Qué leer sobre la Primera Guerra Mundial

martes, 29 de julio de 2014


Ayer se cumplieron cien años desde el día en que Austria declaraba la guerra a Serbia y, a través de un laberinto de alianza y tensiones, arrancaba la que, en la posterioridad, se conocería primero como la Gran Guerra y más tarde como Primera Guerra Mundial. Una guerra que todo el mundo esperaba que duraría menos de medio año y se prolongó más de cinco años, provocando cientos de miles de muertos de todas las nacionalidades, ideologías y culturas. Desgraciadamente el horror de la Segunda Guerra Mundial a veces eclipsa el de la primera, no menos sanguinaria. Incluso hay gente que parece haber olvidado los estragos de ambas guerras, y la desmemoria histórica hace que caigamos en los mismos errores una y otra vez. Por esta razón resulta imprescindible leer sobre el tema, y por esta razón precisamente os traigo una selección de libros de ficción -con una sola excepción- sobre la Primera Guerra Mundial. Importante es saber que el orden es completamente al azar, no tiene nada que ver con la calidad de las novelas.


de Ken Follett

Se trata de la primera parte de la trilogía The Century que, siguiendo la historia de cinco familias de diversas nacionalidades, situaciones e ideologías, recorre todo el siglo XX. Este primer volumen, de más de mil páginas, recorre desde las tensiones previas a la Primera Guerra Mundial hasta la paz de Versalles que le puso fin, pasando por la Revolución Rusa y la lucha de las mujeres y los trabajadores por sus derechos.

Es un muy buen libro porque engancha mucho y ofrece al lector  una visión general de esos años.



de Jean Echenoz

Sin duda el mejor libro que he leído sobre la Primera Guerra Mundial. El estilo minimalista y conciso de Jean Echenoz es completamente el contrario que el de Ken Follett. En sus menos de cien páginas consigue transmitir el horror de una guerra desde el ingenuo punto de vista de un joven llamado Anthim que es llamado a filas en el ejército francés para ir a luchar al frente.

Resulta increíble ver cómo a veces diciendo menos se transmite mucho más al lector, que es capaz de leer lo que no se ha escrito. Si no lo habéis leído se trata de una lectura muy recomendable.



de John Boyne

Con esta bonita portada y este enigmático título John Boyne, autor de El niño con el pijama de rayas, nos trae la historia de Bruno que, ayer hacía cien años, cumplía cinco años. A través de los años siguientes el lector será testigo de los estragos de la Primera Guerra Mundial desde Inglaterra.

No es el libro de esta lista que más os recomiende, Boyne y yo no acabamos de conectar. Pero sí es cierto que se trata de un libro juvenil muy adecuado para adolescentes que se vean interesados por la temática.



Las aventuras del buen soldado Švejk
de Jaroslav Hašek

Se trata de una obra inacabada en la que su autor, checo, narró hechos reales que vivió en primera persona o de los que tuvo notica. Muchos de los nombres que aparecen son reales con la intención de denunciar sus abusos en los tiempos de guerra. Tenía que ocupar seis volúmenes pero solo llegó a completar cuatro debido a su prematura muerte por tuberculosis.

La historia arranca el día después del asesinato del archiduque de Austria, que dio inicio a la Primera Guerra Mundial, y relata las peripecias del soldado Josef Švejk. Es considerada la obra magna de la literatura checa y una de las mejores novelas sobre la Gran Guerra.


Adiós a las armas
de Ernest Hemingway

El famoso escritor estadounidense es bien conocido en nuestro país por la pasión que sentía por los toros y su presencia en la Guerra Civil Española, del desembocó en su obra Para quién doblan las campanas. En esta obra nos lleva a la Italia en tiempos de la Primera Guerra Mundial. Su protagonista Frederic Henry, es un teniente americano que se incorpora en el ejército italiano como conductor de ambulancias. En el frente italiano conoce a Catherine Barkeley, una bella y joven enfermera británica y entre ellos nace una historia de amor y pasión que contrasta con el paisaje de desolación, muerte y miseria que los rodea.


Leer reseña aquí.


Sin novedad en el frente
de Erich Maria Remarque

Al igual que 14, de Jean Echenoz, este libro va directamente dirigido a mostrar los horrores de la guerra desde el punto de vista de un joven soldado, pero entre ambos libros existen dos diferencias. La primera es el estilo, el minimalismo de Echenoz es único, y la segunda es la perspectiva más cercana, pues Erich Maria Remarque la publicó en 1929.

Su protagonista es Paul Bäumer, un joven alemán que, animado por sus profesores, se alista voluntariamente en el Ejército para luchar en la Primera Guerra Mundial. Sin embargo, cuánto más meses pasa en el frente este más cuestiona su decisión. A lo largo de la guerra Paul será testigo de los horrores de la guerra. Una lectura muy recomendable, sin duda.


Despertar
de Anna Hope

Esta novela que, seguro, habéis visto estos días en las estanterías de novedades de vuestra librería, cuenta los sucesos de la Primera Guerra Mundial pero de una peculiar perspectiva al poner el foco en el papel de las mujeres. Al estar los hombres en el frente y viéndose obligadas las mujeres a trabajar par sostener sus familias pero también la sociedad, en aquellos años nació el movimiento feminista.

Esta novela tiene tres protagonistas: Hettie, una mujer que se alquila para bailar, Evelyn, una rica heredera que se dedica a ayudar a ex combatientes, y Ada, una madre que cree ser capaz de ver el fantasma de su hijo, desaparecido en el frente. Sus destinos se unen cuando un hombre llama a la puerta de Ada y le cuenta un secreto acontecido en la guerra.


