¡Vete a Tennessee montado en un pollino y ponte a convencer a esos palurdos sudistas de que en realidad son negros pintados de blanco y de que sus esclavos son blancos pintados de negro! ¡Vete a Europa y ponte a decirles que los derechos de los esclavos del imperio son tan inalienables como los de la reina de Bélgica! ¡Ah, terminarás pobre, canoso y ronco en las reuniones del partido! ¡Te escupirán, te dispararán, te lincharán, te aplacarán con medallitas y los paletos te despreciarán! ¡Te crucificarán! Ingenuo y soñador Adam. Quien osa desafiar a esa hidra de cien cabezas que es la naturaleza humana lo termina pagando con espantosos sufrimientos, ¡y su familia también! ¡Y cuando exhales el último suspiro, sólo entonces, te darás cuenta de que tu vida no ha sido más que una minúscula gota en un océano infinito!
- Y sin embargo, ¿qué es un océano sino una multitud de gotas?"



No soy demasiado aficionado al cine. Cada vez que decido alquilar una película me suelo pasar horas y horas para elegir, pues ningún título y ninguna portada me llama especialmente la atención. A mi parecer, Hollywood ha establecido una estructura de película que, si no se sigue a pies juntillas, suele ser rechazado por el mundo occidental. Es por eso que el cine de Bollywood, nórdico, asiático -¡y hasta español!- suele ser considerado "raro" o "malo" por el simple hecho de ser diferente. Aunque yo tampoco escapo de la mano de Hollywood me encantan películas como "Amélie" o "Hacia rutas salvajes" que parecen desafiar esas leyes no escritas del cine comercial. Es por eso que la adaptación cinematográfica del libro que os traigo hoy me llamó desde el primer momento la atención. Hoy os traigo El atlas de las nubes, de David Mitchell.




El libro se compone de seis historias que se conectan entre ellas de una forma formidable. En primer lugar nos encontramos con El diario del Pacífico de Adam Ewing, un diario escrito por un joven abogado estadounidense que, en 1849, se dispone a cruzar el océano Pacífico para cerrar un acuerdo en nombre de su adinerado suegro. La segunda historia, Cartas desde Zedelghem, nos sitúa en 1936 cuando a Robert Frobisher, un joven bisexual y con un gran talento para la música, se le brinda la oportunidad de trabajar para el famoso compositor Vyvyan Arys. Aunque al principio acude ilusionado, pronto comprobará que no todo es lo que parece. La tercera historia, El primer misterio de Luisa Rey, nos lleva al San Francisco de 1973, donde una atrevida periodista intenta sacar a la luz una oscura conspiración entorno a la dudosa seguridad de un reactor nuclear nuevo.

La cuarta historia nos sitúa en la Inglaterra actual, en la que conocemos el horrible calvario de Timothy Cavendish, un viejo y endeudado editor que acude a su hermano en busca de ayuda económica. Éste lo engaña y lo encierra en un asilo -o cárcel- de ancianos del que parece imposible escapar. En la penúltima historia, Una oración de Somni-451, viajamos a Neo Seúl, en 2144. Allí conocemos a Somni-451, un clon fabricado para trabajar en un restaurante de comida rápida que, no obstante, consigue escapar de su amargo destino y unirse a un movimiento rebelde conocido como "Unión". Por último, la sexta historia, El cruce de Slusha, y todo lo que vino después, se sitúa en unas Islas Hawaianas posapocalípitcas, en 2321, en la que un nativo pastor, Zachry, acoge en contra de su voluntad en su casa a una misteriosa clarividente llamada Merónima.

Y después de esta gran sinopsis, no puedo más; este libro me ha parecido una obra maestra. Así de claro. Aunque partía con la desventaja de saber cómo acababa por haber visto la película con anterioridad, el libro no ha dejado de sorprenderme ni un momento. Y es que no se tratan de seis historias separadas, sino que están tan intensamente conectadas que me atrevería a decir que se trata de una sola historia en momentos temporales y espaciales diferentes.

Lo mejor de todo, sin embargo, es el ejercicio narrativo que realiza el autor al cambiar de registro de historia a historia. La primera historia está relatada con un formalismo y un vocabulario digno de un abogado de la época de la Fiebre de oro de California. Además el registro del diario personal es absolutamente acorde con la historial. En cambio, cuando se nos relatan la historia de Robert Frobisher denoté en el vocabulario, en el contenido y el género epistolar al que se acoge el genio y el carácter de un rebelde sensible y apasionado. Luisa Rey, a su vez, se nos presenta en forma de cortos capítulos, como si de una novela policíaca se tratara y Timothy Cavendish nos cuenta su horrible calvario en una narración biográfica. El vocabulario y la estructura cambia completamente y no se puede comparar el de una historia con la otra.

