In My Mailbox #1: Guatemala

Durante más de dos semanas he tenido una encuesta en la barra lateral del blog ya que cada vez ha ido creciendo más y más el anhelo en mí de realizar un cambio de rumbo de este rincón, haciéndolo más personal. La sección más votada, sin lugar a dudas, ha sido In My Mailbox, la sección en que muestro mis últimas adquisiciones en libros y compras relacionadas. Por esto decidí que, después de más de tres años de historia de este blog, publicar el primer IMM de Trotalibros. Y el primero, además, va a ser especial, y es que se trata de las compras que he realizado en Guatemala, tanto en la librería Sophos (de la que ya os he hablado) como en otros pueblos como Panajachel. ¡Vamos allá!


Miguel Ángel Asturias o el Shakespeare guatemalteco


Si uno investiga un minuto sobre la literatura de Guatemala no tarda en ver que la hegemonía es para el único Premio Nobel de la Literatura del país: Miguel Ángel Asturias. Aunque ya me había traído dos de sus obras (de la editorial Austral que, no lo escondo, no me gusta nada) cuando vi la cuidada edición de F&G Ediciones (editorial guatemalteca) no dudé en comprar parte de la colección: El señor presidente, Leyendas de Guatemala, Hombres de maíz, Viernes de Dolores, Mulata de Tal y Maladrón. Ya he leído la mitad de la compra y puedo decir que son lecturas complejas, pero cuando uno le coge el tranquillo se da cuenta que está ante obras de arte. Ya os contaré.

El regalo del juez


Durante estos dos meses que estamos pasando en Guatemala hemos estado ayudando en la unidad jurídica de la Defensoría de la Mujer Indígena (DEMI) y, mientras tanto hemos tenido la oportunidad de conocer a muchísima gente interesante. El juez del Juzgado de Primera Instancia de Trabajo y Previsión Social y Familia del departamento de Sololá, Manuel Arturo Estrada Gracias, desde el primer momento nos acogió e invirtió mucho tiempo en ayudarnos y explicarnos el sistema legal y la situación de su país. En una de las ocasiones nos hizo tres obsequios: el Memorial de Sololá; anales de los cakchiqueles, "Guatemala: las líneas de su mano" del poeta Luis Cardoza y Aragón y la famosa "Historia de la conquista de Nueva España", de Bernal Díaz del Castillo. Este último lo adquirió en México.

La complejidad del país de la Eterna Primavera


Guatemala es un país complejo. En primer lugar por la diversidad cultural. Aunque el idioma oficial es el español se hablan más de veintiún dialectos mayas. Diariamente recibimos en la DEMI mujeres que no hablan el español, sino el k'iché o el cakchiquel. Una riqueza cultural que aporta una complejidad increíble cuando en cada institución tienen que disponer de traductores que entiendan todos estos dialectos. La otra cara (La vida de un maya) es el que se considera el primer libro escrito por un maya, Gaspar Pedro Gonzáles. Además, aun hoy se notan los estragos de la guerra civil -una de las vergonzosas intervenciones de Estados Unidos-  que hace menos de veinte años que finalizó. "En Guatemala los héroes tienen 15 años" es un ensayo-novela que me recomendó encarecidamente Andrea -no la mía-, que tuvo la generosidad de acogernos en su casa durante dos días. También "Soldados en el poder" es un ensayo sobre dicha guerra, y me lo regaló Lucía y Rodolfo, dos amigos que Guatemala nos ha regalado.

Un rey extranjero


No tengo ninguna excusa, la verdad. Lo vi en la librería Sophos y, como siempre hace la editorial Impedimenta, me vi obligado a adquirirlo. Se trata de Un rey sin diversión de Jean Giono. Sinopsis: "En el invierno de 1843, la región de Trièves, en la Provenza, permanece sepultada bajo la nieve. En un pequeño pueblo de la comarca empiezan a producirse una serie de misteriosos sucesos: una muchacha desaparece; un joven es atacado; un cerdo mutilado. La primavera llega cargada de cadáveres. Los lugareños, atemorizados, deciden recurrir a los gendarmes, y estos llegan al pueblo capitaneados por un enigmático individuo, Langlois, que pronto se revelará capaz de llevar a cabo los actos más monstruosos y crueles, y también los más compasivos".

Otras compras: artesanías locales para los amantes de la lectura.



Para los que, a parte de lectores, tienen alma de escritor, estas libretas son perfectas. Cosidas a mano con huipil -el de la derecha es típico del municipio de Nahualá y el de la izquierda de Nabaj (Quiché)- me han servido de diario para mi experiencia a lo largo de estos dos meses de estancia en Guatemala. Son sencillamente una funda que contiene una libreta normal y corriente y hay de mil colores y tipos.


Por último, también hay marcapáginas tejidos a mano. Cada uno es único y precioso -creo que compraré más-.

¡Espero que este primer IMM os haya gustado!

Comentarios

  1. Un rey sin diversión tiene muy buena pinta, y la verdad es que es una edición preciosa, como todas las de Impedimenta. Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Qué buena pinta tiene ese libro de Impedimenta. Porque siempre me atraen por la portada, pero la sinopsis de "Un rey sin diversión" (y el título), también me han dejado con ganas de ver más allá de su cubierta.
    Y mi otra cosa favorita de esta entrada son las libretas. ¡Preciosas!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Tengo pendiente desde hace tiempo El Señor Presidente y eso que lo tengo en el ebook. Las libretas son muy bonitas y si las hubiera por aquí seguramente me compraba una o dos. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  4. Tengo pendiente desde hace tiempo El Señor Presidente y eso que lo tengo en el ebook. Las libretas son muy bonitas y si las hubiera por aquí seguramente me compraba una o dos. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  5. Que bonitas las cositas :D disfrutalas mucho

    ResponderEliminar
  6. ¡Están preciosas las artesanías! Y qué buen botín te has llevado en general. Qué mejor forma de conocer un país que por su literatura.

    Es tan genial todo que sí, concuerdo, deberías hacer esto más seguido :)

    Saludos :D

    ResponderEliminar
  7. ¡Ains! Me emociona que tu primer IMM sea de libros sobre Guatemlala ♥
    Y me alegra que te hayan gustado los de Miguel Ángel Asturias, yo espero que un día, de verdad, me ponga en serio con uno de sus libros y me guste. Pues nunca pude pasar de las primeras páginas de El señor presidente. Y Maladrón, me lo dejaron en el colegio y apenas pude leer y entender algo. Tal vez un día si lo pueda hacer.
    Del resto de libros, sólo conocía un par, pero tampoco los he leído. Y sobre las artesanías, me alegra que te hayan enamorado. Yo he ido dos veces a Sololá y siempre he comprado cosas para traer y regalar.

    ResponderEliminar
  8. No he leído ninguno, así que estaré atenta a lo que nos cuentes. La artesanía es preciosa. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Me muero con las libretas y los marcapáginas =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  10. Es muy chulo todo, aunque reconozco que a ese Shakespeare no lo conocía
    me parece muy interesante
    en cuanto a la artesanía.. e que esos colores son tan boniiitos ^^
    un beesito

    ResponderEliminar

Publicar un comentario