Los papeles de Aspern, de Henry James


"Había llegado yo a tener confianza con la señora Prest; en realidad, bien poco habría avanzado yo sin ella, pues la idea fructífera, en todo el asunto, cayó de sus amistosos labios. Fue ella quien inventó el atajo, quien cortó el nudo gordiano. No se supone que sea propio de la naturaleza de las mujeres el elevarse, por lo general, al punto de vista más amplio y más liberal, quiero decir, en un proyecto práctico; pero algunas veces me ha impresionado que lancen con singular serenidad una idea atrevida, a la que no se habría elevado ningún hombre. «Sencillamente, pídales que le acepten a usted en plan de huésped.»"

Este 2016 se cumplen cien años de la muerte del escritor americano más europeo, Henry James. Y la mejor manera de recordar al autor de obras tan importantes como Retrato de una dama, Las bostonianas o el terrorífico relato de Otra vuelta de tuerca es, efectivamente, leyendo algún libro suyo. Por esto, cuando vi que Navona había incluido en su colección de ineludibles una obra de James no lo dudé ni un segundo. Hoy os traigo Los papeles de Aspern, de Henry James.



Jeffrey Aspern, en vida uno de los mejores escritores de la Historia, en muerte se convierte en una especie de leyenda por lo poco que se sabe de él. El narrador de esta historia, un crítico que siente una devoción desaforada por Aspern, llega a Venecia con los nervios a flor de piel. Él y un colega suyo, después de años buscando pistas para saber más de la vida de este enigmático escritor, se enteran de que Juliana Bordereau, una mujer que mantuvo una relación sentimental con Aspern, está viva y se esconde en un viejo y decrépito palacio en  la ciudad de los canales. 

Juliana es, en ese momento, la única persona viva del mundo que vio los ojos de Aspern y tocó su piel, y además nuestro narrador está convencido de que posee unos valiosos papeles firmados por el poeta. Sin embargo, cuando le mandan una carta Juliana les contesta que no sabe nada de ningún Aspern ni de ningunos papeles. Nuestro narrador llega a Venecia para alojarse en el palacio donde vive Juliana, ganarse su confianza y hacerse con sus preciados papeles. Y cuando las ajadas puertas del palacio se abren se encuentra con la enigmática Juliana, una mujer anciana y retirada del mundo, pero también astuta e irascible, siempre acompañada por su fiel e inocente sobrina, Tita, que ha cuidado durante toda su vida de ella y ahora se encuentra en medio de una guerra de intereses.

No es el azar la razón por la cual Henry James no le da nombre al narrador de este relato corto, ello contribuye a hacer aún más abstracta y misteriosa la historia. Un hombre obsesionado con un objetivo, unos papeles escritos por un poeta al que admira, pero entre él y los papeles se interpone en su camino la obstinación de una anciana decidida a mantener esos documentos lejos de miradas indiscretas. El hombre, para sortear este obstáculo y ganarse la confianza de la anciana seduce a la ingenua Tita. ¿El fin justifica los medios? Para él sí, su amor por Jeffrey Aspern lo justifica todo.

Los papeles de Aspern son de estos libros que, aun teniendo pocas páginas, permanecen en la cabeza del lector por mucho tiempo. Henry James controla perfectamente los tempos del relato y crea una tensión creciente, ¿cederá Tita a la seducción del crítico? ¿Descubrirá Juliana su sombrío plan? ¿A favor de quién está Tita? ¿Qué esconden los misteriosos papeles? 

Henry James se inspiró en una historia real de la que tuvo conocimiento por casualidad para escribir este libro. Una hombre llamado Silsbee, admirador del poeta Shelley, se hospedó en casa de la anciana Claire Clarimont, anciana amante de Lord Byron, con el objetivo de hacerse con las cartas que guardaba de Shelley y Byron. Claire le propuso a Silsbee entregarle las cartas a cambio de que se casara con su sobrina, con quien vivía, pero éste no aceptó.

El relato es oscuro. ¿Por qué? ¿Quizás por las sombrías ambiciones de sus personajes? ¿Quizás por la imagen que da de Venecia como una ciudad decadente? ¿Quizás por las brillantes descripciones del silencio, la suciedad y el abandono del viejo palacio de Juliana? Seguramente será por todo esto, pero lo cierto es que Henry James consigue crear en este relato una atmósfera de nostalgia por un tiempo pasado brillante, una atmósfera que huele a polvo y a secretos, una atmósfera para la que no hay ciudad mejor que la vieja Venecia.