Las escaleras de Strudlhof
de Heimito Vob Doderer

El autor de esta obra pertenecía a una rica familia del Imperio Austrohungaro que perdió toda su fortuna con la Primera Guerra Mundial. Esta novela relata los sucesos que ocurrieron entre los años 1911 y 1925 desde la perspectiva de la ciudad alemana de Viena. Ofrece una visión general de la Primera Guerra Mundial y el cambio que supuso para el pueblo germano.

Melzer, el protagonista de esta novela, es un ex teniente y funcionario que lucha en la Gran Guerra. Al finalizar la contienda vuelve a Viena y es testigo del profundo cambio que ha provocado la batalla. Esta novela refleja muy bien la absurdidad de las guerras y sus consecuencias más feroces.


Tu rostro con la marea
de Fernando García de Cortázar

La novela arranca cuando en 1977 Fernando Urtiaga, un joven historiador, recibe en herencia el encargo de averiguar y contar la vida del enigmático Ángel Bigas a través de las distintas personas que tuvieron la oportunidad de conocerlo.

A lo largo de la investigación Urtiaga conocerá las distintas caras de Ángel Bogas: novelista, diplomático, conspirador internacional, espía, revolucionario y traficante de armas. La novela recorre todo el siglo XX, pasando por una historia de amor del Bucarest de la Primera Guerra Mundial.

Aunque no se centra completamente en la Primera Guerra Mundial, Tu rostro con la marea ha recibido el Premio de Novela Histórica Alfonso X El Sabio, por lo que me ha parecido recomendable.


Entre enemigos
de Andrea Molesini

Volvemos a situarnos en la perspectiva italiana de la Primera Guerra Mundial. El joven protagonista, Paolo, está a punto de ser ajusticiado, mañana será ejecutado. A pesar de tener tan solo dieciocho años ha amado y ha matado, y no tiene miedo a la muerte.

Todo cambió doce meses antes. A pesar de ser huérfano vivía feliz con sus abuelos en una mansión de la campiña véneta, hasta que se ven obligados a compartir lecho y comida con las tropas extranjeras.

No lo he leído, pero seguro que va a ser una de mis próximas lecturas. La portada la encuentro espléndida y la historia me llama mucho la atención.


El miedo
de Gabriel Chevallier

Recientemente traducida por primera vez en español gracias a la editorial Acantilado esta obra, con su magnífica portada y su sombrío título, parece advertirnos con anterioridad a abrirlo a lo que nos vamos a enfrentar.

El protagonista de esta historia es un joven de diecinueve años que se agarra a la vida, tal y como dice el grupo de música catalán en una de sus canciones, "amb les ungles i amb les dents" durante la Primera Guerra Mundial, a la que se ha visto arrastrado en contra de su voluntad.

A través de su joven protagonista el autor de esta novela describe sus experiencias en la Gran Guerra. Muy recomendable.


La señora Dalloway
de Virginia Woolf

Seguro que conoceréis o, por lo menos, os sonará esta autora inglesa, pues representa una de las mejores escritoras de Inglaterra. Esta es su cuarta novela y una de las más famosas.

Esta novela no se ambienta en la Primera Guerra Mundial, sino que arranca justo al día después de declararse la paz, lo que da al lector una visión de las consecuencias de la Gran Guerra en la sociedad inglesa.

Una curiosidad de esta novela es que transcurre toda ella durante un solo día, siguiendo los pasos de su protagonista, Clarissa Dalloway, mientras se dedica a preparar una fiesta en su casa londinense.


Los cuatro jinetes del Apocalipsis
de Vicente Blasco Ibáñez

De autor español, Los cuatro jinetes del Apocalipsis narra la historia de dos familias, los Desnoyers y los Von Hartrott, que, debido a sus distintas ideologías, están fuertemente enfrentadas y combaten en bandos opuestas en la Primera Guerra Mundial.

Los cuatro jinetes del Apocalipsis son la Guerra, el Hambre, la Peste y la Muerte y, a través de ellos, Vicente Blasco Ibáñez nos describe la Gran Guerra que desgarró la Europa de principios del siglo XX. Obtuvo mucho éxito a escala mundial e incluso de produjo una adaptación cinematográfica en Hollywood.


El final del desfile
de Ford Madox Ford

La historia arranca en los meses previos al inicio de la Primera Guerra Mundial y relata la escandalosa separación entre Christopher Tietjens, un conservador, monárquico y tradicional caballero inglés, y su esposa Sylvia, una mujer bella, moderna, independiente y arrogante.

Paralela a dicha separación transcurre la Gran Guerra, que oscurece el panorama. Esta novela refleja la transformación de la visión de la sociedad y el amor que tuvo lugar con la Primera Guerra Mundial. Muy recomendable para los aficionados a la literatura inglesa interesados en los cambios sociales de esos tiempos. El título hace referencia al final de un mundo para dejar principio de otro nuevo y, a pesar de ser considerada una de las obras maestras del siglo XX, no llegó la traducción en español hasta el 2009.


Los favores de la fortuna
de Frederic Manning

Esta novela fue publicada por primera vez en 1929 con seudónimo debido al crudo realismo y su fiel reproducción del vocabulario de los soldados. Su autor describe su experiencia como soldado en la batalla del Somme, conocida como la más sangrienta de la Primera Guerra Mundial.
Esta obra es la historia del soldado raso Bourne, un voluntario del ejército británico destinado a Somme. Al ser de buena familia los oficiales lo intentan ascender pero decide no abandonar a sus compañeros y quedarse como soldado raso. Sin convicciones ni heroísmo se trata de un personaje enigmático. Ernest Hemingway dijo en una ocasión que leía este libro una vez al año porque refleja a la perfección la realidad de la Gran Guerra.

Leer reseña aquí.


Cartas a palacio
de Jorge Díaz

Cartas a palacio es la historia de Blanca que, en 1914, se va a casar con el duque del Camino. Aunque realmente lo quiere Blanca es incapaz de sentir felicidad por el destino convencional y predeterminado que le espera. Estalla la Primera Guerra Mundial y España, aunque se mantiene neutral, interviene cuando su rey, Alfonso XIII, se siente conmovido cuando una niña francesa, Sylvie, le suplica que encuentre a su hermano. Debido a la atención que le presta el rey no deja de recibir cartas a palacio con peticiones de ayuda. Para poderlas atender a todas las cartas el rey crea la Oficina Pro-Cautivos, donde buscarán unir a familias rotas por la guerra.

Cartas a Palacio relata la primera misión humanitaria de la Historia.


Tolkien y la Gran Guerra
de John Garth

Como ya he dicho al principio de la entrada, ésta es una selección de libros de ficción sobre la Primera Guerra Mundial, pero también me he molestado a señalar que existe una excepción: este libro.

Para los amantes de la literatura fantástica y de, más concretamente, la Tierra Media. Este libro recoge cartas inéditas de Tolkien y sus amigos más cercanos durante la Primera Guerra Mundial. Tolkien quedó traumatizado cuando asistió como soldado británico en la batalla de Somme.

John Garth relaciona sus vivencias durante esos años, cuando era joven y aún no había escrito libro alguno, con la Tierra Media, escenario de historias como El Señor de los Anillos y El Hobbit.



La disputa por el sargento Grischa
de Arnold Zweig

Actualizo la entrada de recopilación para incorporar esta obra antibelicista, que me pareció muy original en su trama argumental y, cómo no, tiene de telón de fondo la Primera Guerra Mundial.

El protagonista, esta vez, es un sargento ruso, Grischa, que durante la Gran Guerra es capturado por los alemanes. Sin embargo, milagrosamente consigue escapar del campo de prisioneros en el que lo encierran. Sin embargo escapar de allí solo es el principio de su aventura: debe recorrer un largo camino en tierra enemiga para conseguir volver a Rusia. Por eso decide disfrazarse con el uniforme de un soldado alemán que halla muerto en la nieve, sin tener en cuenta que el cadáver tiene una historia detrás.


Tres soldados
de John Dos Passos

No he leído nada de John Dos Passos, pero me llamó mucho la atención el papel que le dieron en una película sobre uno de los romances de Ernest Hemingway.

En este libro cuenta la historia de tres soldados estadounidenses que son enviados a Francia para luchar contra los alemanes en la Primera Guerra Mundial. Aunque al principio se dirigen a la guerra ilusionados, Dan, Chris y John en seguida ven la realidad de una guerra que pisotea sin piedad sus sueños. Esta es la historia de cómo tratan de mantener su cordura y su individualidad en un mundo duro, lleno de ira y destrucción.

Un argumento tipo Sin novedad en el frente con una clara intención de hacer ver la absurdidad de la guerra y sus consecuencias en la gente que las vive en primera persona.


La canción del cielo
de Sebastian Faulks

Un gran clásico contemporáneo que Seix Barral nos trae en una bonita edición.

La historia arranca cuando en 1919 el joven inglés Stephen Wraysford viaja a Francia para estudiar el funcionamiento y la producción de la empresa textil de René Azaire. Allí conoce a la mujer del empresario, Isabelle, con quien vive un inolvidable romance. Todo es perfecto hasta que Isabelle lo deja y Stephen se queda destrozado, por lo que vuelve a su país. Seis años más tarde regresa a Francia para combatir en la Primera Guerra Mundial y estará presentes en batallas que pasarán a la Historia, como la de Somme.

Es un libro gordo pero, según las opiniones que he leído por la red, muy recomendable.


Nos vemos allá arriba
de Pierre Lemaitre
[PROPUESTO POR TIZIRE]

Tizire, del blog El Lado Frío de Mi Almohada, nos recomienda la última novela de Lemaitre, ganadora del Premio Goncourt. La historia arranca en noviembre de 1918, pocos días antes de que acabara la Primera Guerra Mundial. Cuando el teniente d'Aulnay-Pradelle, cínico, venido a menos, mujeriego y demasiado ambicioso, ordena una absurda ofensiva que deja gravemente heridos a los soldados Albert Maillard y Édouard Péricourt, sus destinos quedan unidos para siempre.

Por un lado, Édouard, es de buena familia y tiene un talento natural por el dibujo. Por el otro, Albert es de origen humilde y quiere compensar a Édouard, a quien le debe la vida.

¡Gracias por la recomendación, Tizire!


Regeneración
de Pat Barker
[PROPUESTO POR CHRISTIAN VERDÚ]

Y voy yo tan tranquilo a ver qué se cuenta por Twitter y me encuentro con otra propuesta, esta vez de Christian Verdú (@cverdu).

Regeneración es una historia que hace que el lector sea testigo de las fatídicas consecuencias y los profundos traumas que supuso la Primera Guerra Mundial por toda una generación. Se sitúa en el Hospital de guerra Craiglockhard (Escocia), en 1917. El protagonista es el psiquiatra del ejército William Rivers, que trata a soldados traumatizados por la guerra. Su objetivo es conseguir que los hombres a su cargo vuelvan a estar suficientemente cuerdos para volver a luchar al frente. Sin embargo, cuánto más se recuperan, más difícil se vuelve la decisión de enviarlos de nuevo al origen de sus pesares. ¡Muchas gracias por esta recomendación, Christian!


Vidas rotas
de Bénédicte des Mazery
[PROPUESTO POR MEG]

Y cuando pensaba que ya no me llegaría ninguna propuesta más, ¡pam!, llega la de Meg, del blog Cazando estrellas.
Agosto de 1917. Louis, un joven soldado convaleciente de sus heridas, recibe la orden de incorporarse a la unidad de censura postal del Ejército. Ha pasado tres años en el infierno de las trincheras, donde ha perdido las ilusiones y algunos dedos. Su labor será leer las cartas que vienen del frente, unas cuatrocientas al día, y censurar aquellas que revelen desmoralización o derrotismo, que critiquen al mando o la vida miserable de las trincheras, que cuenten las masacres y el horror del frente... Parece sencillo. Sin embargo, la llegada a la unidad de una joven secretaria y la visita de un compañero de armas harán que Louis empiece a leer de otra manera esas cartas. Sin duda, ¡un punto de vista muy original!


El mundo de ayer
de Stefan Zweig
[PROPUESTO POR ANÓNIMO]

¡Y otra propuesta más! Esta vez de un anónimo. Se trata de unas memorias, una autobiografía del célebre escritor que el que lo recomienda lo marca de imprescindible, el complemento perfecto para la primera recomendación (Ken Follett).

Para describirlo nos cita a Guillermo Altares, periodista de El País: "Uno de los libros más bellos que se han escrito sobre lo que significa Europa y sobre cómo fue destruida dos veces, en dos cataclismos tan conectados entre sí que, en cierta medida, forman uno solo: en 1914, con el inicio de la I Guerra Mundial, y en 1933, con la llegada de Hitler al poder, que acabaría desembocando en la II Guerra Mundial".


Espero que os haya gustado la selección de libros sobre la Primera Guerra Mundial. Como siempre, si tenéis propuestas de libros de ficción sobre este terrible conflicto bélico no dudéis en hacérmelo saber en los comentarios o en el email trotalibrosblog@gmail.com y, tan pronto como pueda, lo integraré en esta entrada.

La caída de los gigantes, de Ken Follett

lunes, 28 de julio de 2014


"Al llegar al final de la plaza, un anciano los retuvo un momento, un hombre con el rostro surcado de arrugas y los ojos llorosos. Llevaba el uniforme azul de un obrero de la fábrica. 
-Tú eres joven- le dijo a Grigori. Había rabia y angustia en su voz-. No olvides nunca lo que ha pasado aquí -le pidió-. No olvides nunca los crímenes cometidos por el zar."


El verano no ha llegado oficialmente hasta que no hace un calor asfixiante, las playas se llenan y la gente lee las novelas de Ken Follett. Aún me acuerdo de cuando cada año había una canción del verano, el campeón invicto, sin duda, era King Africa con su Bomba o su Paquito chocolatero. Pues bien, el campeón invicto de los libros de verano, sin duda, es Ken Follett. ¿Qué tienen sus novelas que atraen a la gente cuando llega el calor? Tres cosas: tienen un ritmo muy ágil, uno aprende Historia sin demasiado esfuerzo y enganchan muchísimo. Hoy os traigo La Caída de los Gigantes, de Ken Follett.

Mis dos asignaturas favoritas siempre han sido Historia y Filosofía. Si coincides conmigo en ésta primera no te puedes perder la trilogía The Century, que arranca con esta novela. A lo largo de sus más de mil páginas el lector es testigo de hechos históricos como la Primera Guerra Mundial, la Revolución Rusa y la lucha de las mujeres por sus derechos. Y lo es a través de la historia de cinco familias con nacionalidades, situaciones y creencias diferentes. Ken Follet mezcla personajes de ficción con personajes históricos reales como Winston Churchill, Lloyd George, Lenin, Trotsky o el presidente estadounidense Wilson.

Las cinco familias que se cruzan constantemente y protagonizan La Caída de los Gigantes son las siguientes

  • Primero, los Fitzherbert, una familia de terratenientes artistocráticos de Inglaterra. El conde, heredero de una gran fortuna y miembro de la Cámara de los Lores, simboliza el sector conservador de una Inglaterra que afronta muchos cambios sociales. Aunque una no comparta sus ideales, no se puede evitar simpatizar con él, pues Follett ofrece una visión del personaje muy íntima. Aunque se quieren con su hermana Maud, su carácter independiente y su empeño en defender los derechos de las mujeres hacen que, políticamente, estén muy lejos.
  • En segundo lugar, los Williams son una familia obrera y galesa. El estricto e intransigente padre es sindicalista de mineros. Con Cara, su esposa, tienen dos hijos vivos: Ethel, que desde los trece años trabaja en el servicio doméstico de la mansión del conde Fitz, y Billy, que desde muy joven entra a trabajar a las minas de carbón.
  • También tenemos a la familia alemana Von Ulrich. El cabeza de familia, Otto, tiene un importante cargo en la diplomacia y su hijo, Walter, sigue su camino trabajando en la embajada alemana en Londres.
  • De la familia rusa Peshkov conocemos a dos hermanos. Grigori vio como la aristocracia rusa mató a su padre y cuida de su egoísta hermano Lev. Su mayor ilusión es ir a los Estados Unidos, por lo que trabaja sin cesar para ahorrar el dinero suficiente para poder comprar un pasaje que lo lleve allí.
  • Por último, la rica familia estadounidense Dewar, cuyo personaje principal es el hijo, Gus, que trabaja como asesor del presidente Wilson y siente una gran admiración por él.

He disfrutado mucho de esta lectura. Sin duda es un punto positivo que un libro de más de mil páginas enganche tanto al lector que no se canse de la historia. Ken Follet juega con unos personajes de ficción que ha elegido y situado estratégicamente para cubrir todos los hechos históricos desde todos los puntos de vista posibles. Combina sus amores, odios personales, ambiciones y creencias con el contexto de la sociedad en aquella época.

A lo largo de la lectura, dividida en tres partes y, a su vez, capítulos por razón cronológica, me he emocionado en más de una ocasión y he aprendido una dura lección sobre la estupidez humana, que en aquellos años provocó millones de muertes. Una vez finalizada esta lectura tendrás una visión cercana y precisa de los años que narra -se acostumbra a saber y leer más sobre la Segunda Guerra Mundial que la Primera-. Por eso, como he dicho anteriormente, si no te gusta la Historia no te acerques a este libro.

¿Qué tiene de negativo la lectura? En mi opinión el estilo de Ken Follett encaja perfectamente en contenido, tono y estilo a la hora de hablar de política y hechos históricos -que representa un alto porcentaje del contenido de esta lectura- pero a la hora de narrar la parte más personal de sus personajes resulta poco natural. Puede dedicar cientos de página a hablar sobre estrategias militares, virtudes y defectos de los políticos, ideologías sociales y las posiciones de los países, pero a veces dedica una sola frase en narrar un enamoramiento. Poner tanto acento en un lado y tan poco en el otro hacía que, en algunos momentos, ciertos personajes me parecieran inverosímiles.

En conclusión, La Caída de los Gigantes es una novela extensa pero que engancha muchísimo, como una de estas series de televisión que uno ve un solo capítulo y ya está condenado a verla hasta el final. Una lectura muy recomendada para los amantes de la Historia, una lectura perfecta para este verano, pues da una visión de esa época de una forma amena y ágil.

Hoy hace cien años que empezó la Primera Guerra Mundial.

NOTA: La trilogía The Century continúa con El invierno del mundo y El Umbral de la Eternidad.

Mi madre, de Richard Ford

viernes, 18 de julio de 2014


"No hubo en su vida nada particularmente brillante, nada notable. Nada heroico. Ningún logro honorífico que ensanchara el corazón. Se daban bastantes factores negativos: una niñez que no merecía ser recordada; un marido al que amó para siempre y al que perdió; a continuación, una vida que no requiere ningún comentario. Pero, de alguna manera, hizo para mí posibles mis afectos más verdaderos, como los que una gran obra literaria conferiría a su lector devoto. Y conocí con ella ese momento que todos querríamos conocer, el momento de decir: "Sí, las cosas son así". Un acto de conocimiento que confirma el amor. Conocí eso. Conocí muchísimos momentos como ése con ella, los conocí incluso en el instante en que ocurrieron. Y ahora. Y, supongo, los conoceré siempre."


Siempre me ha impresionado la fuerza y resistencia que demuestra el amor de una madre por su hijo. Un amor ilimitado, genuino y natural que brilla en mil detalles cotidianos que muchas veces, a los hijos, nos pasa desapercibido. Además, desgraciadamente, se trata del amor menos recíproco que existe. Mientras que las madres lo dan todo para la felicidad de sus hijos, éstos muchas veces se aprovechan de este amor, o no lo tienen en cuenta, o se olvidan de que sus madres también tienen que ser cuidadas. Y el tiempo pasa y, con él, las oportunidades de escucharla, de hablar con ella, de ayudarla, de decirle un sencillo "te quiero, mamá" cada día. Hoy os traigo Mi madre, de Richard Ford.

Mi madre es un libro muy corto, no llega a las cien páginas. En él, el famoso escritor estadounidense Richard Ford, autor de novelas como Canadá, nos habla de su madre. Y lo hace sin hacer un retrato detallado y minucioso de sus circunstancias, resultado de una exhaustiva investigación histórica, ni tampoco de una forma excesivamente novelada. La verdad es que no se me ocurre ningún tipo de escritura para abarcar lo que contiene este libro. Ford nos describe a su madre desde su subjetiva y parcial perspectiva, a través de sus recuerdos y con sus respectivas lagunas y misterios.

El lector no tarda en notar en el tono del transparente narrador el arrepentimiento por la poca relación materno-filial que mantuvieron. El padre de Richard murió muy joven y esto hizo que su madre, Edna Ford, tuviera que tirar adelante como pudo. Ford hace un repaso desordenado por los recuerdos que mantiene de su madre incluyendo dudas, inquietudes y reflexiones a posteriori de su relación y los errores e injusticias que cometió en su momento con ella. El amor de su madre hacia él y los remordimientos por no haber estado a la altura de tanto amor impregna cada palabra del libro.

Mi madre es un emotivo adiós con una sencillez estilística que encoge el corazón del lector. Podría ser perfectamente el discurso de Ford en el día de su funeral. Una lectura muy recomendada. Se puede leer cómodamente en un solo día, pero te acompaña para siempre.


(Esta reseña va dedicada a todas las incansables madres que, sin buscar reconocimiento alguno, día a día lucháis por la felicidad de vuestros hijos. Especialmente a mi madre, la mujer más fuerte del mundo. Y, cómo no, a Patricia, del blog iPensamientos de Patri, ¡que ya es madre! Espero que las primeras semanas con Carlota estén marchando fenomenalmente, aunque no puede ser de otra forma con una niña tan bonita.)

Qué leer en un road trip

domingo, 13 de julio de 2014


Por fin llegan las vacaciones, después de meses y meses repletos de exámenes. Pero todo esto ya ha acabado, por fin ha llegado el día que tanto esperaba. Hoy mismo -dentro de un rato- cogemos el coche mis primos y yo y nos vamos de (mini) road trip por el noreste de España. Saldremos de Barcelona, pasaremos por Huesca, Pamplona, San Sebastián, la Francia vasca, Bilbao, Logroño y Zaragoza. Los San Fermines, aprender a hacer surf y mil cosas más que nos depara el camino. El road trip es un fenómeno que surgió en los Estados Unidos -la famosa ruta 66- y se ha extendido por todo el mundo. Es por eso que hoy os quiero proponer unas cuantas lecturas por si pensáis hacer un road trip.


En el camino
de Jack Kerouac

Ningún otro libro podía encabezar esta lista de propuestas. Este libro es el origen del road trip. De hecho se dice -mito Kerouac, lo llaman- que fue escrita por su autor en una casa desolada de una sola tirada en tres semanas.

Se trata de una novela autobiográfico -aunque con seudónimos- en el que Kerouac relata un viaje que hizo con unos amigos a lo largo de los Estados Unidos para descubrir mundo y vivir la vida al límite.

Como he dicho si alguien no ha leído este libro se lo recomiendo, y la lectura se vuelve imprescindible si se busca un libro para leer en un road trip.

Leer reseña aquí.


El primer viaje de Sócrates
de Emil Ostrovski

Si lo que buscas es una lectura más ágil, divertida, simpática y leve quizás ésta sea la perfecta para ti.

La historia arranca cuando su adolescente protagonista, Jack, se entera de que su ex-novia acaba de dar a luz a un hijo suyo, cuyo embarazo le escondió. Ambos piensan darlo en adopción pero, antes de hacer esto, Jack decide secuestrarlo y cruzar todo el país en coche para que su abuela pueda conocer a su bisnieto antes de morir. Es un libro lleno de humor por las peripecias de un adolescente gafe pero buen intencionado, la historia de un road trip improvisado.

Leer reseña aquí.

La carretera
de Cormac McCarthy

Y pasamos de un libro divertido a otro escalofriante. Con la nebulosidad y austeridad argumental típica de Cormac McCarthy arranca esta historia, en un mundo postapocalíptico y con un padre y un hijo, sin nombres, que recorren la carretera interestatal, rodeada de destrucción, muerte y ceniza.

No es un libro sobre un road trip en el sentido de viaje en coche en busca de experiencias, pero su presencia en esta lista para mí es obligatoria para los lectores que buscan libros de este tipo. Y es que es uno de los mejores libros que he leído.

Leer reseña aquí.



Viajes con Charley en busca de Estados Unidos
de John Steinbeck

La cultura de los road trips nació en Estados Unidos. ¿El road trip que estás planeando es en este país? ¡Pues este es el libro perfecto!

John Steinbeck, el Nobel más popular, alcanzada la fama sintió en un momento dado que, ocupado con sus asuntos, había ido desconectando de la realidad de su país, por esto alquiló una autocaravana y con su perro Charley viajó por todos los Estados Unidos durante meses.

No os esperéis un diario aburrido de viaje, sino que la narración está impregnada de reflexiones y anécdotas que no dejarán indiferente.

Leer reseña aquí.


La música del azar
de Paul Auster

Si no habéis leído nunca nada de Paul Auster este es el libro perfecto para estrenarse con este famoso escritor.

Su protagonista, Jim Nashe, le transtorna la vida cuando su mujer lo deja y, simultáneamente, recibe una inesperada herencia de su padre, al que nunca conoció. Así, decide viajar por Estados Unidos con un Saab rojo.

Este libro lo dividiría en dos partes. En primer lugar, la del road trip solitario del protagonista, que va de motel a motel y nunca duerme dos veces en el mismo. La segunda parte es cuando conoce a un joven jugador de póquer y el tema principal de la novela se vuelve el juego.


Hacia rutas salvajes
de Jon Krakauer

Pasmado me quedé cuando me enteré que mi película favorita de todos los tiempos estaba inspirada en este libro.

Esta novela -o reportaje- narra la vida de Chris McCandless, de veinticuatro años, que en 1992 se internó sin apenas equipo en las tierras salvajes de Alaska. ¿Por qué un joven acabado de graduar dejó su novia y cortó con sus lazos familiares para ir hacia rutas salvajes? Este libro -o, en su caso, su adaptación cinematográfica- os cambiara la manera en la que veis el mundo: el consumismo desmesurado, la desconexión con nuestros orígenes. El viaje de McCandless no os dejará indiferentes.

El libro lo escribió un periodista al que le asignaron la noticia cuando unos cazadores encontraron el cuerpo inerte de Chris y se interesó por la historia.


El teorema Katherine
de John Green

Debo reconocer que no he leído este libro, que hace nada ha salido a la venta. Tampoco puedo decir que el libro que le dio la fama a este autor y que ahora saldrá adaptada a la gran pantalla fuese santo de mi devoción. Sin embargo, a muchos lectores les gusta las novelas de John Green.

En El teorema Katherine el lector encontrará un road trip, humor, reflexión y amor. A Colin, el protagonista de la historia, lo acaba de dejar su novia, Katherine. Con su corazón roto en pedazos emprende un viaje en coche con su mejor amigo Hassan para entender una supuesta maldición sobre las Katherine.

Reseña de Bajo la misma estrella. 


Un viaje a la India
de Gonçalo M. Tavares

El -relativamente- joven autor de esta novela ha llegado al mundo de la literatura para quedarse. Algunos ya lo llaman el Shakespeare portugués. Con claras inspiraciones de llevar la Odisea de Homero y Ulises de James Joyce al mundo contemporáneo, ésta es su última novela.

Bloom huye de Lisboa por haber asesinado a su padre ya que éste, a su vez, mató a la mujer a la que amaba. Huyendo de tal crimen llega a Londres y emprende un viaje en busca de él mismo y de una mujer que acabe con la pena que se cierne dentro de él. Escrito en épicos versos, es una lectura densa, que le exige al lector atención e imaginación. Plagada de reflexiones, es perfecta para un road trip destinado a desconectar de la tediosa rutina.

Leer reseña aquí.


El Hobbit
de J.R.R. Tolkien

¿Eres un fanático de la literatura fantástica y te marchas de road trip? No hay ninguna lectura mejor que este clásico del género.

Creo que no es necesario que os dé la sinopsis de la historia, pues es por todos conocidos. Aún así, permitidme hacerlo. El Hobbit es la historia de Bilbo Baggins, popular y pacífico habitante de La Comarca. Sin embargo, su vida da un giro de 360 grados cuando un mago, Gandalf el Gris, lo visita y, con él y unos enanos, emprenden una aventura para recuperar la Montaña Solitaria de las garras del cruel dragón Smaug.

La travesía a lo largo de la Tierra Media es única y vuelve este libro en un auténtico fantastic road novel.



Momentos de buena suerte
de Matthew Quick

Otra lectura para disfrutar de tu road trip con un libro ágil, simpático y que se lea rápido. Matthew Quick también escribió la novela que inspiró la galoneada película El lado bueno de las cosas.

Bartholomew Neil tiene treinta y ocho años y ha vivido siempre bajo las faldas de su madre. Cuando ésta fallece se encuentra perdido en un mundo que no conoce. Parte de la historia se centra en el road trip que realiza a Canadá en busca de respuestas.

Este libro me pareció divertido -hay algunas escenas muy buenas- y el lector le cogerá cariño a sus protagonistas, sin embargo debo reconocer que no acabé de conectar con el estilo de historias de este autor. Si os gustó El lado bueno de las cosas seguro que os gustará esta novela.

Ánima
de Wajdi Mouawad

No consigo entender la razón por la que se ha hecho tan poca promoción de un libro como este en España. Por no hablar de la portada, que pocas he visto tan feas. A la edición catalana se le ha dado mucha más promoción y ha sido el libro más vendido del año. Y el libro que me ha gustado más del año también.

Es una novela oscura. El viaje del protagonista empieza cuando vuelve a casa con la compra y encuentra a su mujer brutalmente asesinada en la cocina. Indignado por la incompetencia de la policía lo deja todo para seguir los pasos del asesino, recorriendo Canadá y Estados Unidos. Y en cada paso nuevo que da, un recuerdo enterrado de su infancia se acerca a la luz. ¡Ah! Y una última cosa: todo el libro está narrado desde el punto de vista de diferentes animales. ¿El resumen de mi opinión sobre este libro? Salvajemente sublime.

Leer reseña (en catalán).


VUESTRAS PROPUESTAS


Los viajes de Júpiter
de Ted Simon

Un lector del blog ha recomendado encarecidamente este libro. Ted Simon, periodista, cuenta sus experiencias en su viaje alrededor del mundo (recorriendo cuarenta y cinco países y un total de 26.000 kilómteros) durante cuatro años en su moto Triumph.

Reseña de la editorial: La excepcional calidad humana de Ted Simon, junto con sus originales puntos de vista y su sabia percepción del mundo hacen, a nuestro juicio, muy difícil redactar una reseña biográfica al uso. Y todos sus méritos «corrientes» quedan eclipsados por su mágica narración, tan llena de honestidad, como de humildad.Por ello, desp ués de mucho reflexionar, hemos considerado que decir que estudió ingeniería química, que comenzó su carrera periodística en el Continental Daily Mail de París o que sirvió en la RAF, dice bastante poco sobre Ted Simon.Lo que sí dice mucho de él queda patente tras la lectura de este libro, convertido con toda justicia en un icono de los grandes viajes. Y es que el Mundo ha pasado por Ted, no Ted por el Mundo. Algo a lo que pocos mortales podemos aspirar




Y éstas son todas las propuestas relacionadas con un road trip que he sabido encontrar. Pero la lista es numerus apertus, ¡por supuesto! Si proponéis buenas lecturas las incluyo inmediatamente en la entrada. ¿Qué me decís?

Trotalibros cumple hoy dos años

jueves, 3 de julio de 2014


Hoy me llama mi pareja y, tan solo descolgar el móvil, me suelta: "Felicidades por los dos años, ¿eh?". De repente un temor se me instala en el vientre y una sensación escalofriante recorre todo mi cuerpo. Los hombres sabréis de lo que hablo. Cuando tu pareja te felicita en un día aparentemente cotidiano, en los segundos previos a la contestación repasas todas las fechas habidas y por haber de nuestra historia juntos: el día en que nos conocimos, el día en que empezamos a salir, el día del primer beso... ¡No puede ser! Normalmente el método funciona pero, aun teniendo la fecha (3 de julio) y el tiempo desde el misterioso evento (dos años) no consigo detectar la razón de la felicitación. La desesperación ya se está apoderando de mí cuando mi pareja, que no se le escapa una, me aclara: ¡Hoy tu blog cumple dos años! Vale, soy malo recordando fechas, pero que mi pareja me tenga que recordar el cumpleaños de MI blog ya es demasiado. Soy un desastre...

Y es que sencillamente no me lo puedo creer. No me puedo creer que ya hayan pasado dos años desde que decidí crear este rinconcito para hablar de literatura. Muchas cosas han sucedido y han cambiado a lo largo de estos siete cientos treinta días de vida (¡Toma ya!). He conocido a muchos bloggers y a muchos lectores. Este blog también me ha dado la oportunidad y, sino, la motivación de conocer a muchos escritores y pasar por muchas increíbles experiencias que tienen que ver con la literatura.

A todos los que visitáis este blog os une lo que algunos llaman una afición pero que, para mí, es una pasión: la lectura. En todas sus vertientes. Da igual si te gusta leer libros en papel, en digital o incluso en audio. No importa si lo que te agradan son los libros de aventuras, de detectives o románticas. Es indiferente si los coges prestados de una biblioteca o si necesitas tenerlos y conservarlos como un tesoro (¡Gollum!) en tu biblioteca privada. Lo importante es que mientras lees tengas esa sensación indescriptible de conexión con la situación y los personajes.

Disculpad la caótica improvisación de esta entrada (he tenido que acudir corriendo cuando me he enterado, ¡se me acaban las horas!). Así que respirad hondo, que ahí llegan los agradecimientos (si algún día escribo una novela será el 50% historia y el 50% agradecimientos). ¡Vamos allá! Gracias a los bloggers por pasaros de vez en cuando o de forma regular y participar en este proyecto dejando comentarios, discutiendo conmigo, compartiendo vuestra opinión y, especialmente, a los que condicionáis vuestras lecturas a lo que leéis por aquí. Esto último también se aplica a los lectores. Gracias, lectores, por visitar tanto el blog y leerme. Quizás no dejáis tan patente vuestra presencia como los blogueros que me comentan, pero os veo igualmente. Especialmente os quiero dar las gracias a los que me mandáis un e-mail por cualquier razón; si normalmente sois visibles, cuando hacéis esto brilláis. Gracias a las editoriales colaboradoras por facilitarme vuestras novedades sin que nunca perturbe esta relación la transparencia y sinceridad en mis opiniones, prioritarias siempre. Gracias a los escritores por pintar todos los mundos por los que voy viajando. También gracias a los escritores noveles que me mandáis vuestros escritos (y a la vez mis disculpas a casi todos por ser incapaz de leer un libro en digital). Gracias a Andrea, que es la luz sin la cual sería incapaz de leer una palabra. Gracias a mi familia por ser como es y apoyarme siempre e incondicionalmente. Gracias a los amigos, a los que sabéis que tengo este blog y a los que no, todos ayudáis, aunque los últimos lo hacéis sin querer. Gracias también a los enemigos por dejarme las cicatrices que hoy me dan fuerza, en este y en todos mis demás proyectos. Gracias a todos por hacer posible esto.

(Cuando gane el Premio Nobel de Literatura, si eso, repetiré palabra por palabra este párrafo. Vosotros haced como si fuera la primera vez que lo oís, ¿vale?).

PD. Acepto tartas, libros y lacasitos.

Trotalibros.

Grupo Planeta ya tiene el 100% de Círculo de Lectores

martes, 1 de julio de 2014


Hace ya cincuenta y dos años, en 1962, Reinhard Mohn, empresario alemán y presidente del Grupo Bertelsmann, fundó un gran club de lectura llamado Círculo de lectores. Gracias a la inversión en el mundo digital y a su web circulo.es hoy ya tiene más de un millón de socios, lo que lo convierte en un jugador estratégico en el mundo editorial español. Dos fuerzas pugnan por liderar este sector; Grupo Planeta y Penguin Random House. Actualmente el que posee mayor cuota es, sin duda, Grupo Planeta. Sin embargo, Penguin Random House no deja de acortar distancias. Hace unos meses se hacía pública la compra de Alfaguara por parte de ésta. Ésta parece ser la respuesta del gigante de José Manuel Lara.

En 2010 Grupo Planeta ya adquirió el 50% de Círculo de lectores, lo cual hizo crecer el club. El otro 50% pertenecía al grupo Bertelsmann. Cuatro años después Grupo Planeta ha hecho pública la compra del capital restante a la multinacional alemana, adquiriendo así el 100% de Círculo de lectores. Sin embargo, dicho acuerdo aún está pendiente de aprobación por parte de las autoridades de la competencia, cuyo objetivo es que no se produzca un escenario de monopolio en ningún sector del mercado nacional.

Al igual que muchos lectores un servidor es socio de Círculo de lectores y esta compra me provoca cierta preocupación. Hasta el momento una de las cosas que más me gustaba del club es la selección que realizaba de las novedades editoriales. A pesar de que el 50% del club pertenecía ya a Grupo Planeta también editaban novedades de su rival, Penguin Random House. Ahora que pertenece completamente al gigante editorial temo que el club pierda la relativa independencia y pervierte su selección a favor de Grupo Planeta.

Contadme, ¿qué opináis vosotros?