Epílogo 2015 (V): Los escritores que nos han dejado.

domingo, 27 de diciembre de 2015



No puede haber epílogo para este 2015 sin recordar a los escritores que nos han dejado en él. Así, esta quinta parte del epílogo está dedicado a los autores que han fallecido en estos últimos doce meses, dejándonos un legado de obras excepcionales para hacerlos inmortales.



EDUARDO GALEANO
(3 de septiembre, 1940 - 13 de abril, 2015)


Periodista y escritor uruguayo Eduardo Galeano es una de las personalidades culturales más destacadas de Latinoamérica, y en sus libros nunca dejó de dar voz a las víctimas del capitalismo, a a la impotencia de los débiles, los pobres y los discriminados. Es autor de obras tan importantes como Las venas abiertas de América Latina, El libro de los abrazos, Patas arriba o Mujeres

Cuando en una ocasión se le preguntó qué opinaba de la muerte contestó que "a veces me angustia. A veces le tengo miedo. A veces me resulta indiferente, y otras veces, las más frecuentes, creo que la muerte y el nacimiento son hermanos. Que la muerte ocurre para que el nacimiento sea posible. Y que hay nacimientos para confirmar que la muerte nunca mata del todo".

Eduardo Galeano moría en Montevideo el trece de abril de este año después de una larga lucha contra un cáncer de pulmón.


GÜNTER GRASS
(16 de octubre, 1927 - 13 de abril, 2015)


Günter Grass, Premio Nobel de la Literatura (1999), fue un pilar fundamental de la literatura alemana de la posguerra, y es el autor del ya clásico El tambor de hojalata. Fue un escritor muy polémico; en 2006, en la presentación de sus memorias, reconoció que cuando era joven había participado en el cuerpo de combate de las SS (llamado Waffen-SS), cosa que en su momento provocó un inmenso revuelo en Alemania, aunque con el tiempo intelectuales, críticos y lectores le perdonaron los errores del pasado y reconocieron la honestidad del autor de, aunque de forma tardía, reconocer su equivocación y hacerla pública.

En su obra póstuma (que se puede traducir como Acerca de la finitud) reflexiona sobre la vejez, la muerte y la política. Uno de los poemas, llamado Lo que se fue, se fue, Grass escribe: “Hace poco abrí un armario / cerrado desde hace tiempo. / En él había perchas / de las que no colgaba nada. / Colgué entonces, percha tras percha, / ropa de amigos muertos”. Pero deja una percha vacía, la suya.

El trece de abril Grass moría en Lübeck, el norte de Alemania, debido a una infección a los ochenta y siete años de edad.


JAMES SALTER
(10 de junio, 1925 – 19 de junio, 2015)


James Salter, antes de escritor, fue oficial de carrera y piloto en las Fuerzas Aéreas Estadounidenses. Sin embargo, después del inesperado éxito de su novela The Hunters abandona el ejército, se muda a Nueva York y se entrega completamente a la literatura y el periodismo, escribiendo obras como Juego y distracción, Años luz, La última noche o su última novela Todo lo que hay. Personalmente lo encuentro uno de los escritores que mejor ha escrito sobre uno de los temas más difíciles de tratar de la literatura, el sexo.

En una ocasión el escritor estadounidense dijo que "los poetas, los escritores, los sabios y las voces de su tiempo, forman un coro, el himno que comparten es el mismo: los grandes y los pequeños se unen, lo hermoso vive, lo demás muere, y todo es absurdo excepto el honor, el amor y lo poco que el corazón conoce".

Salter moría a los noventa años de edad, el diecinueve de junio en Nueva York mientras hacía clase de gimnasia completamente por sorpresa de todo el mundo ya que se encontraba bien.


E.L. DOCTOROW
(6 de enero, 1931 - 21 de julio, 2015)


Hijo de emigrantes judíos rusos, Edgar Lawrence Doctorow creció en el barrio de Bronx, en Nueva York. Al igual que Salter se enroló al ejército estadounidense y fue destinado a Alemania, cuando volvió en seguida entró en el mundo literario y con la publicación de El libro de Daniel empezó a ser un escritor conocido y aclamado por la crítica. En sus libros mezcla la Historia con una dura crítica social y fue considerado un maestro de la ficción histórica estadounidense.

Doctorow murió el 21 de julio de 2015 después de una larga lucha con un cáncer en el pulmón a la edad de ochenta y cuatro años.


RAFAEL CHIRBES
(27 de junio, 1949 - 15 de agosto, 2015)


En España nos ha dejado Rafael Chirbes, un novelista que retrató en sus obras la degradación política y moral de la sociedad española. Escribió novelas tan claves como La larga marcha, La caída de Madrid, Los viejos amigos, Crematorio y, más recientemente, En la orilla, duro testimonio de la crisis económica.

Chirbes creía que “la vida humana es el mayor derroche económico de la naturaleza: cuando parece que podrías empezar a sacarle provecho a lo que sabes, te mueres, y los que vienen detrás vuelven a empezar de cero.”

Chirbes, que llevaba años luchando contra su adicción al tabaco, moría el quince de agosto de cáncer de pulmón a los sesenta y seis años de edad. Ya había entregado su última novela, llamada París-Austerlitz, a Editorial Anagrama y se publicará a comienzos del 2016.


HENNING MANKELL
(3 de febrero, 1948 - 5 de octubre, 2015)


El despido a Henning Mankell ha sido especialmente duro por los amantes de la novela negra, y supone el fin de las aventuras del inspector Kurt Wallander. Este escritor sueco es el autor de una saga de hasta doce libros sobre dicho protagonista (que empezó con Asesinos sin rostro) y cuya trayectoria mereció en 2006 el Premio Pepe Carvalho.

Este maestro de la novela negra nórdica moría cinco de octubre de un cáncer a la edad de sesenta y siete años.


D.E.P.




4 comentarios :

  1. Le tengo muchas ganas a algún libro de Henning Mankell
    en cuanto a los demás, no tengo favoritismos
    DEP :)
    un beesito

    ResponderEliminar
  2. Es triste, pero basta que se muera un escritor para que me entren ganas de empezar a leer su obra. Ahora mismo estoy con la saga de Kurt Wallander y de Galeano hace tiempo que quiero leer Las venas abiertas de América Latina.

    ResponderEliminar
  3. En esa lista echo de menos, sobre todo, a Terry Pratchett. Muchos nos hemos quedado un poco huérfanos con su marcha :(

    ResponderEliminar
  4. La muerte de Chirbes me sorprendió mucho. Llevaba un tiempo tras la búsqueda de buenos escritores valencianos y cuando lo encontré, desapareción. Lo único que podemos hacer para honrarlos es leer.

    ResponderEliminar