A su vez, el relato de Somni-451 se halla en las páginas de esta novela en forma de entrevista, por lo que sencillamente contaremos con las respuestas que la protagonista ofrece al llamado archivista, que registra su curiosa historia antes de proceder a la ejecución. Por último la historia de Zachry aparece en forma de cuento verbal, con un vocabulario vulgar, rozando una especie de dialecto, aunque completamente comprensible.

Una historia por si sola no es nada, la magia surge cuando juntas las seis historias y las relacionas. En este libro hay una concepción de la Historia, un mundo intangible que se lee entre líneas, en las increíbles conexiones que el autor establece entre sus múltiples protagonistas. Una lectura que os recomiendo a todos y, si la lista de libros pendientes os impide disfrutar de esta joya, hacedme caso, id a ver la película.



Comentarios

  1. Yo empecé el libro y la cosa ya iba cogiendo fuste cuando me puse mala con la gripe y de momento está aparcado. A ver si más adelante lo sigo. Yo he leído reseñas diferentes del libro (la tuya es de las más entusiastas) y prácticamente pestes de la película. Ya cuando vea las dos cosas podré opinar mejor.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    La verdad es que me llama la atención desde hace tiempo y tengo la intención de leerlo en un futuro no muy lejano.
    besos

    ResponderEliminar
  3. Una de mis mejores lecturas EVER. Le guardo un cariño tremendo a este libro y me alegro de que te haya gustado tanto. Tienes que probar más de David Mitchell, El bosque del cisne negro es genial!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. No conocía su existencia, pero gracias a tu reseña me alegro de haberlo conocido. Caerá en mis manos.
    Gracias y besos.

    ResponderEliminar
  5. Le tenía echado el ojo en la revista de Círculo precisamente jejeje =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  6. PUes no tiene mala pinta. Me llama bastante, así que apuntado me lo dejo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. Varias veces he estado a punto de hacerme con este libro. En el fondo estoy un poco indecisa... me llama mucho la atención pero no sé si debería conformarme con ver la película, porque por tu reseña y por el fragmento que has puesto he tenido la sensación de que me resultaría un poco pesado.
    Tanto del libro como de la película he oído opiniones negativas y positivas, pero me influyó especialmente la de una persona que alabó especialmente el libro como uno de sus favoritos, y creo que por eso me cuesta más resistirme.
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Vaya, con esa rotundidad a ver quién se resiste a leerlo. Me lo habían pedido varias veces en la librería pero no me había fijado en él. Ahora sí lo haré.

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  9. Había olvidado este libro hasta que precisamente ayer una amiga me comentó que empezó a leerlo y entró de nuevo en mi radar. Ahora con tu entusiasta reseña me doy cuenta que esto tiene que ser una señal o algo, así que intentaré hacerle hueco. Además, como no he visto la película, no sé qué va a pasar, por lo que la disfrutaré sin saber grandes cosas de antemano. 1beso!

    ResponderEliminar
  10. Yo vi la película por una recomendación y me gustaron algunos aspectos y otros no tanto. Aunque la estructura en sí me parece un logro. De momento el libro no me animo.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Yo no vi la película y el libro es la segunda reseña que veo estos días, vamos a tener que estar atentos por si nos lo encontramos

    ResponderEliminar
  12. La pedí a Círculo de lectores porque me apetecía mucho su lectura pero a día de hoy sigue todavía sin haber sido leído. A ver si pronto le hago un hueco. Ya casi me olvidaba del libro. Gracias por la reseña!Besos,

    ResponderEliminar
  13. Oh, qué buena reseña, me has dejado con muchas ganas de leerlo. Sobre todo cuando dices que el quid de la cuestión está en la mirada magistral de la Historia que hace el autor y esa conexión de las seis historias. Pues me lo llevo bien apuntadito!!! Gracias.

    ResponderEliminar
  14. Holaaa, discrepo cion tu concepción de los esquemas que se siguen hoy día en el cine, pero bueno, a lo que vamos...No lo he leído ni visto la peli, y es que que he leído opiniones tan diferentes que no me he atrevido, aunque ahora me dejas la sensación de que me pierso algo bueno. Un besote!

    ResponderEliminar
  15. Pues me lo voy a apuntar, me intriga la forma en que pueden conectarse entre sí seis historias aparentemente tan diferentes.
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada