Cenicienta y La Bella Durmiente
ilustrados por Arthur Rackham


Estaba en Canadá hablando por videoconferencia con mi familia cuando, de repente, apareció mi hermano Quim junto a su mujer Stephi con unos chupete en la boca a grito de "¡Jan, vas a ser tío!". En aquel momento no supe cómo reaccionar, cómo expresar toda la felicidad que me transmitía la noticia. ¡Sería tío! ¡Cuántos cuentos le contaría! ¡Yo seré el tío de los cuentos, el que le hará vivir mil aventuras a través de los libros! Precisamente por esos días, indagando por el hermoso catálogo de Libros del Zorro Rojo encontré la joya que os traigo hoy, un pack de dos cuentos muy conocidos por todos y con unas ediciones excelsas. Hoy os traigo Cenicienta y La Bella Durmiente ilustrados por Arthur Rackham.




Cenicienta


«Y cuando sonó la duodécima campanada, su precioso vestido se transformó en harapos. Lo único que quedó de su elegante atuendo fue un zapatito de cristal que agarró y escondió con cuidado».

Todos conocemos la historia de Cenicienta, de cómo se quedó huérfana de madre, de la crueldad de su madrastra y sus dos hermanastras, de la fiesta del príncipe, de la magia de la hada madrina, del baile real, de las campanas tocando la medianoche, del zapato de cristal... Este cuento de hadas es muy anterior a la película de Disney, cuando los cuentos pasaban de generación a generación por la tradición oral. Hay muchas versiones del cuento. Aunque la más conocida es la de los hermanos Grimm (1812) (una versión brutal, sangrienta, oscura), no fueron los únicos que quisieron inmortalizar este cuento pasándolo al papel: Giambattista Basile (que incorporó elementos tan importantes como la malvada madrastra y sus hermanas) y Charles Perrault (una versión suave, fina, delicada) también lo hicieron, y Disney se basó en la versión de este último para pasarla al cine en 1950.

Se podría llegar a decir que todas las culturas bebieron de este cuento, Cenicienta tiene versiones egipcias, francesas, inglesas, alemanas, chinas (de ahí el pie pequeño de Cenicienta), vietnamitas e incluso los indios abenaki de Norte América tenían un cuento parecido. Es un cuento sin autor, sin dueño. Me atrevería a decir que nació de algún hecho real y se convirtió a través de los siglos y de la imaginación ilimitada de la humanidad en lo que es. 

Libros del Zorro Rojo ha rescatado este hermoso clásico de la literatura infantil acogiendo la versión de Charles S. Evans, escritor que, por cierto, no conocía. Sin embargo, me gustó mucho, adopta un tono muy próximo al de Perrault, pero más sencillo, cercano y cálido. Algunas diferencias notables con la versión de Disney (por ejemplo en la figura de la hada madrina), pero sin perder el hilo que todos conocemos.

Las ilustraciones de Arthur Rackham son sencillamente hermosas. De hecho, lo que me llamó más la atención de esta edición fue la originalidad de las ilustraciones. Por lo que he podido ver por internet, los dibujos de Rackham son tradicionalmente muy detalladas, muy cargadas, muy rococó. Sin embargo, en estos cuentos decidió por alguna razón hacerlo de una forma completamente diferente, ir a lo más sencillo, mostrando tan solo los perfiles de los personajes en negro. Me entusiasma.

Por último, Libros del Zorro Rojo dota a este cuento de una tapa dura con el lomo de tela y un magnífico prólogo de Antonio Rodríguez Almodóvar. Los colores rojo y plateado son el emblema de todo el libro y la tipografía del título ya adapta el estilo de la realeza, fino y elegante, que transmite la narración.


Foto-reseña:







La Bella Durmiente


«¿Te pincharás con un huso? —entonces que arda el huso,
No se teje el hilo y no se mueve la rueda;
Si no hay rueda y no hay huso,
Ningún dedo se podrá pinchar»



El segundo libro del pack es "La Bella Durmiente", que a mí, personalmente y desde siempre, es un cuento de hadas que me ha gustado más, me atraía ya desde pequeño su magia más gótica y oscura que en Cenicienta. La historia de este cuento es muy paralelo a la del primero, y al igual que ese también cuenta con versiones de Perrault, los hermanos Grimm y Basile. Disney, en 1959, optó una vez más por la versión del francés. Una curiosidad; a la bella durmiente cada escritor la llamó de una manera diferente: Basile la llamó Talía (en griego significa "florecimiento"), Perrault no le dio nombre (Aurora es el nombre de la hija de la bella durmiente, no, como Disney nos hizo creer en su momento, de la propia protagonista) y los hermanos Grimm la llamaron Dornröschen ("rosita de espino" en alemán).

Debo decir que fue una decepción para mí que esta edición, que una vez más adopta la versión de Charles S. Evans, no incluyese la última mitad que, aunque de diferentes formas, forman parte de las versiones de Basile y Parrault, en los que la historia no acaba cuando el príncipe se casa con la bella durmiente, en ellos los amantes deberán enfrentarse a una última aventura en el reino del príncipe. Una vez más la voz de Evans es, pero, la ideal para narrar en voz alta a los niños, es una versión infantil dulce y sencillo.

Las ilustraciones de Rackham volvieron a impresionarme, adoptando el azul como segundo color (después del negro) e ilustrando este cuento, que a mi parecer es más complicado de ilustrar que Cenicienta, con una habilidad y una imaginación inauditas. Es una maravilla encontrarse con ediciones tan bonitas de cuentos tan inmortales.

Una vez más Libros del Zorro Rojo lo edita con tapa dura y con un detalle sobrecogedor. Sin embargo, esta vez son el azul y el dorado los principales colores y la tipografía del título es más gótica, menos "de princesas". Esto demuestra una sensibilidad impresionante, un pensar en cada detalle.


Foto-reseña:






No puedo hacer más que recomendaros estas ediciones tan bonitas de Libros del Zorro Rojo (ya sabéis que soy un fanático de todo lo que editan) de dos cuentos de hadas y de amor imperecederos. Hace unas semanas, cuando ya hace tiempo que he regresado a Andorra, nació mi sobrina, Clara, quien, os aseguro, a la que crezca un poco el tío de los cuentos la hará soñar con Cenicienta y La Bella Durmiente. Y lo hará a través de esta edición tan bonita.



Agradecimientos a Libros del Zorro Rojo por el ejemplar.


PD: si te ha gustado la reseña, has decidido leer este libro y quieres colaborar con este blog, hazte con él a través del siguiente enlace:



Comentarios

  1. Jan... Y lo que me gusta leerte!! Serás un tío maravilloso!!! Yo también soy tía de dos niñas de 9 y 6 años y hemos tenido la suerte de que son unas verdaderas librópatas!!
    Respecto a los libros del Zorro Rojo, estoy muy de acuerdo contigo... Tienen verdaderas maravillas!!! Estos dos ya los conocía y son preciosos!!!
    Hay otro que te aconsejo: "La joven durmiente y el huso" de Neil Gaiman y cuyas ilustraciones son increíbles... En blanco, negro y dorado... Te encantaría también! Además la historia es muy original... Es una mezcla entre blancanieves y bella durmiente con un final muy sorprendente!!
    Y sí... Espero que le cuentes muchísimos cuentos a tu sobrina porque tienen un montón de beneficios para el cerebro del infante (hay múltiples estudios que lo demuestran).
    Un saludo!!! ;)

    ResponderEliminar
  2. Este tipo de cuentos siempre me encantan, sobre todo cuando vienen en ediciones tan chulas llenas de ilustraciones clásicas.

    Un abrazo ;)

    ResponderEliminar
  3. ¡Ohhhhhhhhhhhhhhh! *3* Antes que nada, ¡enhorabuena! Vas a ser un gran tío *__* ¡Qué bonito nombre tiene tu sobrina! :3 Me fascinan estos cuentos, y los recuerdo con mucho amor. Me encantaría posee estos libros ilustrados... Y sobre todo, me encantaría poder leerlos a alguien, tal como mi abuela me los leía.

    Me han gustado muchísimo tus fotografías,
    ¡son preciosas! Abracitos.

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Que preciosidades!! "Mataría" por tenerlos entre mis manos en esta tarde de domingo jeje

    Besos =)

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Felicidades! Dos cuentos clásicos que a mi me encantan, en unas ediciones preciosas.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que se ven preciosos..
    tengo muy pocos libros ilustrados, y estos así son geniales
    un beesito

    ResponderEliminar
  8. Fantástica edición para un par de cuentos estupendos. Cenicienta siempre ha sido mi favorita. Aunque ninguna versión mejor que la que contaba mi abuela, creo que la versión de los hermanos Grimm, con tres noches de baile, tres vestidos...

    ResponderEliminar
  9. Son unas ediciones preciosas, debo tenerlas :)

    ResponderEliminar
  10. Lo primero es felicitarte! Y lo segundo, que dos maravillosas ediciones de estos cuentos. ¡Las quiero!!!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola! La verdad es que son historias que siempre me han gustado (aunque no sean mis favoritas de Diseny), y las ilustraciones de esos dos libros son una maravilla, me ha gustado mucho :)
    Acabo de descubrir tu blog y está genial, te sigo :) ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Los libros de esta editorial son una pasada =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  13. ¡Buenas!
    Para estas fechas tu sobrina tendrá ya casi dos meses, supongo... pero de todas formas: ¡felicidades! ^^

    Respecto a los cuentos que comentas, conozco ambos sobre todo por la versión animada de Disney. "La Bella Durmiente" también me gusta más, como a ti, aunque de la "Cenicienta" conozco la versión "original", no así de "La Bella Durmiente", de la que no recuerdo esa parte que comentas.

    Las ediciones que muestras hoy son preciosas ♥ Me encanta el estilo que han usado para las ilustraciones, ese efecto "silueta" con toques de color me parece muy, muy bonito. Se ve elegante, no tan infantil, pero no por ello menos mágico. ¡De diez! Yo sobrinos no tengo, pero primos sí y no me importaría leerles estos cuentos ♥ O qué diantres, leérmelos a mí misma XD

    ¡Saludillos! ♪

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada