Estupor y temblores, de Amélie Nothomb


"El señor Haneda era el superior del señor Omochi, que era el superior del señor Saito, que era el superior de la señorita Mori, que era mi superior. Y yo, yo no era la superior de nadie.
Podríamos decir las cosas de otra manera. Yo estaba a las órdenes de la señorita Mori, que estaba a las órdenes del señor Saito, y así sucesivamente, con la precisión que las órdenes podían, además, saltar los escalones jerárquicos.
Por lo tanto, en la compañía Yamamoto, yo estaba a las órdenes de todo mundo"


Hay escritores con los que, pese al éxito que tienen, uno no logra conectar. Me ha pasado con muchos: Haruki Murakami, Mathias Enard, Patrick Modiano, Ken Follett, Ildefonso Falcones... Leo sus novelas y me suelen dejar indiferente, busco qué ven muchos lectores en sus historias, en sus personajes, en su estilo, en sus finales, no por ganas de ser como todo el mundo sino por la sensación de que se me está escapando algo que a otros han sabido apreciar. Uno de estos autores que me sacan de quicio porque acabo sus libros sin entender qué es lo que ven otros lectores -con los que solemos coincidir en muchas reseñas de otras lecturas- que yo no, es Amélie Nothomb. De ella ya he leído Una forma de vida y me dejó indiferente. Sin embargo, Jorge (del blog Persiguiendo a dragones) me dijo que esa era una de sus obras menores e insistió en que le diera otra oportunidad. Para decidir la siguiente lectura me dirigí a su blog, a una utilísima guía de lectura de Amélie Nothomb que ha escrito, y de entre las que recomendaba elegí el que me llamó más la atención. Hoy os hablo de Estupor y temblores, de Amélie Nothomb.



Amélie Nothomb, hija de un diplomático belga, nació y pasó su infancia en Japón. Estamos ante una de las obras autobiográficas de la autora belga. Amélie estudió filología romántica en Bélgica y, al licenciarse, anhela volver a Japón. En Estupor y temblores narra su experiencia y el choque de culturas que sintió cuando volvió a este país y empezó a trabajar en la compañía Yumimoto. Allí en seguida conoce a la señorita Mori Fubuki, su jefa. Mori, aunque es una mujer preciosa y, en un principio, la principal aliada de Amélie, pronto las cosas se tuerzan y Mori empieza a hacerle la vida imposible, a acosarla, a humillarla y a degradarla. Pronto el sistema jerárquico de la compañía se descubre como una cadena en la que el superior humilla al subordinado sucesivamente.

Como todas las novelas de la escritora belga Estupor y temblores es un libro corto, pero el estilo directo, ágil y ameno de Nothomb hace que sea una historia muy potente e intensa. Conocemos en un principio a una protagonista inocente llena de ilusiones y anhelo de volver al Japón de su dulce infancia, sin embargo pronto se desengaña. En el ambiente opresivo de las oficinas de la compañía Yumimoto Amélie es traicionada por la que en un principio creía su mejor amiga en la empresa, de repente el ángel se quita la máscara y se convierte en un demonio. Lo que me llama más la atención es que la autora ha resistido la tentación de caer en el victimismo haciendo que la protagonista conserve una especie de admiración hacia la autora de sus desgracias que, aunque en algunos puntos me pareció excesiva y forzada, en otros me convenció.

Sin duda lo mejor de la novela es el personaje de Mori por su complejidad y por la capacidad de la protagonista de comprenderla, de entender su situación de mujer indefensa atrapada en los rígidos principios japoneses, de un ser asustadizo que se desahoga desesperadamente con ella. A través de la experiencia de la protagonista conocemos cómo trabajan los japoneses sin los derechos laborales más básicos, siendo la obediencia al superior jerárquico el pilar fundamental del mundo profesional, pasando por la curiosa manera que tienen los trabajadores de quejarse por el mal trato hacia un compañero. De hecho, el título hace referencia al antiguo protocolo imperial nipón, que establecía que, cuando uno se dirigía al Emperador, debía hacerlo con "estupor y temblores", ese respeto ilimitado e incondicional que pone los pelos de punta al lector.

Sin embargo, más allá del personaje de Mori y lo que me impactó la cultura japonesa en el ámbito profesional, es un libro que me ha dejado indiferente. Quizás se me escapa algo, quizás espero más cuando no debería o quizás, simplemente, Nothomb y yo no conectamos, pero sus novelas no consiguen aislarme de la realidad, desconectar de mi alrededor, dejarme sin aliento con sus escenas, sus personajes o su final. Sus protagonistas me desconciertan por lo impredecibles que son, pero no conecto con ellos. Esa pizca de humor en el tono de la narradora ante la depresiva realidad que vive, ante las tareas humillantes que le imponen y ante la perversidad que sufre de sus superior, me ha parecido forzada. Me gusta que el narrador de una historia se desnude, y con este narrador he tenido la sensación que me intentaba explicar su historia sin dejar de intentar convencerme que no fue triste, cuando los hechos son dramáticos.

En conclusión, Estupor y temblores sin duda me ha gustado más que la obra anterior que leí de la autora, pero sigue sin convencerme. Por un lado tiene un personaje complejo de los que no se olvidan y retrata una cultura muy diferente a la nuestra que realmente impresiona. Por el otro, el tono cómico y la dirección del libro en general me han alejado de la historia y de la protagonista, dejándome con un sabor agridulce al acabar la última de sus páginas.



 TE GUSTARÁ 
SI TE GUSTÓ
 PROS
  • El personaje de Mori, por su complejidad, por lo sabemos de ella y, sobretodo, por lo que no.
  • Las impactantes reflexiones sobre la cultura japonesa.
 CONTRAS
  • El tono cómico forzado.
  • No he conseguido conectar con la narradora y protagonista.
  • El final me ha dejado indiferente.
 LIBROS RESEÑADOS
DEL AUTOR

Comentarios

  1. Buenas tardes,

    Tampoco le des tantas vueltas, posiblemente no se te escape nada de Nothomb; simplemente su estilo no conecte con tus gustos y ya está.

    Yo sí disfruto de Nothomb, pero tampoco soy tan apasionado como otros lectores. Lo paso bien leyéndola y me gusta su estilo, nada más.

    Por poner otro ejemplo que nombras en la reseña, yo tampoco veo nada fantástico en Follet. Escribe novelones que se leen fácil, pero tampoco veo nada remarcable en su literatura. De adolescente devoré Los Pilares de la Tierra, pero hay libros que es mejor no volver a visitar y quedarse con su dulce recuerdo.

    En cualquier caso, he disfrutado tu reseña, enhorabuena.

    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  2. Es verdad que no somos precisamente almas gemelas..
    pero sinceramente dudo que si a ti este libro no te ha gustado, me vaya a gustar a mí
    así que de momento.. descartado
    un beesito
    PD. Nos tenemos que ver!! :)

    ResponderEliminar
  3. Pues aquí coindimos, Jan. Me gustó "Estupor y temblores" pero me quedé un poco indiferente, en plan "vale, está bien pero no había para tanto". No sé si porque me la habían recomendado como algo alucinante o quizás porque, pese a los rollos japoneses laborales, yo he estado en empresas más absurdas que esa. Bss

    ResponderEliminar
  4. Pues fíjate que a mi este libro si que me gustó, pero en cambio el personaje de Mori me pareció bastante insufrible.
    Vale que tampoco es una obra maestra, pero creo que para conocer un poco la situación laboral japonesa puede ser interesante. Sin dejar de lado el hecho de que es ficción, claro está.
    Después de esta novela hice caso de la guía de Jorge y me embarqué en Ni de Eva ni de Adán, pero claro, si ya llevas dos obras suyas y no te convence, no creo que tengas ganas de más.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. No me termina de llamar, y con la cantidad de pendientes que tengo hasta lo agradezco.

    Un abrazo ;)

    ResponderEliminar
  6. De esta autora intenté leer Ni de Eva ni de Adán y no fui capaz de terminarlo, no me gustó el estilo ni su protagonista. Después de leer tu reseña creo que seguiré sin darle una segunda oportunidad; hay autores que, por el motivo que sea, no nos convencen.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Todavía no me he estrenado con esta autora y por lo que leo de tus reseñas, si alguna vez me animo, no voy a ir con las expectativas altas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. A mi en cambio me gusta mucho Nothomb, de la que puede uno separar los libros que , como este, tienden a lo autobiográfico, de aquellos otros en los que se desmarca por las más pura ficción. Y es esa creo la diferencia que hay que hacer a la hora de proporcionar segundas oportunidades a esta mujer.
    A mi, personalmente, me gusta mucho en ambas vertientes, incluído el libro que hoy traes, pero no dejo de reconocer que está sobrevalorada en algunos sectores
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Este es el primer libro de la autora que quisiera leer porque hace años vi por casualidad una película que resultó ser basada en esta novela, y como me gustó tanto, pues me lo apunté. Eso sí, es, creo, la primera vez que veo que no le gustó tanto a alguien, así que tendré que probar yo para ver que tal :D.

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola!
    Tengo que reconocer, que aunque es una autora que me gusta, nunca me deja satisfecha al 100%. De sus obras autobiográficas tal vez sea esta la que más disfruté, de las que leí hasta el momento. Yo creo que no solo refleja como es el trabajo en las empresas japonesas, sino que refleja perfectamente como se trata a una mujer y más si es extranjera.
    Yo te recomiendo que le des otra oportunidad con uno de sus libros de ficción, puede convencerte más y además si es de los primeros libros que escribió, mucho mejor. Desde mi punto de vista son primeras novelas son las mejores y ahora parece que escribe por escribir, por publicar un libro al año. Te recomiendo mucho 'Las Catilinarias', una novela de ficción y de las primeras que escribió. Yo lo he leído este año y se ha convertido en mi libro favorito de la autora. Espero que si le das una oportunidad, lo disfrutes.
    Un beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario