Mi retorno al Cementerio de los Libros Olvidados.
La sombra del viento, de Carlos Ruiz Zafón



Todavía recuerdo aquel amanecer en que mi padre me llevó por primera vez a visitar el Cementerio de los Libros Olvidados. Desgranaban los primeros días del verano de 1945 y caminábamos por las calles de una Barcelona atrapada bajo cielos de ceniza y un sol de vapor que se derramaba sobre la Rambla de Santa Mónica en una guirnalda de cobre líquido. 

Mañana se acaba una espera insoportable para los seguidores de Carlos Ruiz Zafón; mañana sale a la venta El Laberinto de los Espíritus, la última parte de la tetralogía El Cementerio de los Libros Olvidados. Esta saga está formada por cuatro libros independientes y autónomos que comparten hilos argumentales, personajes y, evidentemente, el mismo cementerio de libros olvidados. Esta última aventura, de más de novecientas páginas, cierra el círculo que abrió, ya hace quince años, el libro que os traigo hoy. Convertido en best-seller mundial con más de diez millones de ejemplares vendidos en treinta y seis idiomas diferentes, hoy os traigo La sombra del viento, de Carlos Ruiz Zafón.


La historia arranca cuando en la Barcelona melancólica de la posguerra, una mañana el Señor Sempere lleva a su hijo, Daniel, a conocer un misterioso lugar: el cementerio de libros olvidados. Esta biblioteca secreta y laberíntica, custodiada por un huraño guardián, alberga una infinidad de libros que han caído en el olvido. Daniel, patidifuso ante el océano de tinta y papel que se despliega ante él, escucha a su padre, que le cuenta que en la primera visita a este lugar mágico es tradición llevarse un libro. Entonces Daniel se pierde entre las estanterías, los pasillos, los puentes y los montones infinitos de libros hasta que encuentra uno le llama inmediatamente la atención: La sombra del viento, de Julián Carax. Esa misma noche la pasa sin dormir leyendo apasionadamente la novela, y tanto le impresiona que decide investigar sobre este desconocido y enigmático escritor.

No soy muy dado a las relecturas. Hay tantos libros por leer y tan poco tiempo para hacerlo que releer un libro me parece como repetir un viaje pudiendo descubrir nuevos lugares del mundo. Sin embargo siempre hay alguna noticia, algún comentario, algún recuerdo que hacen que le entren a uno ganas de volver a vivir alguna historia. Me pasó con El Hobbit cuando se estrenó la película y me ha vuelto a pasar con la noticia de la publicación del último libro de la Saga El Cementerio de los Libros Olvidados. Os mentiría si os dijera que Ruiz Zafón despertó en mí la pasión por la lectura, pues ya me gustaba leer por aquel entonces. Pero lo que sí hizo este autor fue hacerme leer como un loco en la época de mi vida en que menos he leído; la adolescencia. Supongo que, como todo adolescente, en esta época tenía la cabeza ocupada en otras cosas. Pero aún recuerdo con qué devoción leía las novelas de Ruiz Zafón, cómo me impresionó Luces de septiembre, Marina, La sombra del viento o El juego del ángel. Aunque El prisionero del cielo me decepcionó profundamente, siempre he guardado como un tesoro lo que sentí leyendo sus novelas. A pesar de todo esto, a veces resulta ser cierto que una relectura te puede dar una sensación diferente a la que tuviste cuando, en otra época, leíste por primera vez una obra determinada. Son muchos los libros que en su momento me encantaron pero prefiero no volver a leer porque intuyo que mi yo de hoy se va a horrorizar. Pues más o menos esto me ha pasado esta vez.

Hay que reconocer que Ruiz Zafón sabe cómo poner un título a un libro. La fórmula de [Artículo + Nombre + De + Nombre], que el autor solo se ha saltado con Marina, le da resultado: sus títulos llaman la atención, así como sus portadas (la fotografía en blanco y negro de Catalá-Roca me pirra). Sin embargo, y más allá del marketing, si Carlos Ruiz Zafón sabe hacer algo es crear grandes escenarios. El cementerio de los libros olvidados, inspirado en la ya cerrada Librería Canuda (hoy una tienda Mango), es sencillamente uno de los mejores escenarios literarios que he conocido nunca. A través de esta relectura he vuelto a soñar con ser Daniel y descubrir todos su recovecos, perderme por sus paredes repletas de libros desordenados. Ruiz Zafón también revive una Barcelona mágica de mediados del siglo XX con una habilidad asombrosa que lleva al lector a desear viajar en el tiempo y explorar esta ciudad dotada de esa belleza discreta, extraña e irresistible que también tienen algunas mujeres cuando están tristes.