Sin embargo, el mayor activo de este libro es cómo consigue hundir al lector en sus enigmas. ¿Qué se hará de los misteriosos papeles? ¿Qué hay en ellos para que Juliana no quiera que salgan a la luz? El lector duda, por lo poco que sabe, a favor de quién está en esta guerra de intereses, ¿tiene la anciana razones legítimas para que no se conozcan los papeles de Aspern o merece nuestro narrador hacerse con ellos? ¿Quién es el bueno? ¿Quién es el malo? El lector se pregunta estas y muchas más cuestiones, y lo único decepcionante del final (o quizás el secreto de su perfección) es que no responde a estas cuestiones, y lo que durante toda la historia ha sido ignorado por el lector por ser un medio y no un fin, se vuelve imprescindible.

En conclusión, sin duda Los papeles de Aspern es, de momento, la mejor obra de la colección Los Ineludibles y mi lectura favorita de Henry James. Un relato corto, pero con unos personajes muy potentes, que si lo unes al talento del autor por crear atmósferas enigmáticas y sombrías, te sale una historia inolvidable. Muy recomendable.



 TE GUSTARÁ 
SI TE GUSTÓ
 PROS
  • Los misterios que van creciendo a medida que avanza la lectura.
  • Los tres personajes, sencillamente magistrales.
  • La atmósfera de elegante decadencia que se respira en todo el relato.
 CONTRAS
  • El final, aun brillante, me decepcionó un poco. Al estilo de Dan Brown de ir hinchando las expectativas en el final a lo largo de la trama y no estar a la altura.
 OTROS LIBROS 
DEL AUTOR

Comentarios

  1. hoooooliiita Jan :)
    1. me encanta el cuadrado de colores que has hecho, está muy bien para simplificar la reseña en algunas frases
    2. El libro en sí no me terminaba de enamorar, pero como soy fan de Nada de Laforet, puede que me anime
    Pues nada.. esperando tu nueva reseña me hallo :)
    un beesito

    ResponderEliminar
  2. Creo que es la primera reseña que leo del libro, y la verdad es que pinta bastante bien. Por alguna razón las novelas más extensas de Henry James siempre me han intimidado bastante, así que posiblemente le dé una oportunidad a Otra vuelta de tuerca (ahora también a Los papeles de Aspern) antes que a otras obras como Retrato de una dama o Las bostonianas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Magnífica reseña, no he leído nada de este autor y va siendo hora de que empiece a hacerlo...

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Me tienen loca tus reseñas!!! Libro que comentas, libro que leo. Estupenda la forma en que expones, ahora con colores, pros, contras... Esperando con impaciencia tu próxima reseña...

    ResponderEliminar
  6. Este no lo he leído y me lo apunto. Un relato corto e intenso, y además ineludible. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  7. ¡Hoooooooooola! *____*
    Woooooow. Permítame que te diga que me encanta el cuadro que has añadido al final de la reseña. ¿Se trata de un nuevo formato? ME ENCANTA. Pues no leí nada de Henry James, PUFF. Son tantos autores, jo. T_T Justo recomendé un libro suyo para una lectura conjunta. Aiiis. Y este libro en concreto me llamó la atención más que ningún otro libro que encontré. Bueno, a mí no me gustó "Nada". :PPP xDDDD
    Espero que perdones mis ausencias,
    Recuerdos <333

    ResponderEliminar
  8. Pues paso de puntillas y me quedo en tu esquema final, que lo tengo pendiente, aunque en mi caso es otra la edición que tengo. Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Al igual que Diana, opino que el cuadro al final de la reseña me gusta mucho. Interesante libro, aunque no me convence del todo porque no es mi estilo, lo pensaré

    ResponderEliminar
  10. ¡Buenas!
    Lo tengo entre mis pendientes desde que leí otra reseña tras leer "Otra vuelta de tuerca". Tengo ganas de volver a leer al autor, pese a que ese otro libro no me enamorase tantísimo como a otros lectores.

    Por cierto, me encanta el cuadro al final, resume muy bien la reseña y me parece muy buena idea.


    ¡Saludillos! ♪

    ResponderEliminar
  11. Hola!

    Quiero decirte una cosa... Y es que tu blog me gusta mucho. Aunque antes no te escribía muchos mensajes, siempre te leía y es que me gusta por el contenido, por tu forma de escribir las reseñas y es que al final, aunque sea un tema que no te atraiga en un principio consigues atraparme en tus letras. Gracias a eso siempre te leo, aunque no te deje a veces un mensajito. Y es que los libros que traes siempre, ricos y variados, abren un mundo a nuevas lecturas que de por sí, yo pasaría de largo.

    Me gustaría leer este libro, he visto que pones que me gustará si me gustó Nada de Carmen Laforet y debo decir que me encantó este libro que leí, en su momento en el instituto.

    MUAS!

    ResponderEliminar
  12. Muy buena reseña, Jan! ¡Estoy deseando leerlo!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. He leído otras reseñas muy positivas, y la verdad, no me importaría leerlo. Tengo anotado "Otra vuelta de tuerca", con el que pensaba estrenarme con el autor, pero ahora que dijiste que este es mejor... Ya no sé.
    Gracias por la reseña.

    Un abrazo ;)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada