Departamento de especulaciones, de Jenny Offill


"Tres cosas que nadie ha dicho nunca de mí:
Haces que todo parezca fácil.
Eres muy misteriosa.
Tienes que tomarte más en serio."

De las últimas novedades de Libros de Asteroide me llamó especialmente la atención el que os traigo hoy por su sinopsis ambigua, sin una línea clara. Venía de la lectura rápida e hilarante de Eduardo Mendoza y me apetecía una pausa para reflexionar, una lectura profunda, para degustar lentamente. Así, hoy os traigo Departamento de especulaciones, de Jenny Offill.


Departamento de especulaciones es el segundo libro de Jenny Offill. Es difícil concretar una sinopsis, explicar de qué trata. La historia arranca cuando la mujer protagonista se da cuenta de que algo ha cambiado en su matrimonio, que ya no es lo mismo que antes. ¿En qué momento perdieron el rumbo? ¿Qué ha fallado? Para encontrar las respuestas a estas preguntas mira hacia atrás, cuando conoció a su marido en Nueva York, cuando se enviaban cartas imaginando su futuro con el "Departamento de especulaciones" como remitente, cuando se casaron, cuando se quedó embarazada, cuando conocieron a su hija. En realidad, un proceso de lo más normal (enamoramiento - boda - paternidad), la vida estándar de una pareja americana de clase media. Sin embargo, algo ha ido mal; lo que antes era amor incondicional, confianza y complicidad hoy se ha convertido en desconfianza, dudas y miedos.

Lo primero que el lector observa al empezar a leer este libro es en su original estructura. La historia se divide en cortísimos capítulos, divididos a su vez por frases o párrafos desconectados entre sí. De este modo, nos encontramos ante una narración totalmente fragmentada y pausada que solo cobra sentido cuando el lector une todas las reflexiones y las encaja como los fragmentos de un espejo roto. Es como si tuviéramos acceso a una especie de Facebook o Twitter íntimo de la protagonista y pudiésemos ir repasando cronológicamente sus reflexiones, ocurrencias y vivencias. Se van sucediendo fragmentos que contrastan entre sí: algunos son emocionales, otros narrativos, citas célebres, datos objetivos, etc.


Protagonista y autora comparten muchas características, por ejemplo ambas son profesoras en una academia de escritura creativa. Y esto se nota, Jenny Offill hace uso de múltiplas técnicas narrativas más allá de la original estructura de la novela, por ejemplo el distanciamiento con la protagonista que va in crescendo a medida que avanza la historia. No hay nombres propios (el marido, el hombre, el filósofo, la hija...) e incluso llega a cambiar el tipo de narrador, pasando de ser en primera persona a hablar de "la esposa", para expresar lo poco que se reconoce en ella misma progresivamente.

Sin embargo, y aunque sé que muchos lectores no estarán de acuerdo conmigo, a mí me ha faltado algo. Si la forma (es decir, las habilidades literarias, la estructura, la expresividad y el buen criterio técnico literariamente hablando) me ha parecido impresionante, quizás he echado de menos más fondo (es decir, la historia en sí). He tenido la sensación de que no avanzaba hacia ninguna dirección, y he acabado el libro sin saber muy bien lo que acababa de leer. Sé que no es así involuntariamente, que busca la ambigüedad adrede, pero esto no me ha convencido.

En conclusión, Departamento de especulaciones es un libro corto (con ciento setenta páginas) y en realidad se puede leer en un solo día, pero requiere una lectura sosegada y lenta para captar toda su potencia. Hay frases para enmarcar, reflexiones inolvidables y un gran calidad literaria que tiñe cada una de sus páginas y hace que un servidor siga atento a lo que nos depare la pluma de esta autora en el futuro. Sin embargo, en este libro he echado de menos una historia, si no más concreta, más intensa, porque me ha dado la sensación que estaba más ante un ejercicio de escritura creativa que una novela.





PD: si te ha gustado la reseña, has decidido leer este libro y quieres colaborar con este blog, hazte con él a través del siguiente enlace:







Comentarios

  1. Pues pensaba que era un libro de humor, no sé por qué me había hecho esa idea. En fin, no creo que sea para mí en estos momentos, lo dejo pasar. Bss

    ResponderEliminar
  2. Pues tenía unas ganas enormes de leerlo, pero me han entrado dudas... los ejercicios de estilo sin una historia potente detrás se quedan huecos, vacíos; a mí tampoco me sirven. Si acabo cayendo y leyéndolo también (lleva meses llamándome desde la librería) ya contaré qué tal. Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Hola Jan,
    Creo que estamos muy acostumbrados a que nos lo den todo hecho... es decir, leemos un libro y nos gusta entender lo que leemos; ponernos en el lugar del protagonista, que estos sean reales, que nos podamos identificar con ellos, quererlos u odiarlos; que la historia tenga sentido y si el final es cerrado mejor que mejor... Pero muchas veces, en la vida real se quedan muchas cosas sin resolver, sin hablar... reflexiones que a veces no llegan a ninguna parte, a pesar de darle vueltas y vueltas... cosas que nos pasan y no tienen ningún sentido o no le damos el sentido que tienen realmente...
    A mí también me pasa que cuando leo un libro un poco fuera de lo normal, cuando llego al final, lo cierro y me pregunto ¿y ahora qué? Quién me explica ahora a mí esto?
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. De momento no me convence quizás en el futuro cambie de opinión, un beso

    ResponderEliminar
  5. Este es que solo el libro ya no me llamaba
    pero es que encima viendo tu reseña y tal.. MEH
    nooo graaaciaaaaaas
    un beeeeeesito

    ResponderEliminar
  6. Tengo ganas de leerlo desde hace tiempo, pero no he tenido la oportunidad. Es la primera reseña que dice cosas negativas que leo, pero de todos modos, creo que tendré que echarle un vistazo.

    Besooos!!

    ResponderEliminar
  7. Hola! La verdad es que me llama la atención por la originalidad de su estructura, aunque me hubiera gustado una historia más intensa que dices... Pero bueno, me lo apunto porque me parece un libro diferente :) Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Jamás había escuchado de este libro. Me ha llamado la atención así que me lo apunto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Este creo que lo dejo pasar =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  10. ¡Buenas!
    Me llama bastante, pero a la vez me echa para atrás el quedarme no confusa (eso no me suele molestar), sino... vacía, supongo, como si no hubiera leído nada.

    Por lo general no me gusta demasiado cuando la forma se come al fondo y por lo que cuentas es lo que te ha parecido a ti, así que aunque lo tendré en mente, no sé seguro si lo leeré.


    ¡Saludillos! ♪

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada