Golowin, de Jakob Wassermann



"El convencimiento habla por usted y no un sentimiento más profundo. Usted ha tenido la desgracia de vivir un matrimonio feliz. Si no, usted sería esa clase de mujer con la que ir a las barricadas. Lástima que un ser con instinto de águila haya sido reducido a hacer de clueca. El matrimonio ha metido en una cápsula a presión toda la nobleza y libertad que había en usted, y ahora no se atreve a moverse por miedo a que la carga explote. Usted se ha parapetado tras todo tipo de seguridades, obligaciones, lazos de gratitud, ilusiones adolescentes; pero se ha cerrado herméticamente a todo aquello que podía haber alcanzado si no le hubiesen robado su libertad como individuo.  A mujeres como usted, el estado debería confiscarlas ya en su juventud. El matrimonio las estropea. Es como verter arena en un valioso mecanismo de relojería. Después, cuando llega el gran enemigo ya es tarde. El gran enemigo, el gran comisario liquidador, el insobornable".



Uno de mis propósitos para este 2016 fue ser más atrevido con las lecturas, lanzarme, dejarme llevar por la intuición como en mis primeras lecturas. Sin blogs, sin recomendaciones, sin marketing, sin ni siquiera saber de qué irá el libro, simplemente entrando en la librería y elegir el primero que me llame la atención. Un juego tan apasionante como elegir un destino señalando aleatoriamente un lugar en un mapamundi con los ojos cerrados. La editorial Navona, con su colección de ineludibles, me está poniendo este propósito muy fácil. Sin conocer la editorial ni oír hablar nunca del libro me lancé con el que era el primer libro de su colección, El nadador en el mar secreto, y la intensa y desgarradora historia me sorprendió y me encantó. Ahora he decidido lanzarme una vez más con el segundo de la colección, Golowin.

Y es que la edición cuidada y minimalista de los ineludibles parece estar proponiéndote este juego. Todo lo que sabía de esta historia es un nombre (Golowin), el azul cielo de la portada y piropos dirigidos a un autor que también desconocía. Y sin buscar más información empiezo a leer y ya en la primera página conozco a la protagonista de la historia, María von Krüdener, una aristócrata rusa que, en plena Revolución Rusa, emprende un viaje junto a sus hijos y sirvientes para reunirse con su marido, que ha huido. 

En seguida vemos que María no está dentro del estereotipo de aristócrata caprichoso, altivo, egoísta, vanidoso y desconectado de la realidad, sino más bien el contrario, a través de sus anécdotas y de su forma de proceder adivinamos en ella un sentido de la equidad, lealtad y justicia, una manera de tratar a los plebeyos, una bravura e incluso una chispa de independencia, indocilidad y rebeldía adormecida después de años de matrimonio y maternidad, que en seguida ensimisma a muchos de los aristócratas que esperan en un hotel al que finalmente llega nuestra protagonista.

En este relato corto, sin necesitar más de cien páginas, Wassermann realiza la antología del cambio político y social que vivió Rusia en aquel momento. No se va a la plaza roja de Moscú, ni narra las grandes batallas entre el Ejército Rojo y el Blanco. Sino que sigue los pasos de una aristócrata peculiar que guarda la esperanza de reencontrarse con su marido, nos interna en un autoengaño generalizado, una fiesta angustiada y absurda, un último intento de la aristocracia de simular que todo sigue igual, que nada ha cambiado, una tentativa desesperada de agarrarse al pasado, de convencerse de que solo se trata de una situación excepcional y temporal que no va a afectar en nada a sus vidas opulentas.

Y finalmente, con el encuentro de María con Golowin, un joven marinero, llega el despertar. "Lo que habéis vivido, generación tras generación, ha sido un sueño, todo lo que os han enseñado solo tiene valor en este sueño, esta es la realidad." Esta no es la historia de un romance imposible, de un Romeo revolucionario y una Julieta aristócrata. Esta es la historia de un viaje, una noche y un encuentro que cambia la manera de ver el mundo de las dos personas que se encuentran. Así aprendemos todos a vivir, a través de encuentros. Con encuentros crecemos, nos equivocamos y cambiamos. Este encuentro escenifica un cambio social y político trascendental en la historia de Rusia.

Se lee en un día, pero las reflexiones que suscita no se olvidan nunca. Ya es el segundo ineludible que leo y no puedo hacer más que concluir que estas historias son efectivamente ineludibles. Muy recomendable.

Y vosotros, ¿habéis leído alguno de Los ineludibles? ¿Qué os parecieron?






Comentarios

  1. Navona es una editorial excepcional en el mercado español- una de las pocas que siguen libres de las amarras de los grandes grupos editoriales y que seriamente perjudican la calidad de lo que se publica. Este libro lo tengo en casa sin leer pero pronto caerá. Te recomiendo "El Turquetto" de M. Arditi, también publicado por Navona. ¿Has intentado entrar en una biblioteca y llevarte un libro sin saber nada de él? Puede deparar sorpresas, jaja. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hombre, Jan, lanzarse a leer los ineludibles de Navona es un poco como saltar sabiendo que tienes red de seguridad ¡no es nada arriesgado! jajajajaja. Vamos, que los libros del señor Pere Sureda son, como mínimo, impresionantes. Tengo pendiente este "Golowin" pero como me encantó "El nadador en el mar secreto" sé a qué te refieres con eso de que se lee en una tarde pero te da para pensar una semana.
    ¿Qué me parecen los ineludibles? Pues precisamente eso, ineludibles si se quiere disfrutar de buena literatura. Bss

    ResponderEliminar
  3. ¡Buenas!

    No lo he leído, ni siquiera lo conocía, pero pinta muy, muy bien. Si la narrativa acompaña, me podría gustar.

    ¡Saludillos! ♪

    ResponderEliminar
  4. Este libro lo tengo fichadito y ahora más tras leer tu estupenda reseña.
    Besots!!!

    ResponderEliminar
  5. Tiene muy, muy buena pinta. También tengo yo muchas ganas últimamente de entrar en una librería y coger el primer libro que me llame la atención. Es como volver a ser ese crío que era cuando empecé a leer. Creo que lo haré pronto.
    Un saludo, Jan.

    ResponderEliminar
  6. Hay varios de esta colección que tengo fichados. Este también pinta muy bien.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. He leído casi todos los ineludibles y aunque éste no es de mis favoritos sin duda es una lectura recomendable.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Lo tengo esperando en mi estanteria a ver cuando le hago un hueco a este ineludible. Un beso

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola!
    No lo descarto, creo que podría interesarme.
    Muy buena reseña.
    ¡Nos leemos! :-)

    ResponderEliminar
  10. Hola :)
    Que edición más bonita, sin duda si me lo cruzara también me lo compraría sin saber nada sobre él. Si en algún momento me lo cruzo, me lo compro.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  11. Bueno bueno, parece una lectura bastante maja =)
    La apunto!

    Besotes

    ResponderEliminar
  12. He leído todos los ineludibles y, si bien mi favorito estaría entre La saga moscovita y Mozart, tengo que decir que sólo el final de Golowin merece su completa lectura. Me pareció que tenía un broche realmente fantástico.
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario