Mis reliquias literarias I

Hace ya un tiempo que os anuncié una nueva iniciativa literaria que se me había ocurrido y la verdad... ¡nunca pensé descubrir tantas reliquias con ella! No hace ni un mes desde que arrancó y referentes tan magníficos como Dsdmona, Serendipia, Abrir un libro o Literariamente hablando y muchos lectores ya nos han mostrado algunas de las reliquias que guardan en sus estanterías. 

Por mi parte, mis disculpas por haberme retrasado tanto en escribir la primera entrada dedicada a mi propia iniciativa, pero los exámenes han ocupado todo mi tiempo durante este mes. Así, sin más dilacióm, procedo a exponer los primeros de mis pequeños tesoros.


El parque Mansfield, de Jane Austen


Hace ya unos cuantos años mi abuela falleció y de entre los libros de su librería apareció este ejemplar de una de las famosas novelas de la escritora inglesa Jane Austen. Cuando lo cogí no sabía quien era Jane Austen -para qué mentir- ni qué tipo de novela era. Pero el color y las cenefas que decoraban la portada me gustaron mucho y ahora, que he leído los libros de la autora y me gustan, es para mí un ejemplar muy especial, pues me imagino a mi abuela leyéndolo o abro sus páginas para recordar su olor.


Ahora se ha convertido en una auténtica reliquia en mi estantería, y no solo por el valor sentimental. Es un ejemplar de la ediorial Tartessos (colección Narradores Eternos) publicado en febrero de 1943. 


Bel Ami, de Guy de Maupassant


Pocos libros me han encandilado tanto como Bel Ami, la historia del Don Juan oportunista de la capital francesa. Ya os hablé de él muy al principio del blog, y también es para mí una reliquia literaria, no tanto por valor sentimental sino por la preciosa edición de un libro que me encantó y tengo pendiente releer.


Me encontré esta preciosa edición en una librería de segunda mano y en seguida supe que tenía que ser mío. De hecho, el dependiente me confesó que acababa de llegar y que había tenido mucha suerte porque era un fantástico ejemplar. Editado por Editorial Guillermo Kraft y fue impreso en Buenos Aires en 1952.



Las lágrimas de Shiva, de César Mallorquí


Este libro es una de mis reliquias literarias más queridas. ¿Por qué? Su edición no es nada notable ni digno de atención para un coleccionista: octava edición, Edebé, editado en 2005... Sin embargo, su valor sentimental es incalculable: con este libro empecé a leer por gusto. La historia completa la podéis encontrar en la pestaña Quien soy de este blog.


Siempre busco un lugar especial para esta joya en mi estantería. Para mí es muy especial, y son muchas las veces que lo he dejado, no me lo han devuelto voluntariamente y he tenido que hacer locuras para recuperarlo. Por esto, esta es una reliquia más, que me ha visto crecer.


La reliquia literaria de Fiqueral Fiqueral

¡Qué placer fue para mí recibir un email de un lector que me enviaba su reliquia literaria! Suscribo sus palabras textualmente: 


"Una tarde se entusiasmaron los muchachos con la estera voladora...y José Arcadio Buendía ni siquiera la miró. "Déjenlos que sueñen-dijo- Nosotros volaremos mejor que ellos con recursos más científicos que ese miserable sobrecamas"
Cien años de soledad, 1967

Me alegra participar en Mis reliquias literarias con Los cuentos de mi abuelo el coronel (1988), una edición única en formato infantil con elementos movibles (pop up) que contiene textos de distintas obras de nuestro gran Gabriel García Márquez. Trae lindas ilustraciones y un olor muy agradable. Su valor para mí radica en que lo recibí en el primer aniversario de muerte de tan estimado autor de manos de una persona muy importante en mi vida quien con este acto depositó en mí un símbolo de unos años de juventud llenos de alegrías, esperanzas, tristezas, desengaños y sobretodo de grandes amores.

Estuvo  más de veinte años en la oscuridad y el olvido en un mueble de un familiar mientras yo crecía y mientras la familia luchaba silenciosa por no deshacerse. No se perdió en mudanzas. No se regaron los colores ni la tinta. Apareció ante mis ojos y, gracias a tu convocatoria, ayer se libró del polvo que empezaba a cubrirla en mi estantería.

¡Muchas gracias, Fiqueral!


¿Os ha gustado esta primera entrada de reliquias literarias? 
¿Me mandáis vuestras reliquias con sus historias a trotalibrosblog@gmail.com?


Comentarios

  1. Me ha encantado, siempre es curioso ver las ediciones antiguas y si guardan valor sentimental aun más. SiLas lágrimas de Shiva te convirtió en lector, debe ser un buen libro!
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  2. En el colegio me obligaron a leer Las lágrimas de Shiva y la verdad es que no me esperaba para nada lo que encontré. Por otro lado de Austen también tengo pendiente leer algo durante este verano.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Yo tengo libros heredados de mi madre, que eran de su padre
    Crimen y Castigo, edición en piel y letra pequeñita a máquina
    Rimas y Leyendas de Bécquer ed. del año 34, que era de mi abuelo
    Cumbres Borrascosas ed gorda y con ilustraciones
    Las mil y una noches, de cuando mi madre era joven
    No sé, hay libros que son verdaderas reliquias
    Y luego otros que tienen valor sentimental
    Un besito

    ResponderEliminar
  4. Hola^^
    Si que son reliquias, si, me han gustado todas *_*
    besos!

    ResponderEliminar
  5. Muy interesante. Y los libros preciosos!
    saludos

    ResponderEliminar
  6. No me había enterado de esta iniciativa, y me parece una idea genial.
    Me he enamorado de "El parque Mansfield".
    A lo mejor hago uno, pero tardaré, porque ahora no las tengo aquí en Madrid.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Mi reliquia es Las mil y unan noches en una edición de 1904. El valor que tiene es que fue de mi abuelo.

    ResponderEliminar
  8. Una reliquias preciosas, sobretodo el de Jane Austen. Me quedo con la historia que hay detrás de todos ellos
    Besos

    ResponderEliminar
  9. ¡Ooohhh! Que reliquias tan bonitas. Me encanta sobre todo la primera, por el recuerdo de tu abuela, me parece magnífico tener ese recuerdo de ella, leyendo esa novela de Austen, además de lo bonita que es, por supuesto. Bel Ami es más personal, pero también tiene mucho encanto, y "Las lágrimas de Shiva" es la pieza clave para entender este blog y a este lector, ¿verdad? Que gran iniciativa. Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Me apetece mucho la primera. Tengo a Austen bastante abandonada. A ver si consigo un ejemplar. Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Esas reliquias son preciosas, y el ebook nos hace perderlas, es lo único que no me gusta del libro electrónico. Biquiños!

    ResponderEliminar
  12. Qué buena idea y qué buenas reliquias. Me apetece leer el de Jane Austen. Ya miraré por las reliquias de mni casa. Mucho libro- de mi padre- sobre la guerra civil.

    ResponderEliminar
  13. Auténticas reliquias. Y muy tentadoras, además.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  14. QUÉ PRECIOSIDAD!!!! Me encanta esta sección. La lees con tanto gusto, amor, Y PASIÓN. *____*
    Felicidades por la idea, y que siga... que sigan entradas. :3 Ojalá pudiese enviarte algo, joooo. Que me haría mucha ilusión. :c

    ResponderEliminar

Publicar un comentario