Bibliofilia viajera #1: Librería Sophos (Ciudad de Guatemala, Guatemala)



Ya hace más de un mes que estoy en Guatemala y con este poquito de tiempo ya he tenido tiempo de enamorarme de este maravilloso y complejo país y de sus gentes. Andrea y yo vivimos en Sololá ayudando a una organización estatal llamada DEMI (Defensoría de la Mujer Indígena) que tiene como objetivo asistir a las mujeres indígenas de esta región, que a veces viven muy aisladas y sufren maltratos, tanto en su lado físico como en su lado psicológico, de los hombres, que ocultan su machismo en la tradición. Ambos estamos aprendiendo muchísimo de nuestro trabajo diario, conociendo a mucha gente interesante, viajando a lugares increíbles. 


Llegamos en el Día del Ejército, jornada en la que cierran todas las tiendas, llegamos a Sololá y no me lo podía creer. ¡Era un pueblo que tenía una librería en cada esquina! En todos lados veía carteles que señalaban "librería". Cual fue mi sorpresa cuando el día siguiente, cuando los negocios abrieron, fui a visitar unas cuantas y descubrí que... ¡no tenían libros! Lo que leéis, queridos amigos, muchas librerías y ningún libro -aparte de unos pocos infantiles y libros de texto-. Aquí le llaman librería a las papelerías. 



Por esto tuve que esperar hasta mi visita a la capital para conocer la librería con más fama de Guatemala. Se puede decir que la librería Sophos es nueva, nació en el mes de octubre de 1998. Con una buena selección de libros, buscan que la librería sea un lugar de encuentro cultural e incluso tienen cafetería para los lectores que, después de realizar una compra, les apetezca empezar la lectura con un buen café. Ellos mismos dicen de la librería: "decir que SOPHOS es una librería es como decir que el vino es una bebida". Cierto, pero simplista. Y muy valientes teniendo en cuenta la poca cultura de lectura que hay en este país.


El corazón de la librería Sophos es una tarima de madera donde se halla en un lado la caja y en su interior se pueden hallar secciones como deportes, religión, biografías etcétera. Además es fácil encontrar recomendaciones de libros. El día que fui recuerdo ver concretamente Jane Eyre, de Brönte, con un breve comentario sobre la sinopsis y a qué tipo de lector le iba a gustar dicha lectura.


También me gustó mucho una sección dedicada exclusivamente a libros sobre Guatemala, ya sean ensayos, libros de fotografías y novelas (el rey de este rincón, sin duda, es el orgullo nacional de Guatemala, su Nobel de la Literatura Miguel Ángel Asturias). Disculpad que no os pueda traer ninguna fotografía de esta sección, se me olvidó.


He salido de la librería contento, satisfecho. Está en un centro comercial (Plaza Fontabella), pero cuando uno entra en el establecimiento siente la tranquilidad y el silencio de las buenas librerías. Sin ser un almacén interminable de libros se nota el cuidado a la hora de seleccionar los libros buscando calidad y variedad. Sin duda, un buen lugar donde perderse.


Conclusión

Puntos fuertes: 
- Buena selección de libros.
- Negocio valiente en un país sin hábito generalizado de lectura.
- ¡Cafetería integrada!
- Sección dedicada a literatura local.
- Mucha actividad cultural.

Puntos débiles: 
- Es difícil entender el orden que, aunque está en orden alfabético, se interrumpe constantemente en pequeñas estanterías difíciles de ubicar y enlazar.
- La mayoría de libros están a nivel de suelo. Incómodo.

Comentarios

  1. Hola^^
    Por las fotos que has compartido y lo que has dicho, estoy segura de que Sophos es una librería que merece la pena visitar así que si alguna vez voy a Guatemala, iré allí seguro.
    besos!

    ResponderEliminar
  2. me ha dejado loca que no haya libros en una librería.. x)
    estos guatemaltecos no saben lo que hacen
    la que enseas, Sophos, es muy chula ^^
    Yo estuve en lisboa en la más antigua del mundo y me compré un libro de recetas ^^ jojojo
    un beesote

    ResponderEliminar
  3. ¿Librerías sin libros? ... Ese sería mi infierno jajajaja Menos mal que al menos pudiste ver la libería Shopos, ¡Que buena pinta esas fotos!

    ResponderEliminar
  4. Ay, qué librería tan bonita, está como súper bien organizada y cuidada, me gusta :D Me alegro de que encontraras una librería con libros jajaja. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. No sabía que estabas en Guatemala. ¡Qué exótico! Me ha gustado la librería Sophos. Ya sé dónde ir si alguna vez viajo a ese país. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. ¿¿¿Librerías sin libros??? Dios mío hahaha

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    Una entrada genial, de verdad. Me encanta leer y ver más acerca de librerías extranjeras.
    Eso sí, me ha matado que llamen librería a la papelería tradicional, ¡cómo juegan con la ilusión de uno! XD
    En fin, la librería se ve preciosa y ordenadita, si algún día aterrizo en Guatemala, ten por seguro que será visita obligada jeje
    Muchas gracias por las fotos y por todo!!
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  8. Respuestas
    1. sería: "hostias", no "ostias"

      Eliminar
  9. Qué preciosa librería. Me causó mucha gracia tu ¡Mentíra! Acá en Santa Fe, Argentina, hay dos tipos de librería: la que venden libros y las que son "papelerías", como decís en tu post. Acá nos damos cuenta de qué tipo de librería se trata por conocer el barrio y mirar las vidrieras... En fin, cosas de los usos del lenguaje. Abrazo!

    ResponderEliminar
  10. ¡Oh Dios! No había leído esto. Me he muerto de risa con la engañada que te has dado. Y es que sí, somos tan únicos que llamamos librerías a las papelerías.
    Por otro lado, me alegra que te haya gustado Guatemala, es un país bello y muy rico en cultura, también me alegra que hayas podido ir a Sophos, yo, nunca he podido visitarla, pero es donde casi siempre compro mis libros, en línea. Siempre tienen muy buenos precios, al igual que De Museo (¡También me encanta su variedad y precios!) En cambio Artemis, apenas tienen lo que quiero y además es más caro todo T___T Bueno, estoy divagando xDDDD
    En fin, me alegra que estés (o hayas) no sé si ya te fuiste, disfrutado tu estancia en mi país.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. En Argentina, en gran parte diría yo, también se le llama librería a las papelerías. Es mas, en mi ciudad (Viedma) abrieron un nuevo negocio que se llama LIBRERÍA LYRIS y ayer pase a ver que libros tenían pero es una papelería. Así que se ve que es común en latinoamérica que a las librerías las llamemos papelerías

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada