El lector, de Bernhard Schlink

3.6.14



"Debía de estar completamente agotada. No sólo luchaba en el juicio. Luchaba siempre, y había luchado siempre, no para mostrar a los demás de lo que era capaz, sino para ocultarles de lo qué no era capaz. Una vida cuyos avances eran enérgicas retiradas y cuyas victorias eran derrotas encubiertas."


Hay libros que asombran al lector por la naturalidad con la que cuentan una historia que refleja los azares del destino de la vida de una persona. Esas famosas y buscadas casualidades que de vez en cuando le asombran a uno. Cuando en nuestro día a día oíamos a terceros contar una de esas casualidades susurramos "Hay que ver, la realidad supera la ficción". Hay quienes creen en el destino, hay quienes creen en la casualidad, pero todos sentimos que la vida es una caja de sorpresas, y nunca sabes qué encontrarás por el sendero. Hoy os traigo El lector, de Bernhard Schlink.


Conocemos al protagonista y narrador de esta historia, el lector, Michael Berg, que con tan solo quince años mantiene una tórrida relación con Hanna Schmitz, veintiún años mayor que él. Su rutina consiste en un baño juntos, hacer el amor y que Michael le lea en voz alta obras de la literatura clásica. Sin embargo este paraíso se ve interrumpido cuando un día Michael acude a casa de ella como de costumbre y no la encuentra. Pronto se ve obligado a aceptar la evidencia: Hanna ha desaparecido de su vida para siempre.

¿Para siempre? Siete años después de la misteriosa desaparición de Hanna, Michael es un estudiante de Derecho y se apunta a un seminario que ofrece la posibilidad de ir a observar juicios contra criminales de guerra del Holocausto. El juicio elegido es el de unas guardias de la SS que permitieron que trescientas mujeres judías murieran encerradas en una iglesia en llamas. Hanna es una de las enjuiciadas.

La historia se divide en tres partes, muy relacionadas con las tres etapas de la vida de Michael. Se trata de una historia corta pero intensa, un relato con mayúsculas que, a pesar de ambientarse en la Alemania nazi, no cae en ningún tópico. El personaje estrella de la novela, sin duda, es Hanna; misteriosa, introspectiva y enigmática, consigue la atención del lector desde la primera página.

En algunos momentos me recordó a Reencuentro, de Fred Uhlman. Bernhard Schlink consigue transmitir al lector unos sentimientos muy complejos de una forma asombrosamente sencilla y con una naturalidad trepidante, invitando a la reflexión constantemente. Una historia simple y con pocos personajes pero que no dejará indiferente al lector.

El título original de la novela es Der Vorleser y fue publicada en Alemania en 1995 y en Estados Unidos en 1997. Ya ha sido traducida a treinta y nueve idiomas y ha recibido numerosos premios. En 2008 llegó a la gran pantalla con una adaptación cinematográfica dirigida por Stephen Daldry. Aún no he tenido la oportunidad de verla pero, por lo que he leído por la red, vale mucho la pena.

En conclusión, una novela breve, intensa y diferente que ahonda en sus personajes y los secretos que guardan. Un libro que juega con el lector; que, lentamente y con delicadeza, destroza todos sus prejuicios entorno a la Alemania postnazi.



13 comentarios

  1. Curiosamente, es uno de los casos en que me gustó más la película. La interpretación de Kate Winslet es maravillosa y creo que la trama da el paso adelante que no se atrevió a dar el libro. Aun así, es una historia que también recomiendo.

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  2. Lo tengo pendiente desde hace mil... y la peli igual, que me gusta leer antes los libros U.U

    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Yo lo leí porque vi la película y, claro, me entero y me lo tengo que leer. Se lee en nada, es ligero y es muy realista y transmite lo que quiere transmitir. Y, como comentas, sin caer en los tópicos comunes del género.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Todavía lo tengo pendiente, y en mi poder desde hace siglos por un intercambio, soy lo peor :-)

    ResponderEliminar
  5. No me llama mucho la atención

    Un beso^^

    ResponderEliminar
  6. Deliciosa película y excelente libro. Uno de los escasos casos en los que me gusta muchísimo tanto el libro como la película

    D.

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que estando el libro muy bien, son las imágenes de la película lo que más recuerdo (una ambientación muy buena).

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Me gustó mucho el libro, sobre todo la primera parte, pensaba que me iba a interesar más la parte del juicio, pero fue el comienzo lo que más me entusiasmó.
    La película es muy buena y Kate Winslet hace un papelón.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Es un libro que tengo ganas de leer desde hace tiempo que lo vi recomendado en alguna página que sigo y aún no me he hecho con él ni tampoco he visto la película
    Besos

    ResponderEliminar
  10. No recuerdo con cariño la película y por eso tengo reticencias a leer el libro, pero supongo que algún día me dejaré de tonterías y me acercaré a esta prometedora historia. 1beso!

    ResponderEliminar
  11. Tengo muchas ganas de leer este libro, aunque primero vi la película. Para mí esa relación es una delicia y estoy de acuerdo con que el personaje femenino es el atractivo que seduce en la novela, gracias por compartir, saludos

    ResponderEliminar
  12. Primero vi la película e inmediatamente quise leer el libro, ambos me agradaron. Amé a Michael y Hanna... siempre me tenían con interrogantes en mente, es excelente!
    Saludos.

    ResponderEliminar