El aleph, de Jorge Luis Borges


"Vi el Aleph, desde todos los puntos, 
vi en el Aleph la tierra,
 y en la tierra otra vez el Aleph 
y en el Aleph la tierra"

Jorge Luis Borges me intimidaba. Nunca había leído nada de él a pesar de que todos los escritores que me apasionan han hablado de él. Es la influencia perenne de todos los grandes nombres de la literatura latinoamericana y mundial. Complicado, rebuscado profundo. Pese a la poca longitud de sus obras, Borges me intimidaba. Por esto compré el más famoso de sus libros como un experimento. Hoy os traigo El aleph, de Jorge Luis Borges.

Este libro son diecisiete cuentos y un epílogo. Cada cuento es una puerta, cada puerta tiene un paño y cada lector tiene la llave de este paño, la cuestión es encontrarla. Todos comparten la exaltación del género fantástico y la neblina de las cosas misteriosas y enigmáticas. Los personajes se dibujan en la mente del lector y se mueven a través del lirismo de las palabras de Borges, que encandilan a uno incluso cuando se encuentra perdido en el torbellino del relato. 

Mi puerta favorita era descuidada, de madera, la primera que vi. El inmortal, donde conocemos a Marco Flaiminio Rufo, un romano que parte acompañado de doscientos soldados y algunos mercenarios en busca de un río que da la inmortalidad a quien bebe de él. Quizás fue el primer impacto con las letras de Borges, pero este relato me dejó huella y estuve pensando en él durante unos días, suspendiendo la lectura del libro hasta recuperarme y seguir con el próximo. El alto nivel narrativo, la fantasía y el mensaje se unen para crear un cuento único.

No puedo dejar de mencionar cuentos como Los teólogos, donde a través de la teología conocemos a dos personajes hostiles entre ellos e ignorantes de lo mucho que se parecen, o El guerrero y la cautiva, dos historias antagónicas y paralelas a la vez, o La casa de Asterión, donde Borges nos da una nueva e increíble perspectiva de la leyenda del minotauro. Sin embargo, la joya de la corona es el cuento que da nombre al libro: El aleph. Un cuento cuyo narrador y personajes quedan difuminados, absorvidos por un Aleph, un punto en un rincón de un sótano que contiene todos los puntos del Universo. Un concepto que no se entiende hasta que uno no se tira de cabeza al cuento.

No es un libro para leer con prisas. Algunos de los cuentos requieren una, dos o tres relecturas, y aun así hubo algunos que no llegué a entender. Sin embargo, ninguno tiene pérdida, pues cada frase merece ser enmarcada para la posterioridad y cada palabra desprende una magia cautivadora e inolvidable.

En conclusión, este libro es una habitación con diecisiete puertas y cada una da acceso a un laberinto diferente. El tiempo y la realidad se difuminan en estos laberintos infinitos, pero levanta la vista, lector, tú mismo estás metido en mil laberintos a la vez.



Comentarios

  1. ¡Hola!
    Me ha encantado tu reseña y la foto, ¡qué bonita!
    Tuve que leerlo como una obligatoria de Lit. hispanoamericana y, la verdad, me pasaba como a ti, es un autor que impone, una lectura compleja pero que se disfruta de una manera increíble.
    El cuento de El Aleph me dejó sin palabras.
    Eso sí, es un escritor que no se puede leer del tirón por toda la información que puede contener cada párrafo, a veces llegué a saturarme.
    En fin, te recomiendo Ficciones, otro de sus grandes^^
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Me lo tuve que leer para la carrera hace ya unos cuantos años y del único cuento que me acuerdo bien es de El aleph, que es con el que tuve que trabajar. Recuerdo que la lectura en conjunto no me disgustó, a pesar de que a mí también me intimidaba un poco Borges; aun así, nunca he acabado de pillarle el punto a la literatura hispanoamericana, y Borges no es una excepción. Aunque, como dices, es increíble cuánto ha influido en muchos de los grandes escritores actuales.

    ResponderEliminar
  3. No he leído nada de Borges, pero no sé si me animaría con esta novela. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Lo tengo pendiente, no sé si me gustará a o no pero ganas le tengo
    ¿Has leído más del autor?
    Yo los cuentos, con la biblioteca y la lotería, me encantaron
    Si no los has leído, te los recomiendo 100%
    Estoy segura de que los disfrutarás
    un besito

    ResponderEliminar
  5. Buscando un blog (independiente) de literatura, he llegado al tuyo. Al ver este post he pensando que no podía tener tanta suerte, encontrarme de frente con un post dedicado a Borges; he pensado que sería el típico blog abandonado. Me he alegro mucho al ver la fecha. Espero que haya más como este.
    Concuerdo con Reiche TheCure, Ficciones es otro gran libro de Borges, también relatos. Y tiene poemas que son admirables: Límites, Poema de los dones, El Golem. Cuentos increíbles que están en la página Ciudad Seva, en la sección de cuentos, como Los dos reyes y los dos laberintos, Tres versiones de Judas. Recomiendo muchísimo al gran amigo de Borges: Bioy Casares. Escribió 'La invención de Morel', 'Dormir al sol', escribió mucho y muy bueno. Saludos y gracias por este regalo.

    ResponderEliminar
  6. Este libro es un mindblown muy fuerte.

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que no me termina de llamar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que no me termina de llamar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Hola!
    Hace tiempo quiero leer algo del gran Borges y este libro lo tengo en la mira. Gracias por la reseña, has hecho que corra a la librería a comprarlo (Literal).
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Tenía, creo, las mismas dudas iniciales que tu, pero creo que tu reseña no me ha resuelto mucho. Sigue pareciendo demasiado complejo y sofisticado. Tal vez en otro momento, o si persistes con este autor, podamos ver otras cosas suyas.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  11. Hola, Jan! Sí, de algún modo los cuentos de Borges son puertas por los que te asomas y que te tocan siempre: obligan al lector a pensar, proponen nuevas formas de mirar el mundo, juegan con el tiempo, con lo que podríamos ser, con lo poco o mucho que somos... Es una lectura que recomendaría a cualquiera: no es fácil, pero no es tan difícil como para no intentarlo. La mayor dificultad es la intensidad, la densidad de su forma de narrar: no sobra, ni falta, una palabra. Como ya te han dicho por ahí, prueba con Ficciones y El libro de arena, si has disfrutado con estos cuentos. Un saludo!

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias por la reseña. Ame el aleph, es bellisimo, sensible, despues de leerlo escribi esto: Y de repente te das cuenta que estuviste en el aquí y el ahora..
    solo cuando ya ha pasado…
    y el presente se vuelve recuerdo mientras esta pasando …

    ResponderEliminar

Publicar un comentario