El corazón de las tinieblas, de Joseph Conrad

"¡Ah, el horror! ¡El horror!"
Existen dos escenarios que me llaman la atención de la literatura, supongo que debido al Peter Pan que vive en mí: el mar de los piratas y las selvas, infinitas e indómitas. Ambos escenarios me inspiran una libertad sin límites utilizada por buenos y malos, como si fueran mundos separados y ajenos a las normas y convenciones de la sociedad civilizada. ¿Quién no ha querido viajar en el tiempo para embarcar hacia mares desconocidos o tierras inexploradas? Hoy os traigo El corazón de las tinieblas, de Joseph Conrad.

La historia arranca cuando Marlow acepta un trabajo como agente comercial de marfil en el continente africano. Cuando llega, en seguida se hace cargo de un barco de vapor con la misión de remontar el río Congo en dirección al corazón de la selva, para ir a recoger a un trabajador llamado Kurtz, quien progresivamente se va volviendo un misterio oscuro e indómito como el paisaje en el que se ve inmerso nuestro protagonista.

Gracias al excelente prólogo de Mario Vargas Llosa que incluye la edición Debolsillo el lector se dará cuenta, aun antes de empezar a leer la historia en si, que no está ante una novela cien por cien de ficción. La fuente de inspiración de Joseph Conrad para este relato fue, sin duda, su viaje al Congo en 1890, que lo marcó profundamente. Llegó ilusionado, pues, al igual que Marlow, desde pequeño soñaba con vivir aventuras en las tierras salvajes e inexploradas de África. Sin embargo, cuando llegó chocó con una realidad muy diferente: por aquel entonces el Congo era la colonia personal del rey Leopoldo II de Bélgica, quien sacó beneficios indecentes a través del sistema esclavista, sembrando el terror y el genocidio para su provecho personal. Esta profunda decepción pasó factura a Conrad, tanto psicológica como físicamente, y fue el origen de novelas como esta. La edición Debolsillo también incluye parte del diario que escribió el autor en dicho viaje.


A decir verdad, adquirí este libro pensando que era una novela de aventuras juvenil. No me preguntéis porqué, pues no lo sé. Pero pensaba que sería como La isla del tesoro pero ambientado en la selva. Y me impactó mucho encontrarme con la historia adulta, contundente, compleja y en ocasiones dura con la que me encontré. La narración es el monólogo de Marlow, un viejo lobo de mar, que les cuenta a los demás tripulantes abordo una anécdota de cuando era un inexperto y novato marinero de agua dulce. Y lo relata casi ininterrumpidamente, con sus saltos en el tiempo inexplicables, sus lagunas, sus dudas y su subjetividad.

Aunque Marlow es el narrador, el verdadero protagonista es Kurtz que, tal y como dice Vargas Llosa en el prólogo, al principio de la novela brilla por su ausencia. Aparece en la historia de forma muy natural, casi anecdótica, después se convierte en una leyenda y progresivamente va ganando más y más protagonismo hasta convertirse en el eje de la historia, pues suyo es el corazón de las tinieblas. El carismático Kurtz es, pues, un misterio durante toda la historia, un personaje que, al igual que Gatsby o Dean Moriarty, sin apenas conocerlo lo admiramos, nos atrae, queremos saber más de él, nos tiene atrapados. Se trata del agente más preciado de la compañía y el más admirado por todos los que lo conocen. Poco a poco va creciendo en el corazón del narrador un anhelo de conocerlo y hablar con él, pasando a ser de un misterio a una obsesión.

El estilo de Joseph Conrad es complejo y recargado de adjetivos. Desdibuja la realidad para adaptarla al punto de vista del narrador, implicando el paisaje y los demás personajes a sus sensaciones subjetivas. Todo esto hace posible una implícita denuncia social de la dominación colonial en África y a la esclavitud y la recarga psicológica y casi paranoica del relato. Se puede leer en un suspiro, pues apenas llega a las doscientas páginas, pero en mi opinión es una obra que requiere ser saboreada lentamente, pues es de una profundidad exigente con el lector.


El libro se divide en tres partes. La primera es la introducción, en la que se nos presenta a Marlow, las circunstancias que le llevan a embarcar hacia el remoto continente africano y sus primeras impresiones al llegar a su destino, en el segundo capítulo se narra el viaje a través del río Congo y en el tercero está el desenlace de la odisea. Aunque desde la primera página la historia envuelve y engancha, su intensidad va creciendo a lo largo de la lectura. Así pues, mientras que la primera parte es lenta y descriptiva, sin demasiada acción, la segunda parte mejora considerablemente y, aun muy lejos de un ritmo cinematográfico, se incorpora más acción en la historia. Por último, el desenlace es sencillamente brillante. Las consecuencias del encuentro de Marlow con Kurtz me dejaron sin habla y, después de dos días leyendo una historia que no me había acabado de llegar al corazón, el final sí lo hizo. Y con creces.

En conclusión, un libro corto pero matón, de los que no dejará indiferente a nadie y que, con una crítica clara al colonialismo que conoció de primera mano el autor, brilla por el enigmático personaje de Kurtz. Un final impresionante que no dejará indiferente. A los que os atreváis con este, sed pacientes, esta novela va in crescendo. Este puede ser un libro en el que, en ocasiones, el lector se pierda entre múltiples adjetivos y profundas reflexiones, pero vale la pena llegar hasta el final. Para los aficionados al cine, El corazón de las tinieblas inspiró la famosa película Apocalypse now, ambientada en la guerra de Vietnam.

¿Cuál es vuestro escenario literario favorito?

Comentarios

  1. No es una lectura sencilla, pero refleja la época del colonialismo de forma espectacular. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Apocalypse Now es brillante pero exesivamente larga, a mi parecer. Yo tuve que pararla y verla en dos partes. Si me lo llego a topar, probaré con éste (:. ¿Apenas 200 páginas, dices? ¿Y con todo y la parte de diario del autor? Pues sí que es corta para todo lo que puede significar.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Me gustaria leerlo claro, es un imprescindible que quiero leer

    ResponderEliminar
  4. No lo conocía pero después de leer tu reseña me ha picaso mucho la curiosidad, me gustan esos libros que te lo ponen un poco difícil pero que al final los haces tuyos..creo que puede gustarme. Un beso

    ResponderEliminar
  5. Siento ser la nota negativa, pero leí este libro hace unos años y no me gustó nada de nada. El trasfondo de crítica el colonialismo me gustó, pero la narración...¡me pareció horrible!
    Vamos, que no guardo un buen recuerdo de este libro (lo terminé por regalar para el bookcrossing)
    Besos

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué joya nos traes hoy! Es una novela potente, de las que derrumban la imagen del mundo que uno pueda tener formada. Totalmente imprescindible, como toda la obra del autor. Aunque "Lord Jim" me costó, jaja. Saludos

    ResponderEliminar
  7. He intentado leer este libro varias veces pero nunca me he terminado de animar: supongo que no tenía el cuerpo para adentrarme en una historia así, a pesar de mi interés por ella... Te agradezco que la vuelvas a poner en mi mapa, porque hacía tiempo que me había olvidado de ella y puede ser una lectura interesante. 1beso!

    ResponderEliminar
  8. Lo leí hace años. Recuerdo que me costó mucho al principio, pero como dices, esta novela va in crescendo y al final consigue atraparte totalmente.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  9. Un clásico pendiente =)
    Aunque no sabría decir por qué, pero me da cierta pereza U.U

    Besotes

    ResponderEliminar
  10. En esta ocasion lo dejo pasar, no me llama mucho. Gracias por la reseña.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  11. Yo lo leí hace unos años y me impresionó bastante,quizás porque me pasó como a ti,pensaba que iba a leer algo tipo aventuras.Es complejo de leer,pero creo que merece la pena.Estupenda tu reseña.

    ResponderEliminar
  12. No sabía que esta novela inspiró Apocalipse now. Ahora me ha despertado aún más la curiosidad.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. No puedo con este libro y mucho menos con Apocalipse Now…

    ResponderEliminar
  14. Joseph Conrad está entre mis escritores de cabecera, y son muy pocos.

    Cada vez que veo una reseña de esta novela me veo obligado a dejar un comentario, y es que no es ni con mucho de las novelas más atrayentes de Conrad. Claro está que esto es literatura y lo que me gusta a mi no tiene por qué gustar a otros.
    Lord_Jim, Victoria, En la cuerda floja... son novelas de una genialidad psicológica y estructural insuperables. El corazón de las tinieblas, siendo buena, no refleja al Conrad de la redención, de los personajes que sufren por la defensa de sus principios...

    En fin... merece la pena perder unos instantes para defender una obra tan completa y tremenda como la de Conrad.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Hola!!
    Quiero leer de Joseph Conrad desde hace mucho tiempo y con esta reseña aumentas mis ganas. Tiene una gran pinta además de tratar temas que me interesan mucho.

    Besos,
    Alejandra G.N.

    ResponderEliminar
  16. Oye muchas gracias por contestar tan rápido =)
    Al principio me gustaba, pero se me fue haciendo lento y más epsado, y uff..
    pero ya tengo dos reservados en la biblioteca, y he apuntado un par más.
    No te preocupes por el sorteo, no hay problema, es más bien una cuestión de palabra.. cuando digo una cosa, la cumplo, y si dije seis, me leeré seis =) soy así de cabezona, qué le voy a hacer.
    Muuuchas gracias! un beesito

    ResponderEliminar
  17. uii.. me acabo de dar cuenta que no me comenté esta entrada, pues me la leí el mismo día que la publicaste!!
    Es un libro que no sé porque me da la sensación de que se me va a hacer eterno... pero no puedo decir que la sinopsis no me parezca interesante, es como que tengo sentimientos encontrados
    gracias por la reseña
    un besito

    ResponderEliminar
  18. Pues yo, por lo que he visto, no creo que Conrad fuese de juvenil. Puede que algunas obras lo parezcan, pero luego no lo son (hablando ya en general). Lo tengo pendiente a este autor (uno de otros tantos), pero yo empezaría por otra novela suya.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Conrad para adolescentes? Se perderían más de la mitad de la historia. Conrad es duro, es crítico y hay que saber leerlo entre líneas y conocer su época para entenderlo realmente. Este libro lo leí en la facultad. Es de lo mejorcito del autor.
    Besines,

    ResponderEliminar
  20. Hola, qué tal. La verdad es que es una novela para releérsela. La primera lectura es como una caída al abismo, hasta dar al traste con la esperanza. Y creo que le echaré cuentas a Rubén Angulo: no conozco más de Conrad y es un tipo que me atrae bastante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Me encanta "El corazón de las tiniebla", una de las novelas más oscuras y líricas que conozco. Creo que Joseph Contad era un artista del "sugerir". En su literatura vale tanto lo que se dice como lo que se calla. Enhorabuena por la página web; está muy bien escrita. Se nota que disfrutas con la literatura. Gracias.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada