Salvar a Mozart, de Raphaël Jerusalmy



"Le tengo horror al viernes. Filete de bacalao y patatas cocidas. El hijo del portero ha ido a comprarme doscientos gramos de salchichas de sesos. A escondidas. Me doy un festín en mi habitación. Afuera está gris. La luz es triste.
Nunca he escrito un diario. Hasta ahora, No estoy seguro de que esto sea una buena idea."

He acabado por seleccionar ciertas colecciones de libros y me he comprometido -sí, conmigo mismo, cosas de lectores, vosotros ya me entendéis- a leerlas siguiendo un escrupuloso orden de fecha de publicación. Una de estas, como no podría ser de otra manera, fue la de Los ineludibles, la colección de la editorial Navona que busca joyas desconocidas de la literatura. Y no solo esto, también los dota de un minimalista y precioso diseño con tapas duras de tela. Así pues, voy a por mi tercer ineludible, cuyo enigmático título ya llama la atención y del que había leído grandes alabanzas en la blogosfera literaria; Salvar a Mozart, de Raphaël Jerusalmy.

Salvar a Mozart es el diario escrito entre 1939 y 1940 por Otto Steiner, un hombre mayor, austríaco, de ascendencia judía y enfermo de tuberculosis. Aunque una vez fue un gran músico, debido a la enfermedad se halla recluido y aislado en un sanatorio en Salzburgo cuando empieza la Segunda Guerra Mundial. Es en ese momento en el que decide escribir este diario para un hijo que no sabe si lo recibirá o incluso si lo volverá a ver. A través de este diario Otto narra de forma paralela el avance de los nazis en la guerra y el avance de la enfermedad por su cuerpo. Su rutina, que se centra en disfrutar de sus discos, conocer a nuevos compañeros y verlos padecer y contemplar el paso de los días con indiferencia, se ve interrumpida cuando su amigo Hans, compositor, le hace una visita y, desesperado, le pide ayuda para elegir las piezas y redactar los libretos del acto de inauguración del Festival de Música en el Mozarteum, que contará con la presencia de altos cargos nazis. Aunque Otto no se siente judío, detesta a los nazis, y a partir de ese momento se marca como objetivo irrenunciable salvar a Mozart de las bandas musicales alemanas, y está dispuesto a cualquier cosa para hacerlo.


Una vez más, Navona nos trae una historia inolvidable que se lee en una tarde -ciento setenta y seis páginas-. Existen miles de novelas sobre la Segunda Guerra Mundial, miles de historias sobre judíos atrapados por los nazis que sufren su maldad. Después de leer tantas sobre la misma temática, ahora solo me llaman la atención los que aportan una perspectiva diferente y original de esta oscura época de la Historia. Este se trata, sin duda, de este tipo de libros. Aunque el protagonista tiene ascendencia judía, él no profesa esta religión ni se siente parte de esta comunidad, ni siquiera está circuncidado y, por lo tanto, los nazis no lo han descubierto. Por si fuera poco, al estar internado en una residencia de enfermos terminales tampoco le afecta el terror y la miseria de la guerra directamente. 

A pesar de mantenerse informado de lo que sucede fuera de la residencia, el lector pronto comprende que este libro no va a denunciar los males y las crueldades del régimen alemán, harto conocidos por el prototipo de novela sobre el tema, sino que la narración se centra en la propia experiencia de Otto, en su rutina, en sus reflexiones, en su aislamiento, en su enfermedad, sus relaciones y los cambios que suscitan la situación excepcional del país en el funcionamiento de la residencia.

Aunque le parece injusto lo que está pasando en Alemania, Otto, afectado por su enfermedad degenerativa, no tiene fuerzas para hacer nada y se refugia en la melancolía del sanatorio. Sin embargo, por esta misma razón tampoco tiene nada que perder, y ve en el encargo de su amigo Hans la urgencia de salvar a Mozart y, de paso, una oportunidad única de venganza.

Salvar a Mozart es una novela corta e intensa, el diario ficticio de Otto Steiner, cuya enfermedad late en el estilo de la historia; conciso, directo, seco, sin perder tiempo en divagaciones ni florituras sin sentido. Un libro que aporta una perspectiva original de la Segunda Guerra Mundial y que no deja indiferente al lector. Muy recomendable, como todos los libros que conforman esta colección.





Comentarios

  1. Esta novela breve me recordó a "Mendel el de los libros", no porque se pareciesen sino por la intensidad de la historia y del protagonista. Son dos estilos distintos pero comparten esa historia apasionada y terrible. Me gustó mucho, pero es los Ineludibles son siempre una garantía (no me extraña que te hayas hecho promesa a ti mismo de seguirlos, con orden o sin él). Bss

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Lo pongo en pendientes.
    Una reseña fantástica.
    ¡Nos leemos! :-)

    ResponderEliminar
  3. Hola Jan!!
    También me he fijado en esta colección cuando he ido a la librería estas últimas semanas!!
    Respecto al desafío que uno mismo se propone, es el mejor de todos!! El que más nos enriquece... Saliendo de nuestra zona de confort y descubriendo nuevos autores!
    Un saludo!! ;)

    ResponderEliminar
  4. Bueno parece una historia cortita e intesa, seguramente me anime
    un beesito

    ResponderEliminar
  5. Es un libro que ya tenía apuntado y me confirmas que tengo que leerlo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Lo primero enhorabuena por la reseña y el libro lo tengo apuntadisimo. Un beso

    ResponderEliminar
  7. Fíjate, creo que es mi ineludible preferido.Evidentemente, me encantó.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Una historia impactante y muy recomendable. Otto es un personaje entrañable. Este y El nadador en el mar secreto son mis dos Ineludibles favoritos.
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Tengo que catar los libros de esta editorial, que trae títulos super interesantes...

    Besotes

    ResponderEliminar
  10. No he leído ninguno de los Ineludibles de Navona, pero todas las reseñas me invitan a ponerlos como lectura prioritaria. No sé si empezaré por éste, pero el argumento me llama mucho. 1beso!

    ResponderEliminar
  11. Ahora mismo estoy un poco saturada de libros sobre esta época. Pero lo tendré en cuenta para más adelante.
    Feliz semana y lecturas!
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  12. Hola! Creo que le dare una oportunidad! Un saludo desde paginasysonrisas.blogspot.com Yo ya te sigo y tu a mi?

    ResponderEliminar
  13. Me atrae, aunque no lo suficiente como para hacerme con él, con tantos libros pendientes es necesario hacer un poco de filtro.
    Muy buena reseña.

    Un abrazo ;)

    ResponderEliminar
  14. ¡Buenas!
    Me lo llevo a pendientes, sin más.

    Como a ti, me llaman la atención los libros ambientados en esta época, pero no con el enfoque típico que se hace de ella. Parece que la historia de Otto me puede llegar y me suelen gustar las novelas introspectivas, así que creo que la disfrutaré. A ver cuándo, que eso es otra historia...

    ¡Saludillos! ♪

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada