En el camino, de Jack Kerouac

10.9.14

“… porque la única gente que me interesa es la que está loca, la gente que está loca por vivir, loca por hablar, loca por salvarse, con ganas de todo al mismo tiempo, la gente que nunca bosteza ni habla de lugares comunes, sino que arde, arde como fabulosos cohetes amarillos explotando igual que arañas entre las estrellas y entonces se ve estallar una luz azul y todo el mundo suelta un “¡Ahhh!”
Ya ha llegado septiembre y, con él, la certeza de que el verano se acaba y la sombra de la rutina se alarga. Pero también llegan nuevas lecturas para alegrarnos esta triste transición. Después de un verano más bien ligero de libros por varios motivos, poco a poco voy recuperando mi ritmo habitual. Hoy os traigo esta lectura porque, en mi opinión, no hay manera mejor de despedir un verano que con la reseña de un clásico como este. Hoy os traigo, pues, En el camino, de Jack Kerouac.

Esta novela autobiográfica narra los múltiples viajes a lo largo y ancho de norte América que realiza el narrador, Sal Paradise (Jack Kerouac), con su íntimo amigo Dean Moriarty (Neal Cassady). Son jóvenes y, con el coche a ciento ochenta kilómetros por hora, sólo piensan en pasárselo bien: sexo, drogas y jazz; no hay límites.

En su momento, este libro simbolizó los vientos de cambio que corrían en los Estados Unidos de los años setenta y contribuyó a mitificar la famosa ruta 66. Se dice que Jack Kerouac lo escribió en tan solo tres semanas, empezando a escribirla en francés y siendo mecanografiada sin márgenes ni espacio entre párrafos en un largo rollo de papel. La leyenda también dice que lo escribió bajo los
Los tres viajes que narra "En el camino"
efectos de las drogas. Más allá de sus enigmas y sus mitos, este libro supuso un antes y un después de la literatura norteamericana.

Sin duda la magia del libro reside en el personaje de Dean Moriarty, verdadero protagonista de la historia. Sal Paradise, el narrador, siente la misma admiración por él que Nick Carraway por el gran Gatsby -ésta sería, sin duda, una analogía interesante de comentar pues ambos se parecen en cierto sentido-. Representa la generación beat, un joven con un oscuro pasado y que lo único que quiere en esta vida es pasárselo bien con sus amigos en un estado de excitación perpetuo, hacer el amor con mujeres hermosas y colocarse a base de alcohol y drogas para buscar "el sentido de la vida". No conoce límites, es el carpe diem personificado. Mientras que es incomprendido por la mayoría de personas que solo ven en él a un criminal, un ser despreciable e irresponsable, Sal es el único que ve en él lo que de verdad es: una estrella que "arde, arde y arde".

Lo mejor de este libro es, sin duda, su esencia. En el camino es la historia de tres viajes en coche en los que unos amigos lo dejan todo para hacer kilómetros y pasárselo bien sin un solo duro. "El camino es la vida". El alma del grupo es Dean Moriarty, el personaje más interesante y enigmático de la historia. Personalmente, mi viaje favorito es el último (la línea verde en el mapa).

Hasta ahora he explicado la parte novelística del libro, la que, a mi parecer, aporta todos los puntos positivos de la historia. Sin embargo, también se hace notar la parte autobiográfica. En mi opinión sobran muchísimas páginas y personajes de la novela que no aportan demasiado a la historia. En ocasiones era demasiado patente que lo que hacía Jack Kerouac era recordar a sus amigos, sin embargo para alguien ajeno a su vida y a Estados Unidos se le pueden hacer eternas según qué descripciones e historietas que no conducen a ninguna parte.

En conclusión, lo mejor de esta novela es el personaje de Dean Moriarty, con todas sus lagunas y particularidades. Lo peor, la mayoría del resto de personajes y muchos detalles irrelevantes. Más allá de lo que supuso en su tiempo, hoy en día no introduce nada realmente rompedor pues temas como el sexo o las drogas ya son realidades considerablemente asentadas en la sociedad. Además, se nota que es un libro escrito más para el autor que para el lector y, aún así -pues esto es totalmente legítimo-, lo disfrutará mucho más alguien que sea familiar con Estados Unidos que alguien que no lo sea. No obstante, más allá de sus defectos es una novela que se tiene que leer: es el origen de los road trip, la generación beat y la legendaria ruta 66. Se trata de un libro que planta una semilla en el alma del lector, y solo por esto vale la pena su lectura.

18 comentarios

  1. Yo la empecé pero no pude terminarla. No era para mí.

    ResponderEliminar
  2. Es un libro que no conocía y a pesar de los puntos positivos que has señalado creo que no me convence
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Parece estar bien, hay varios puntos que comentas que me han llamado la atención. Quizás le dé una oportunidad.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Un autor pendiente para mí, y llegado el momento no sé si será este el título escogido. Un beso!

    ResponderEliminar
  5. No he leído nada de este autor aún. Y por lo que señalas, con esta novela no creo que me anime.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Creo que es una novela interesante pero para otro momento, un beso

    ResponderEliminar
  7. El año pasado estuve a punto de hacerme con él en un bookcrossing que se hizo en mi ciudad, pero al final la duda y la falta de recomendaciones hicieron que lo dejara. Me arrepiento un poco, porque al parecer fue un libro definitorio de su época, pero por lo que dices, quizás haya quedado un pelín desfasado a estas alturas. 1beso!

    ResponderEliminar
  8. Lo leí hace años y me gustó mucho. Quizá tendría que releerla.

    ResponderEliminar
  9. Yo creo que es una declaración de principios de la era beat. La leeré pronto.

    ResponderEliminar
  10. Un libro que no creo que me fuera a gustar demasiado, la verdad. Todo el asunto de la autobiografía ya me echa para atrás, y si hay tantos detalles que no tienen importancia..., no sé, no sé. De momento lo dejo a un lado.

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  11. No termina de convencerme la historia, si no lo descarto y de vez en cuando me planteo cogerle es por esa curiosidad de averiguar por mí misma si es tan imprescindible como todo el mundo asegura. Me lo sigo pensando, hasta que un día me de el arrebato.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Lo leí hace tiempo, en la adolescencia, y me había impactado. Me acompañó durante mucho tiempo...
    Besos,

    ResponderEliminar
  13. Me decepcionó bastante, me esperaba una gran historia con personajes carismáticos y alguna conversación interesante, y sólo asistí a un viaje hacia ninguna parte,
    saludos

    ResponderEliminar
  14. Es un libro fantástico, "el rollo", y el miedo con el que me puse con él. Me hubiera gustado poder leerlo en su momento cuando los nombres bailaban para disfrazar quien ya se sabía que era
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Lo leí en su momento y se convirtió en uno de los libros de mi vida. Te devuelvo la visita y me has ganado con la reseña de este libro. Un beso y por aquí me quedo.

    ResponderEliminar
  16. La terminé hace un rato. Por momentos me pareció que eran las andanzas de hombres inmaduros que quieren aferrarse a la vida adolescente. Me molestó muchísimo, traté de meterlo en el contexto, la visión de la mujer y de los mexicanos. Comparto que fue escrito para el autor. Son las memorias de unos años de viva la joda que quería leer de viejo o que los demás lo imiten. El autor mandó una carta a Marlon Brando para que se transforme en Dean. No vi la película pero estaría bueno hacer la comparación.
    Me queda pendiente comparar, sería buenísimo, la visión de "Off the road" de Carolynn Cassady (Camille), las mujeres que se quedan por fuera de la ruta, ancladas y cuidando a sus hijos, con "On the road", sus maridos y parejas que viajan y lo pasan bárbaro.

    ResponderEliminar
  17. Considero que es una de las grades obras de la literatura americana; un imprescindible para comprender el estilo de vida americano y de lo que supuso la generación "beat". en novelas como ésta, están inspiradas las "las road movies" Merece la pena leerlo.

    ResponderEliminar