Ruiz Zafón es el Verne de mi generación. Con él soñamos, con él deseábamos ser el protagonista, vivir sus aventuras. Engancha desde la primera página, es imposible no caer en el embrujo que te propone esta lectura. Cuando pienso en La sombra del viento me viene a la cabeza la típica imagen de un niño absorbido en su libro bajo las mantas y a la luz de una linterna a las tantas de la noche. Es un libro de aventuras, con sencillos personajes que se enfrontan a grandes misterios y peligros en escenarios inolvidables que invitan a soñar. No me extraña que organicen tours de esta saga por Barcelona. De hecho esta obra parece un homenaje a la Ciudad Condal: la Rambla, Els Quatre Gats, l'Avinguda Tibidabo, la biblioteca del Ateneu, la Plaça Reial, el Call o la Catedral del Mar son solo algunos de los sitios que el lector visitará a través de las páginas trepidantes de este libro. Además, La sombra del viento tiene algo que a todos los lectores nos pierde: que habla de libros y la pasión por la lectura. Y ahí nos sentimos identificados, y queremos tener La sombra del viento (el escrito por Julián Carax) en las manos, y pasar una noche de insomnio, y hacernos con sus otras obras, y vaciar el cementerio de libros olvidados, y arrasar de paso también en la librería del señor Sempere, y... En fin, ya sabéis a lo que me refiero.


Sin embargo, en esta segunda lectura me he fijado en muchas cosas que, en la primera, por la edad y la emoción que sentía por las aventuras de Daniel tras la pista del misterioso escritor Julián Carax, no me había fijado. Lo que más me ha chirriado es que Ruiz Zafón cae en muchas incoherencias típicas de escritores noveles y sin experiencia alguna. No puede ser, por poner un ejemplo, que un niño de diez años hable con la elocuencia, el vocabulario y la madurez de un catedrático de sesenta años. No puede ser que una mujer que tiene y ha tenido siempre la llave de un apartamento lo abra a un adolescente desconocido con la única razón de cotillear qué hay dentro del apartamento, en vez de hacerlo sola o acompañada de alguien de confianza. Muchas de estas situaciones me hacían arrugar la nariz y negar con la cabeza.

No es lo único que no me ha acabado de gustar. Los personajes me han parecido planos, atrapados en unos estereotipos que el autor explota en demasía y que les impide evolucionar (o los lleva a ser personajes totalmente planos e insípidos, como el mismo protagonista). También se le ve el plumero al autor cuando introduce muchas frases de estas que yo llamo "para enmarcar" de manera forzada y poco natural. Ejemplo: "Pocas cosas marcan tanto a un lector como el primer libro que realmente se abre camino hasta su corazón". Aun siendo esta frase totalmente cierta no puedo con el "se abre camino hasta su corazón". Demasiado barato, demasiado naïf.

(Fans de La sombra del viento, por favor, no me lapidéis. Aunque no lo parezca soy de los vuestros).

En conclusiónLa sombra del viento es un libro que en su momento me hizo soñar e hizo pasármelo muy bien en la única época de mi vida que leía poco. Aunque en esta segunda lectura me he fijado en múltiples incoherencias, errores técnicos, estereotipos, personajes planos y, en general, la previsibilidad de toda la historia, es innegable que es una muy buena novela, que engancha al lector y lo lleva a descubrir una Barcelona extraordinaria y escenarios ya míticos de la literatura española.

A El laberinto de los espíritus solo le pido tres cosas:
1. Que no sea una historia insípida y de relleno como El prisionero del cielo.
2. Que no caiga en las incoherencias y los personajes planos de La sombra del viento.
3. Que nos siga asombrando con los grandes escenarios y personajes de El juego del ángel.


Y ahora, ¡corred insensatos! ¡A por la última entrega de la saga El Cementerio de los Libros Olvidados!
(Por cierto, me pregunto qué escribirá a partir de ahora Carlos Ruiz Zafón).



 TE GUSTARÁ 
SI TE GUSTÓ
 PROS
  • Engancha desde la primera página.
  • Los grandes escenarios que crea Ruiz Zafón: desde el cementerio de los libros olvidados hasta la mansión de la Avinguda Tibidabo el autor revive una Barcelona mágica.
 CONTRAS
  • Personajes planos, atrapados en estereotipos baratos.
  • La historia me ha resultado muy -demasiado- previsible.
  • Pequeñas incoherencias que me han hecho despertar repetidamente de la historia.
  • Frases "para enmarcar" introducidas con poca naturalidad.
 OTROS LIBROS 
DEL AUTOR
  • Luces de septiembre
  • Marina
  • El juego del ángel
  • El prisionero del cielo
  • ¡El laberinto de los espíritus!

Comentarios

  1. Lo de te gustará si te gustó me ha hecho mucha gracia jejeje en serio.... Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Me encantó en su momento, pero no me atrevo a volverlo a leer, creo que me pasaría igual que a tu. Los siguientes de la saga ya me parecieron mucho más flojos, y no creo que lea este último.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  3. Creo que ya hemos comentado alguna vez que aunque me gusta mucho la prosa de Carlos Ruiz Zafón, soy más fan de sus historias de antes de este libro, es decir, de antes de que fuese famoso, es decir, de la llamada trilogía de la niebla. Me quedo con lo que dices sobre que seguramente disfrutaste mucho más de la primera lectura que hiciste de esta novela porque era una época en la que leías poquito, en la que todavía no te habías vuelto (inevitablemente) un lector exquisito :-) Petons.

    ResponderEliminar
  4. Tu reseña me ha dado ganas de volver a leer La sombra del viento, libro que disfruté muchísimo en su momento, pero el paso del tiempo hace que las cosas se vean desde otra perspectiva y creo que no lo disfrutaría tanto.

    ResponderEliminar
  5. Soy como tu. Intento no releer. Lo he hecho en contadas ocasiones y como tú, me he dado cuenta de pequeños errores, pequeñas cositas que hacían enturbiar mi recuerdo, de ahí que en muchos de los casos deje de hacerlo.
    No he leído a este autor. El año que trabajé en la casa del libro fue uno de los más vendidos y ya no te digo los libros que se envolvieron el día de la diada de Sant Jordi. Madre mía!! parecía que no existía otro libro más. Y supongo que mi vena rebelde pensó que tampoco debía estar tan bien y lo dejé pasar.

    En la adolescencia, muchos dejamos de leer. No nos interesa tanto como otros temas. A mi la autora que hizo que volviera interesarme por la lectura fue Marian Keyes "reina" del chick-lit. :) :)

    MUAS!

    ResponderEliminar
  6. No lo he releído porque tengo el mismo miedo que tú: ¿y si esa novela de la que guardo tan buen recuerdo no me convence esta vez? Prefiero quedarme con el sabor que me dejó en su día y aprovechar el tiempo con libros que todavía no he leído.

    Una abraçada.

    ResponderEliminar
  7. Yo lo leí hace un par de años, con mis 30 y pico de años, y me fascinó!! Al igual que El juego del Ángel... Muchos piensan que este segundo libro no es tan bueno como el primero, pero yo creo que es igual de bueno... las tres entregas tienes sus particularidades y su encanto. No he hecho una segunda relectura (aunque debería para poder leer como toca esta última parte), pero creo que aunque lo hiciera no me fijaría en aspectos tan técnicos. Creo sinceramente que su prosa es exquisita y rica y la trama increíble.
    Ya veremos que nos depara esta última entrega!! Espero que pueda cumplir con las expectativas de sus fans... aunque satisfacer a todos creo que es un imposible.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  8. Yo no me acuerdo apenas de qué iba, en parte porque lo leí hace mucho y en parte porque en su momento no me pareció que mereciera todas las alabanzas que estaba recibiendo. Me decepcionó y nunca me planteé seguir leyendo sus continuaciones. Y en general tampoco me han gustado demasiado las demás obras que he leído del autor (Marina y su Trilogía de la niebla). Quizá Marina se salve un poco, pero se me hicieron largas.

    ResponderEliminar
  9. Lo leí hace ya años y aunque me gustó, no me gustó tanto como esperaba por las buenas recomendaciones que me habían dado. Como bien señalas, personajes planos y una historia previsible y con incoherencias. No me he animado a leer los siguientes y a esta altura, no creo que lo haga.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Excelente libro este , se los puedo recomendar el mismo lo lei en esta web, http://descargarepubgratis.org/ , la cual contiene un excelente Contenido tanto en libros,Ebooks y Epubgratis, no olviden unirse a la web.

    ResponderEliminar
  11. A mí me gustó "La sombra del viento" , tengo buen recuerdo del libro. Con "El juego del ángel" no me sucedió lo mismo, así que ahí dejé la saga. Y lo cierto es que no creo que la continue, aunque con los libros, nunca se sabe.

    ResponderEliminar
  12. Menos mal que acaba la tetralogía, porque ya no da más de sí. De hecho, tengo la sensación de que Ruiz Zafón sigue escribiendo lo mismo desde hace un par de décadas: misterio, anocheceres, cementerios, ciudades solitarias, buenos y malos... Lo que se dice original, no es.

    Estoy dispuesto a aceptar que es un buen autor de literatura juvenil, pero no de gran literatura. Hay una excepción y es justamente este libro, con un comienzo brutalmente emotivo y una historia bien desarrollada. Otra cosa son lo personajes, cuyo supuesto misterio esconde una planicie bastante aguda.

    Pudiendo releer a Borges, a Zwegi, a Camus...

    ResponderEliminar
  13. Guardo un gran cariño de él. Está entre mis libros favoritos. No sé si una relectura enturbiaría ese buen recuerdo, en cualquier caso, prefiero no averiguarlo. De todas formas no soy dado a releer un libro. La máquina de soñar siempre pide cosas nuevas.

    Un abrazo ;)

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola! Me ha gustado tu blog y ya tienes una nueva seguidora ;) Me quedo por aquí y espero que puedas pasarte por mi blog y quedarte.
    Nos leemos. Kisses ^^

    ResponderEliminar
  15. Me encanta cómo escribes tus reseñas, yo este libro lo tengo pendiente aún, a ver si me engancha tanto como a ti. Un saludo.
    Mery
    http://merysintacones.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  16. Yo leí un libro. "Marina" y me pareció flojísimo. No creo volver a leer nada de él. Puro nombre y nada mas. Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada